Hernán Cortés: qué estudió el conquistador español y en dónde

Cortés llegó a lo que ahora es México en 1519, luego de iniciar una expedición desde Cuba

Hernán Cortés logró someter a los mexicas gracias a sus alianzas con los pueblos que tenían sometidos.  Foto: INAH
Hernán Cortés logró someter a los mexicas gracias a sus alianzas con los pueblos que tenían sometidos. Foto: INAH

Hernán Cortés ha sido uno de los personajes de la historia de México que más polémica ha causado, pues fue quien encabezó la conquista de México. El conquistador español, logró someter a los pueblos indígenas del territorio que ahora se conoce como México, y anexarlos al reino de España.

Cortés fue nombrado el primer marqués del Valle de Oaxaca, y también fue gobernador de la Nueva España. Tuvo una gran determinación militar y diplomática, con pocos hombres y escasos medios, sin embargo, aún así logró dominar a los pueblos indígenas, formando alianzas con los pueblos que los Mexicas tenían bajo su dominio.

Cortés nació en Villa de Medellín (Extremadura, España), en 1485, aproximadamente a finales del mes de junio. Fue hijo de Martín Cortés de Monroy y Catalina Pizarro Altamirano. Según el portal Noticonquista, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los biógrafos del conquistador español coinciden en que estudió Latín y Derecho en la Universidad de Salamanca, en España. Sin embargo, no concluyó sus estudios, pues tras dos años decidió abandonarlos para, en 1504, embarcarse rumbo a Las Indias, recién descubiertas por Cristóbal Colón, en donde se estableció primero como escribano y posteriormente como terrateniente en La Española, actual Santo Domingo.

Para 1511 Cortés participó en la expedición a Cuba, como secretario del gobernador Diego Velázquez, y tras casarse con la cuñada de este, fue nombrado alcalde de la nueva ciudad de Santiago. Para 1518, Velázquez puso a Cortés al mando de una expedición a Yucatán. Sin embargo, el gobernador de Cuba sentía desconfianza del próximo conquistador, a quien ya había encarcelado en alguna ocasión por traidor, lo que hizo que lo relevaran antes de su partida.

Cortés llegó primero a la isla de Cozumel, para después adentrarse en Tabasco. Foto: Cuadro «La Llegada», de Augusto Ferrer-Dalmau
Cortés llegó primero a la isla de Cozumel, para después adentrarse en Tabasco. Foto: Cuadro «La Llegada», de Augusto Ferrer-Dalmau

Aunque fue advertido de su destitución, Cortés no escuchó las órdenes y en 1519 se adentró en el mar con 11 naves, unos seiscientos hombres, un puñado de caballos y piezas de artillería. Primero llegó a la isla de Cozumel, y posteriormente se adentró a Tabasco, en donde derrotó a distintos pueblos indígenas, de quienes recibió como ofrenda a algunas mujeres y objetos. Entre las mujeres, recibió a Malinalli, quien fue renombrada como Marina, y también se le conoce como La Malinche, quien gracias a su inteligencia fue pieza clave para el dominio español, pues fue usada como traductora de Cortés con los pueblos indígenas. Esta última también se convirtió en la amante y consejera de Cortés, con quien posteriormente tendría un hijo.

Ya en Tabasco, tuvieron conocimiento de la existencia de un pueblo hacia el poniente, que los indígenas de la zona denominaban México. Cortés bordeó la costa mexicana y entabló contacto con embajadores de Moctezuma, quien era emperador del imperio mexica y quien denegó el permiso para que le visitara en Tenochtitlan, la capital.

Fundó la ciudad de Veracruz, desafiando al gobernador Velázquez, y se proclamó capitán general, desvinculándose del mandatario de Cuba.

También tomó ventaja de las diferencias que había entre los pueblos dominados por el imperio mexica, aliándose militarmente con ellos, y sumó apoyos entre la mayoría de sus capitanes y tropas, quienes soñaban con las enormes riquezas que podían encontrar camino a la conquista de Tenochtitlan.

El conquistador Hernán Cortés estudió leyes y latín.  (Foto: INAH)
El conquistador Hernán Cortés estudió leyes y latín. (Foto: INAH)

Ante el nombramiento de Diego Velázquez como adelantado de Yucatán, Cortés envió a la corte los mejores tesoros, obtenidos en sus conquistas, para obtener el favor del rey. Decidió inutilizar sus naves para evitar la fuga de sus hombres, quienes podrían cuestionar su apoyo y revelarse frente a la legalidad de gobernador de Cuba.

En agosto de 1519 Cortés se dirigió al interior y llegó al mando de su ejército totonaca-español al territorio de la República Tlaxcala, que tenía una organización política muy distinta, y mantenía diferencias constantes con Tenochtitlan. Tras diversos enfrentamientos entre españoles y tlaxcaltecas, desfavorables para los indígenas, su senado detuvo la guerra y ofreció paz a Cortés. Con este acuerdo, se llegó a la conclusión de formar una alianza, lo cual sería clave para la derrota y conquista del imperio mexica.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR