“Siempre buscar nuevas alternativas”: el consejo de Arturo Elías Ayub a la hora de hacer negocios

El empresario de ascendencia libanesa utiliza sus redes sociales para dar tips de negocios a emprendedores

Compartir
Compartir articulo
Arturo Elías Ayub es yerno de Carlos Slim Helú. (Foto: Steve Allen)
Arturo Elías Ayub es yerno de Carlos Slim Helú. (Foto: Steve Allen)

El popular empresario, partícipe del programa de televisión producido por Sony, Shark Tank, Arturo Elías Ayub, es uno de los personajes del mundo de los negocios más carismáticos y simpáticos de México. Con su simpatía, ha logrado que miles de personas lo sigan en sus redes sociales para estar enterados de lo que hace, y así, sentirse un poco más cercanos a él.

Arturo Elías Ayub, quien es yerno del empresario mexicano Carlos Slim, pues está casado con su hija Johanna Slim Domit, utiliza sus redes sociales para interactuar con sus seguidores. En su cuenta de Instagram, tiene 794,000 seguidores; mientras que en Facebook tiene más de 2.4 millones de seguidores y en Twitter tiene 1.1 millones de seguidores.

Es justamente en sus redes, que el empresario ha compartido diversos consejos y tips para emprendedores que quieren triunfar en los negocios. En el más reciente de estos clips, Elías Ayub menciona que siempre hay que buscar nuevas alternativas creativas, y no cerrarse a ellas.

“Otro tip para negociar, el de esta semana, siempre busca nuevas alternativas y no te cierres, siempre busca alternativas creativas para poner en la mesa”, menciona el empresario, y da como ejemplo, una situación en la que se está vendiendo un coche “y no te alcanza, y sabes que el cuate que te lo está vendiendo, te lo está vendiendo porque necesita la lana, pero se necesita transportar, y tú tienes una motito por ahí que ya no te sirve, entonces a lo mejor pones en la mesa esa alternativa de, oye, pero tengo esta moto, entonces te pago tanto más la moto, es un ejemplo muy sencillo, pero siempre busca alternativas creativas antes de cerrar la posibilidad de una buena negociación”, dice Arturo Elías Ayub en el clip de poco más de un minuto.

El empresario está casado con Johanna Slim. Foto: Instagram @arturoelias
El empresario está casado con Johanna Slim. Foto: Instagram @arturoelias

En días anteriores, el empresario también había recomendado, por medio de otro video, dejar a la otra parte hacer la primera oferta. “Les voy a poner un ejemplo, haz de cuenta que vas a pedir un permiso para la fiesta y quieres llegar a las 2 de la mañana, entonces le dices a tu papá: ¿puedo ir a la fiesta? Sí, a qué hora llegas, pues tú dime pa´, entonces si tu papá te dice: ok, bueno, a las tres, pues ya ganaste una hora, si te dice a la una, le dices: no a las tres para que quede a las dos, pero siempre déjalo hablar primero porque a lo mejor te llevas una sorpresa y te ofrece algo mejor de lo que tú creías”, menciona el empresario en el video de la red social.

Elías Ayub nació en México, en 1966, y tiene ascendencia libanesa, al igual que Carlos Slim, pues los padres de este último llegaron a México de Líbano a inicios del siglo XX.

Los padres de Arturo, Alfredo Elías y Silvia Ayub, tenían una fábrica de uniformes textiles en el Centro Histórico de la Ciudad de México, esto hizo que Arturo, desde niño, se interesara en los negocios, pues saliendo del colegio, se iba a la fábrica a trabajar. Alfredo, su hermano 16 años mayor que él, fue director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

A los siete años de edad, Elías Ayub ya acompañaba a sus padres a comprar productos de papelería al mayoreo, para posteriormente revenderlos en su colegio.

Arturo Elías Ayub está a cargo de algunos negocios de Carlos Slim. Foto: Tomada de Instagram @arturoelias
Arturo Elías Ayub está a cargo de algunos negocios de Carlos Slim. Foto: Tomada de Instagram @arturoelias

En alguna entrevista, el empresario dio a conocer que de niño le gustaba la escuela, pero que de adolescente comenzó a desagradarle, pues no le gustaba nada de ella. “Me gustaba irme a hacer negocios, me escapaba de la escuela para ir a hacer negocios, sentía erróneamente, porque ahorita me doy cuenta que estaba perdiendo el tiempo, sentía que podía hacer más por mi lado que en la escuela, y sí, hacía un chorro de cosas, pero erróneamente sí pensaba que estaba perdiendo el tiempo, entonces me daba mucha flojera ir a la escuela”, dice el empresario en la entrevista.

SEGUIR LEYENDO: