Ejecución del “Tigre”: gobierno de Tamaulipas tiene pendiente la captura de tres objetivos prioritarios

En una lista de 14 personas relacionadas con la violencia en el estado, sólo tres nombres faltan por tachar

(Foto: FGJ Tamaulipas)
(Foto: FGJ Tamaulipas)

El gobierno de Tamaulipas, encabezado por Francisco Javier García Cabeza de Vaca, se fijó detener a 14 criminales prioritarios, de los cuales ha logrado capturar a 11.

El último nombre tachado de aquella lista es el de Ariel Treviño, Javier Enrique Hernández y/o Francisco Hernández Martínez, alias el Tigre, quien fue abatido la noche del viernes durante un enfrentamiento entre los Escorpiones del Cártel del Golfo —facción que encabezaba en Matamoros— y militares.

Uno de los pilares de la estrategia de seguridad de García Cabeza de Vaca ha estado enfocada en la captura de los llamados objetivos prioritarios definidos por el propio mandatario estatal como los delincuentes de mayor peligro en el país.

La organización más golpeada ha sido el Cártel del Noreste, le sigue el Cártel del Golfo y por último los Zetas.

Juan Gerardo Treviño Chávez, alias el Huevo, es uno de los criminales que siguen en libertad. Este hombre, por quien la Fiscalía General de Justicia del Estado ofrece 2 millones de pesos es la cabeza principal del Cártel del Noreste.

De los nombres pendientes por tachar también se encuentra Pablo Misael Ramos Lara, Pantera 24. Es un sicario que ha trabajado para el Cártel del Golfo en el municipio de Jiménez. Esta relacionado con los delitos de narcotráfico, secuestro y extorsión. Por último, el hombre identificado como Ariel Zamora Casados, alias el Campesino, por quien también se ofrece 2 millones de pesos.

Últimas detenciones y asesinatos

El pasado mes de septiembre, Martín Rodríguez Barbosa, el Cadete, líder del Cártel del Noreste, fue detenido por agentes del Ejército mexicano en Tamaulipas.

Al momento de su captura, Rodríguez Barbosa viajaba en caravana en compañía de su escolta personal, quienes comenzaron un enfrentamiento contra elementos de la Sedena.

Presuntamente, más de una decena de los guardias del capo fueron abatidos tras la refriega que se habría registrado el pasado 6 de septiembre por la tarde en la colonia la Sandía. Entre los caídos también estaría el comandante Negro y/o Moreno.

Tras el arresto, fuerzas del Cártel del Noreste se movilizaron en la ciudad fronteriza y causaron narcobloqueos en vialidades principales, quema de vehículos, así como ataques contra fuerzas de seguridad. El terror se desató una vez más en la región. Como saldo se reportó el decomiso de 16 armas largas, tres rifles Barret calibre .50, diversos cargadores y cartuchos.

El Cadete es ubicado como un ex policía ministerial que se unió a la célula derivada de los Zetas en la entidad.

Actualmente se le consideraba como parte de los responsables de la seguridad de Juan Gerardo Treviño Chávez, el Huevo Treviño, máximo jefe del Cártel del Noreste.

Martín Rodríguez Barbosa, objetivo prioritario del gobierno de Tamaulipas fue captura el pasado lunes (Foto: Especial)
Martín Rodríguez Barbosa, objetivo prioritario del gobierno de Tamaulipas fue captura el pasado lunes (Foto: Especial)

Este viernes, el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, confirmó la muerte de Ariel Treviño, alias el Tigre, líder de los Escorpiones del Cártel del Golfo.

“Confirmada la identidad de Ariel Treviño “El Tigre”, uno de los agresores abatidos en los hechos de #Matamoros. El @gobtamreitera utilizará todos los recursos a su alcance y no escatimará esfuerzos en el combate a los grupos delictivos. No habrá tregua contra los violentos”, escribió en Twitter.

(Foto: Twitter/fgcabezadevaca)
(Foto: Twitter/fgcabezadevaca)

El Tigre murió durante un enfrentamiento entre criminales y Fuerzas Armadas que dejó al tres sicarios y un civil muertos, además de cuatro detenidos.

Durante la noche hasta la madruga de hoy, la psicosis se apoderó de la localidad del estado de Tamaulipas, que vivió una velada cargada de tensión con esporádicos tiroteos y agresiones a militares.

Se informó que mientras personal militar y policías estatales realizaban labores de vigilancia, fueron agredidos por los tripulantes de varios vehículos, a los cuales les marcaron el alto.

Los presuntos criminales iniciaron un intercambio de disparos que derivó en varios minutos. Para evitar la llegada de refuerzos policíacos, los sicarios lanzaron poncha llantas y bloquearon 15 puntos distintos de la ciudad, incluyendo los accesos a carreteras que conectan a Matamoros con Nuevo Progreso y Valle Hermoso, así como quema de tres vehículos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR