Qué negocio del carismático empresario Carlos Bremer resultó ser un fracaso

Aunque actualmente el empresario tiene éxito en los negocios que encabeza, no siempre fue así, pues en su juventud fracasó con un negocio en el que invirtió mucho dinero

Carlos Bremer es uno de los empresarios mexicanos más exitosos del momento. Foto: Instagram @carlosbremergtz
Carlos Bremer es uno de los empresarios mexicanos más exitosos del momento. Foto: Instagram @carlosbremergtz

El empresario Carlos Bremer, es uno de los hombres de negocios más carismáticos y exitosos de México. Bremer ganó popularidad gracias a su participación en el reality show Shark Tank, producido por Sony, en el que aparecía con empresarios reconocidos como Arturo Elías Ayub, quien está casado con Johanna Slim Domit, hija del empresario y magnate Carlos Slim Helú, y Rodrigo Herrera, dueño de la marca Genomma Lab.

Actualmente, el empresario, quien es de origen regiomontano, pues es de Monterrey, Nuevo León, cuenta con 60 años de edad. Aunque ahora tiene mucho éxito con sus negocios, no siempre fue así, pues el empresario ha contado, en diversas entrevistas que le han hecho, que a lo largo de su vida ha tenido severas crisis que, afortunadamente, ha sabido sobrellevar y superar.

Bremer comenzó en el mundo de los negocios desde muy pequeño, pues a los 12 años comenzó a vender calculadoras de bolsillo a empresarios de Monterrey. Desde entonces tenía el deseo de poner un negocio propio y vio que los videojuegos eran una buena forma de hacer dinero, porque en Estados Unidos este tipo de negocios eran bien remunerados. Luego de ahorrar por tres años y de tener buenas ganancias por el negocio de las calculadoras, Bremer decidió comprar algunas máquinas de videojuegos y las colocó en algunos negocios familiares. Hasta este punto, todo parecía ir bien, pues no gastaba en rentas, no invertía más dinero, y cerca de los negocios habían escuelas, sin embargo, poco tiempo después, se dio cuenta de que el negocio casi no generaba ganancias, pues no contaba con que los niños no tenían suficiente dinero.

Tras ver no prosperaba tuvo que vender las máquinas, perdiendo un poco de su inversión, sin embargo, esta experiencia le sirvió para entender que un negocio, por muy exitoso que parezca, siempre se debe prevenir el peor escenario y contar con otro plan.

Carlos Bremer (Foto: Agencias)
Carlos Bremer (Foto: Agencias)

“Te puedo decir que todo lo que gané con mi negocio de calculadoras, que fue un dineral, vendí toda la producción tres veces porque a todos les decía lo mismo, y todos me compraban, y los que producían me decían que ya no tenían, entonces todo ese dinero que gané, que era un dineral, lo invertí en un negocio según yo explosivo de videogames, que en Estados Unidos estaba de auge, y yo era el máximo conocedor de videogames, conocía toda la ciudad, conocía en donde poner el negocio en medio de seis colegios, con todas las variables a mi favor, no jaló porque los muchachos no tenían dinero”, dijo Bremer en una entrevista que le hicieron.

En dicha entrevista, el empresario mencionó que tuvo que idear un Plab B, que fue, en vez de perder su dinero, ponerse a vender jícamas y pepinos y a darle entradas gratis a los niños para que pudieran ir y que le consumieran así. “Y luego en lo financiero me han tocado las peores crisis de la historia de México, la de 1979, 1982, 1988, 1992, la del 95, que fue la devaluación, la del 2002 y la del 2008 que es la más feroz y trágica que ha habido, todas las he visto, y siempre que veo que los factores se empiezan a descomponer, tomo acción y me retiro y cuido a mis clientes, nos hemos salvado de todas”.

Bremer nació el primero de junio de 1960, y desde niño supo la importancia del ahorro, pues con tan solo 10 años, abrió su primera cuenta bancaria personal. A los 19 años, en 1979, ingresó a trabajar a la Casa de Bolsa de Grupo Banpaís.

Actualmente, Bremer es es director de Grupo Financiero Value, considerado el más rentable de los grupos no bancarios de México, en los últimos años.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR