Unos 200 migrantes fueron detenidos en Querétaro y Guanajuato

La “revisión de control migratorio” se hizo con “estricto respeto a los derechos humanos”, aseguró el INM, dependencia que ha recibido críticas por su trato a los migrantes y por pedir a pasajeros de autobuses que acrediten su nacionalidad mexicana

Fotografía de archivo que muestra a migrantes centroamericanos que se dirigen a Estados Unidos viajando en un camión (Foto: EFE/Luis Villalobos)
Fotografía de archivo que muestra a migrantes centroamericanos que se dirigen a Estados Unidos viajando en un camión (Foto: EFE/Luis Villalobos)

Autoridades mexicanas detuvieron a casi 200 migrantes indocumentados en Querétaro y Guanajuato, estados del centro del país, que viajaban en autobuses, según informó este lunes el Instituto Nacional de Migración (INM).

El INM en Querétaro “identificó -de manera preliminar- entre 80 y 100 personas migrantes de origen guatemalteco que viajaban de manera irregular en un autobús rumbo a Estados Unidos”, indicó este organismo en sus redes oficiales.

Tres personas quedaron a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR) en el estado, añadió el INM, que depende de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Por separado, el instituto migratorio reportó en las últimas horas la detención de 92 migrantes de Cuba y Nicaragua, entre las que había 10 menores de edad, en el estado de Guanajuato, vecino de Querétaro.

La “revisión de control migratorio” se hizo con “estricto respeto a los derechos humanos”, aseguró la dependencia, que ha recibido críticas por su trato a los migrantes y por pedir a pasajeros de autobuses que acrediten su nacionalidad mexicana.

Migrantes descansan antes de retomar su marcha en caravana rumbo a la capital, en un punto de la carretera del municipio de Huehuetán, en el estado de Chiapas (Foto: EFE/ Juan Manuel Blanco)
Migrantes descansan antes de retomar su marcha en caravana rumbo a la capital, en un punto de la carretera del municipio de Huehuetán, en el estado de Chiapas (Foto: EFE/ Juan Manuel Blanco)

Estas capturas ocurren mientras la región afronta un flujo inédito de migrantes, con 147.000 indocumentados detectados por el INM de enero a agosto, el triple de 2020. Además, las cifras de arrestos en la frontera de Estados Unidos con México alcanzaron en el pasado año fiscal cifras nunca vistas hasta ahora, con más 1,7 millones de inmigrantes detectados por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés).

El secretario de la Defensa Nacional de México, Luis Crescencio Sandoval, detalló la semana pasada que existen más de 28.600 efectivos de las Fuerzas Armadas desplegados en la frontera norte y sur, que han detenido a cerca de 33.700 migrantes en el último mes.

El jefe del Ejército expuso entonces que han identificado tres rutas principales: la del Pacífico, la del Golfo de México y la del centro del país, región en la que están Querétaro y Guanajuato. Los operativos recientes del INM han sobresalido en los últimos días por su magnitud.

Militares y la Guardia Nacional detuvieron el 8 de octubre a 652 migrantes, 355 de ellos menores de edad, que viajaban hacinados en tres camiones en una carretera de Tamaulipas, estado fronterizo del noreste.

Días antes, el 6 de octubre, el INM deportó a 129 migrantes haitianos, que han llegado en grupos de miles en el último par de meses para buscar refugio en Estados Unidos.

(Foto: REUTERS/Jacob Garcia)
(Foto: REUTERS/Jacob Garcia)

Estas detenciones se producen mientras que en el suroriental estado de Chiapas una caravana conformada por miles de migrantes -que salió el sábado de la fronteriza Tapachula- busca avanzar hacia la Ciudad de México.

En torno a un centenar de efectivos de la Guardia Nacional, el ejército y el Instituto Nacional de Migración y al menos un autobús esperaban al grupo en la carretera unos kilómetros antes de Huixtla, una zona donde han sido disueltos los anteriores grupos que salieron de la ciudad de Tapachula, en la frontera con Guatemala, en los últimos meses.

En agosto, alguno de estos operativos fueron denunciados por organizaciones internacionales por el uso excesivo de la fuerza, pero el lunes el gobierno mexicano aseguró que se respetarían los derechos humanos.

“Se va a actuar con prudencia, respetando de los derechos de las personas” y con apego a la ley, garantizó el canciller Marcelo Ebrard al ser preguntado al respecto en una conferencia de prensa y tras lamentar que los migrantes estén siendo alentados a caminar hacia Estados Unidos mediante engaños.

Este último grupo de migrantes, el más numeroso en meses, comenzó a caminar el sábado y estaba conformado principalmente por migrantes de Honduras y El Salvador, muchos acompañados por niños pequeños. El lunes muy temprano salieron desde la localidad de Huehuetán, donde habían pasado la noche.

A diferencia de caravanas anteriores, la que partió el sábado de Tapachula no incluía tantos migrantes haitianos, miles de los cuales llegaron a la frontera sur de Estados Unidos, a la altura de Del Rio, Texas, en septiembre. Miles fueron devueltos a Haití, otros al sur de México y también hubo muchos que fueron liberados dentro del territorio estadounidense.


Con información de EFE y AP


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR