“Ha sido la semana más difícil”: AMLO vio panorama complejo ante desastres naturales

En la última semana, diversas regiones del país han padecido los estragos de los desastres naturales, situación que, según indicó el mandatario, ha significado un reto de gran magnitud para su administración

Un hombre camina junto a un vehículo que permanece atrapado en una inundación producida por fuertes lluvias, el 9 de septiembre de 2021, en la ciudad de Tula, en Hidalgo (México). EFE/ José Méndez
Un hombre camina junto a un vehículo que permanece atrapado en una inundación producida por fuertes lluvias, el 9 de septiembre de 2021, en la ciudad de Tula, en Hidalgo (México). EFE/ José Méndez

La manifestación de diversos fenómenos naturales ha tenido mayor relevancia en México durante la última semana. Luego de los estragos causados por las lluvias constantes, sismos y ciclones, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que ha sido la semana más complicada desde que tomó posesión de su cargo. El motivo principal es la cantidad de recursos humanos que ha tenido que movilizar para auxiliar a las personas damnificadas.

Esta semana yo creo que ha sido la más difícil para los que nos cuidan, para los de Protección Civil, tanto del ejército por la aplicación del plan DN-III, los marinos con su plan Marina, muchos civiles y gobiernos estatales y municipales (...) estamos padeciendo de inundaciones, temblores. Ha sido una semana difícil, pero así es la naturaleza. Tiene sus fortalezas, tiene esa fuerza que a veces destruye”, declaró a través de un video grabado desde el estado de Sinaloa y difundido en sus redes sociales.

Desde los primeros días de la semana más reciente, las lluvias intensas se hicieron presentes en diversas regiones de la República. Sin embargo, el fenómeno superó la capacidad del Río Tula, en el estado de Hidalgo, provocando que se desbordara e inundara varias colonias del municipio la madrugada del martes 7 de septiembre. En algunos lugares, el nivel del agua alcanzó los dos metros de altura, pero sus perjuicios fueron más allá.

Cerca de 500 viviendas en Guerrero tuvieron afectaciones después del sismo de 7.1 grados del pasado martes 7 de septiembre (Foto: David Guzmán/EFE)
Cerca de 500 viviendas en Guerrero tuvieron afectaciones después del sismo de 7.1 grados del pasado martes 7 de septiembre (Foto: David Guzmán/EFE)

La clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tula de Allende tuvo severas afectaciones por las anegaciones, pues su sistema eléctrico colapsó. Como resultado, 17 personas que se encontraban internadas con síntomas graves de la enfermedad de COVID-19 y con respiración asistida fallecieron. La cifra fue confirmada por el gobernador del estado, Omar Fayad Meneses. Asimismo, 10 mil personas fueron evacuadas.

Otro de los municipios afectados por la lluvia fue Ecatepec, en el Estado de México. En redes sociales se difundieron diversos videos donde se observa la circulación de grandes cantidades de agua en algunas calles y avenidas del municipio, las cuales movilizaron grandes objetos como vehículos. De acuerdo con las declaraciones del alcalde Fernando Vilchis, se debió a la bajada de grandes cantidades de agua desde las zonas altas de la Sierra de Guadalupe

Durante la noche del martes también se registró un sismo de 7.1 grados de magnitud con epicentro a 14 kilómetros al sureste de Acapulco. El movimiento telúrico fue perceptible en diversos estados del centro del país, aunque tuvo consecuencias fatales en el estado de Guerrero, donde ya suman tres muertos hasta el momento. De igual forma, se reportaron daños en más de 500 casas.

En algunas zonas el nivel del agua alcanzó los dos metros (Foto: Galo Cañas/cuartoscuro.com)
En algunas zonas el nivel del agua alcanzó los dos metros (Foto: Galo Cañas/cuartoscuro.com)

A pesar de eso, durante su recorrido por la obra de la presa Picachos, en Sinaloa, el presidente verificó los avances y declaró que la naturaleza “también nos da la vida, el agua y eso es lo que queremos transmitir también. No todo es malo del agua, el agua es vida”.

Al ahondar en el proyecto que busca consolidar su plan de hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), mencionó: “Les hablaba yo también de la posibilidad de producir energía eléctrica con esta agua, porque la energía eléctrica que se produce con agua es la más barata, la más limpia, aquí no hay contaminación, no hay contaminación por los efectos del uso de combustibles fósiles”.

Durante su gira, el titular del ejecutivo federal también estuvo acompañado por el gobernador saliente Quirino Ordaz, a quien propuso como embajador de México en España, así como el gobernador electo Rubén Rocha, perteneciente a su partido político.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR