Conagua alertó sobre posible desbordamiento del río Atoyac en Puebla

La Conagua y Protección Civil emitieron alerta para estas siete poblaciones de la entidad

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El río Atoyac, en Puebla, se une a la lista de los afluentes de México que, derivado de las intensas lluvias, están a punto de desbordarse. Así lo informaron la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la coordinación estatal de Protección Civil, quienes emitieron alerta para siete poblaciones de la entidad.

Y es que la presa Manuel Ávila Camacho, conocida como Valsequillo Balcón del Diablo, se encuentra al 99.37% de su capacidad, lo que podría ocasionar el desbordamiento del río Atoyac, también conocido por ser uno de los más contaminados del país, según estudios de la Asociación Dale la Cara al Atoyac.

“En caso de que el embalse comience a verter hacia el río Atoyac, es posible que se incremente su nivel en los poblados de El Calvario, Tzicatlacoyan, Atoyatempan, Molcaxac, Huatlatlauca, Coatzingo y Copalcotitla”, anunció la Conagua en un comunicado oficial.

De acuerdo con los registros de captación de agua que se han venido observando durante los últimos días, es posible que llegue a su capacidad máxima de almacenamiento del 100% y comience a verter sus aguas por el río Atoyac (Alto Balsas), lo cual no implica riesgos en la seguridad de la presa.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Ante ello, la Comisión hizo un llamado a las autoridades municipales y estatales, así como a los cuerpos de Protección Civil para que implementen medidas preventivas que permitan minimizar cualquier riesgo ante el posible incremento de los niveles de agua.

Importancia del río Atoyac

El río Atoyac es el nombre con el que se conoce al río Balsas a su paso por los estados de Puebla y Tlaxcala. Se forma en la Sierra Nevada, en el estado de Puebla; asimismo, entra en el territorio del estado de Tlaxcala, de donde vuelve al territorio poblano para regar el valle de Puebla-Tlaxcala.

A pesar de su importancia, se estima que está contaminado por 50 municipios de Tlaxcala y Puebla, que descargan sus aguas residuales al aire libre, y por industrias que no cuentan con plantas de tratamiento o no funcionan adecuadamente.

Lo anterior ha ocasionado que este afluente tenga al menos 25 sustancias nocivas y sea un foco de infección que provoca enfermedades como hepatitis, cáncer y cólera.

75 presas en México han excedido el 100% de su capacidad

Bajo este tenor, la Conagua reportó que hay 75 presas en México que tienen 100% de llenado e incluso sobrepasan su capacidad.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

La temporada de lluvias ha causado grandes estragos a lo largo del país y la posibilidad de que siga interfiriendo en la cotidianeidad de las y los mexicanos es una realidad con lo declarado por la Comisión recientemente.

La preocupación de la dependencia proviene de que están al límite de su capacidad la mayor parte de los vasos que se encuentran en el centro del país, tales como los de Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Veracruz, por lo que la posibilidad de que cause estragos en la población es latente.

“Debido a que los escurrimientos recientes se registraron sobre todo en el sur, oeste y centro de México, los embalses con mayor captación fueron: Infiernillo, ubicada en Michoacán; La Angostura y Malpaso, en Chiapas y pertenecientes al sistema hidroeléctrico del río Grijalva; El Cajón, en Nayarit; Lago de Chapala, en Jalisco; Temascal, en Oaxaca, así como Zimapán, en Hidalgo” se podía leer en el informe.

A pesar de esta recuperación, la Comisión también afirmó que el déficit del Sistema Cutzamala, que abastece la cuarta parte del agua que requiere el Valle de México, aún se coloca en 18.7% con respecto a la media histórica, pues en los últimos siete días el incremento solo fue de 23.6 millones de metros cúbicos.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR