Conagua alertó que 64 presas están en su máxima capacidad de almacenamiento

En caso de huracanes o fuertes lluvias, las poblaciones cercanas a estas cuencas están en riesgo por desbordamientos

Cuenca del Lerma Santiago Pacífico, en Michoacán (Foto: Sistema Nacional de Información del Agua)
Cuenca del Lerma Santiago Pacífico, en Michoacán (Foto: Sistema Nacional de Información del Agua)

Los ciclones tropicales que han azotado a diversos estados del país en las últimas semanas dieron un giro de 180 grados en el Monitor de Sequía de México. Y es que el oscuro panorama de inicios de 2021 por el déficit de agua en los mantos acuíferos se convirtió en un riesgo de desbordamiento por la amenaza de fuertes lluvias en sus localizaciones en los próximos días.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), hasta el pasado 14 de septiembre se registró que 64 de las 210 grandes presas del país se encuentran a su máxima capacidad de almacenamiento; es decir, por encima del 100 por ciento de llenado. Así lo explicó en videoconferencia Jesús Heriberto Montes Ortiz, gerente de Aguas Superficiales e Ingeniería de la Conagua.

“El 100 por ciento de llenado es un nivel ordinario, hay otro nivel de llenado máximo y hay uno más que es la corona, por ello si está al 100 por ciento de llenado no es porque se esté desbordando, por ello en las presas de vertedor libre se descarga continuamente los niveles y no se deja que lleguen a rebasar la corona”

Estas reservas hídricas están en cuencas de 16 estados del norte, sur, centro, occidente y Golfo de México.

Presa El Guineo, en Guerrero (Foto: Sistema Nacional de Información del Agua)
Presa El Guineo, en Guerrero (Foto: Sistema Nacional de Información del Agua)

Las que están en mayor estado de alerta son la presa La Calera, construida en la cuenca del Balsas, en Guerrero, con un nivel de llenado de 139%; la de Tepuxtepec, de la cuenca del Lerma Santiago Pacífico, en Michoacán, con 121%; la presa Revolución Mexicana, conocida también como El Guineo, ubicada en Guerrero, está a 114 por ciento.

Otras siete tienen registros de entre 105% y 109% de llenado. Son la presidente Benito Juárez, también conocida como El Marqués, en Oaxaca; Santiago Camarena, mejor conocida como La Vega, en Jalisco; Juan Sabines, conocida como El Portillo, Chiapas; Aurelio Benassini, mejor conocida como El Salto o Elota, en Sinaloa; Solís en la cuenca del Lerma en Guanajuato; San Andrés Tepetitlán, Estado de México y San José en San Luis Potosí.

El estado que concentra más presas a su máxima capacidad es Jalisco con 12; luego le sigue Zacatecas, con nueve; después Michoacán, con siete; Aguascalientes y Guerrero, tienen cinco; Durango y Estado de México, con cuatro; y Hidalgo con tres.

(Foto: Conagua)
(Foto: Conagua)

Sin embargo, Montes Ortiz aseguró en entrevista para La Razón que todas las mencionadas se encuentran bajo control, aunque hay posibles riesgos de desfogue en caso de que se presente un huracán.

“Estamos muy pendientes de cada presa, porque el objetivo es prevenir que el agua llegue a la corona y cause un desastre entre la población, pero también depende mucho de las condiciones meteorológicas. En este momento no hay problema, pero todo puede cambiar si llega un huracán”

A pesar de ello, expertos sí ven un peligro latente ante el aumento del llenado en las presas. Fabiola Sosa Rodríguez, investigadora de la UAM Azcapotzalco señaló que la población no puede estar cercana a las presas de manera irregular, como en el caso de Tula, en Hidalgo, que generó graves inundaciones.

“Las autoridades deben trasladar a todas esas poblaciones que están cercanas a las presas a otros lugares para evitar riesgos, no se debe permitir la instalación de viviendas o industrias cerca de presas, ya que corren un gran riesgo por los constantes desfogues que se hacen”
Equipos de rescate evacuan a residentes en botes por calles inundadas luego de fuertes lluvias en el municipio de Tula de Allende, que dejaron muertos y heridos (Foto: Reuters)
Equipos de rescate evacuan a residentes en botes por calles inundadas luego de fuertes lluvias en el municipio de Tula de Allende, que dejaron muertos y heridos (Foto: Reuters)

La experta detalló que para evitar algún incidente debe haber una coordinación entre Protección Civil, autoridades locales y Federación para dar avisos previos y evitar desgracias, sin embargo aclaró que también se deben realizar desfogues previos y no hasta que ya están al tope de su capacidad.

Por su parte, José Luis Luege Tamargo, ex director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México y consultor en temas hídricos aseguró que por años la corrupción y negligencia de las autoridades fue de permitir asentamientos en zonas de riesgo, y ante los fuertes efectos del cambio climático, el llenado de presas son un factor de peligro para su integridad.


SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR