La UIF ya investiga a los mexicanos señalados en los Pandora Papers, la mayor filtración sobre documentos financieros

La investigación periodística global arroja a 41 personajes mexicanos que movieron alrededor de 480 millones de dólares a jurisdicciones offshore

Santiago Nieto Castillo, jefe de la UIF (Foto: Cuartoscuro)
Santiago Nieto Castillo, jefe de la UIF (Foto: Cuartoscuro)

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) advirtió este domingo que ya empezó una indagación hacia los personajes mexicanos mencionados en la investigación global Pandora Papers, que consta de casi 12 millones de documentos filtrados, que dieron pie a la mayor colaboración periodística en la historia, en la que este domingo el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) revela los secretos financieros de 35 jefes y ex jefes de Estado, más de 330 funcionarios públicos en más de 90 países, así como un amplio abanico de celebridades, deportistas y empresarios.

Los documentos filtrados provienen de 14 firmas proveedoras de servicios offshore instaladas en varios países. Estas firmas incorporan sociedades pantalla y otros escondites en paraísos fiscales para sus clientes, a quienes generalmente buscan mantener sus operaciones financieras en las sombras.

En los Panadora Papers aparecen miles de mexicanos. De ellos, 41 movieron alrededor de 480 millones de dólares a jurisdicciones offshore.

Tras la publicación de la investigación periodística, el titular de la UIF, Santiago Nieto advirtió: “Hemos visto la investigación periodística denominada Pandora papers. La #UIF ya inició la investigación en México, cumpliendo con el compromiso del Presidente @lopezobrador_ de combatir corrupción. Por ello insistimos que es necesario avanzar en identificar beneficiarios finales”, fue el mensaje que emitió a través de su cuenta de Twitter.

(Twitter: @SNietoCastillo)
(Twitter: @SNietoCastillo)

Cabe señalar que entre los más de 3.000 mexicanos identificados destacan nombres como los de Germán Larrea (dueño de la minera más grande del país), María Asunción Aramburuzabala (heredera de la cervecería modelo) y Olegario Vázquez Aldir (cabeza del Grupo Empresarial Ángeles), cuyas fortunas suman en conjunto más de 30.000 millones de dólares.

La filtración abre la puerta de la bóveda secreta de los multimillonarios, en un país donde la recaudación de impuestos es de las más bajas del mundo y la evasión fiscal causa pérdidas del 4% del PIB, según organismos internacionales.

Y es que tener inversiones offshore no es un delito, pero eludir el pago de impuestos sí tiene un impacto económico y social, asociado a la concentración de la riqueza y la desigualdad. “Los mayores perdedores son los sectores más vulnerables de la sociedad, quienes dependen de que haya seguridad social y servicios públicos de calidad”, comentó a la investigación Chuck Collins, autor de Los acumuladores de riqueza: cómo los multimillonarios pagan millones para ocultar billones, “todo ese sistema sufre cuando los ricos no pagan su parte”.

Los impuestos de los mexicanos más ricos han estado en el ojo del huracán en los últimos años. La organización Fundar dio a conocer que durante los Gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, el fisco perdonó el pago de 567,8 millones de pesos (unos 28 millones de dólares) a seis de los 10 empresarios más acaudalados del país. Entre los señalados estaba María Asunción Aramburuzabala, una de las mujeres más influyentes de México y acreedora de 10 premios empresariales internacionales. “Nunca me he visto a mí misma en términos de dinero o poder, soy una mujer normal”, dijo Aramburuzabala, heredera del Grupo Modelo, el fabricante de la cerveza Corona, en una entrevista a Forbes en 2016.

Por lo menos 11,3 billones de dólares están ocultos en el mundo offshore, según un estudio publicado en 2020 por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Debido a la complejidad y el nivel de secretismo, resulta imposible saber cuántos de esos recursos están ahí por evasión de impuestos u otros delitos, y cuántos han sido reportados ante las autoridades tributarias.

También, de acuerdo con la OCDE, México recaudaba en 2019 un 16,5% del PIB en impuestos, por debajo del promedio del 22,9% en América Latina y del 33,8% que se registra en las principales economías del mundo. El año pasado, el Servicio de Administración Tributaria calculó que la evasión del impuesto sobre la renta equivalía a una quinta parte del gasto público anual, unos 1,4 billones de pesos. Más de la mitad de la sangría provenía de los grandes contribuyentes. “¿Cómo se da el dinero de un país saqueado a un paraíso fiscal y no pasa nada y es normal?”, cuestionó Andrés Manuel López Obrador. “Es inmoral”, sentenció el presidente en su conferencia mañanera del 20 de agosto de 2020.

Dos años antes, López Obrador creó el Consejo Asesor Empresarial con ocho hombres de negocios que le aconsejarían sobre el rumbo económico del país. Pero, incluso entre los empresarios que asesoran al presidente hay quienes han recurrido a empresas offshore. Olegario Vázquez Aldir, director ejecutivo de Grupo Empresarial Ángeles (GEA), abrió ocho compañías opacas en las Islas Vírgenes Británicas entre 2010 y 2011, asociadas directamente a él o a sus familiares más cercanos, según arroja la revelación.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) alerta de que el 1% de los mexicanos más ricos concentra el 29% de los ingresos del país y las 50 empresas más grandes representan alrededor del 40% del PIB.

“Las grandes empresas y los dueños de negocios en América Latina son en parte responsables de mantener baja la tributación efectiva y de alejar los sistemas fiscales de impuestos más progresivos, a través de su proximidad al poder político”, asevera el PNUD en un informe publicado en junio. Naciones Unidas señala que las grandes fortunas presionan a los Gobiernos para bloquear reformas tributarias que los perjudiquen y exigir condonaciones y subsidios a su favor, en detrimento de sectores que necesitan esos recursos.

México pierde cada año más de 8.250 millones de dólares en impuestos por el abuso de jurisdicciones offshore, según Tax Justice Project. Es el tercer país de América Latina que más ingresos pierde, solo detrás de Brasil y Colombia. Mientras se abre la bóveda secreta de los multimillonarios con cada filtración, en una línea que va desde los Papeles de Panamá hasta los Papeles de Pandora, el negocio de la economía en las sombras sigue al alza. “El número de superricos crece en el mundo, el número de familias de alto nivel adquisitivo sigue aumentando, entonces el sector (offshore) también está creciendo”, advierte Collins. “Y la cantidad de riqueza que se está escondiendo también está creciendo”, sentencia.


Con información de Elías Camhaji (El País), Andrea Cárdenas (Quinto Elemento), Mathieu Tourliere (Proceso), Peniley Ramírez y Claudia Ocaranza (Univisión)


SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR