Paracetamol, ¿antes o después de la vacuna COVID-19?: esto dice la OMS

El organismo internacional explicó si recomienda la ingesta de analgésicos en los días anteriores y posteriores a la inyección

(Foto: Shutterstock)
(Foto: Shutterstock)

Seguramente conoces a alguna persona que después de aplicarse la vacuna contra el COVID-19 pasó el día en cama con escalofríos, mucho cansancio y hasta décimas de fiebre. Esto es porque el suero puede provocar efectos secundarios que causan malestar.

Cuando esto ocurre, a veces la persona no sabe si puede tomar algún medicamento para aliviar los síntomas. Para aclarar dudas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) se pronunció al respecto en su sitio web, en una entrada titulada: Consejos para el público sobre el COVID-19: vacunarse.

En la publicación, el organismo internacional explica que los adultos que sufran efectos secundarios tras aplicarse la vacuna pueden ingerir un paracetamol para calmar el dolor, pero en ningún caso aconsejan tomarlo antes de recibir la dosis.

“No se recomienda tomar analgésicos como el paracetamol para prevenir efectos secundarios antes de recibir la vacuna contra el COVID-19, pues no se conoce cómo pueden afectar al funcionamiento de la vacuna. No obstante, si tras vacunarse presenta efectos secundarios como dolor, fiebre, dolor de cabeza o muscular, puede usted tomar paracetamol u otro analgésico”, explicó la OMS.

Entre los síntomas más comunes que aparecen tras la inyección se encuentran las cefaleas, el cansancio, los dolores musculares y articulares, temperatura leve, así como dolor en el brazo.

“Es algo habitual experimentar efectos secundarios. Estos indican que el organismo de la persona vacunada está creando protección contra el COVID-19. Si en el lugar de la inyección aparece enrojecimiento o siente dolor que aumenta al cabo de 24 horas, o si los efectos secundarios no desaparecen después de unos días, póngase en contacto con su proveedor de atención de salud”, agregó el organismo regulador.

(Foto: EFE/EPA/Etienne Laurent/Archivo)
(Foto: EFE/EPA/Etienne Laurent/Archivo)

¿Qué vacunas ha autorizado la OMS, y cuáles no?

Hasta el momento, las OMS ha determinado que las siguientes vacunas cumplen con los criterios necesarios de seguridad y eficacia:

* Oxford/AstraZeneca.

* Johnson and Johnson (Janssen).

* Moderna.

* Pfizer/BionTech.

* Sinopharm.

* Sinovac.

Sin embargo, aún no ha abalado el uso de los sueros Sputnik V, CanSinoBio, Covaxin, Covovax, UreVac, Sanofi Pasteur, EpiVacCorona, Zhifei Longom, IMBCAMS o Clover Biopharmaceuticals, que aún continúan en proceso de estudio.

¿Los niños deben vacunarse?

El organismo sanitario aconseja aplicarse la vacuna a todos los adultos mayores de 18 años, incluso quienes padecen enfermedades como hipertensión, diabetes, asma, enfermedad pulmonar, hepática y renal. No obstante, explican que aún se desconoce los efectos que la inyección puede tener en niños.

“Aún no disponemos de suficientes datos sobre el uso de las vacunas contra el COVID-19 en los niños para recomendar que se los vacune”, explicó.

Por último, el organismo insistió en que estar inmunizado no nos impide contagiarnos, por lo que exhortó a la población a seguir manteniendo las medidas de seguridad sanitarias.

“A pesar de que la vacuna contra el COVID-19 previene la enfermedad grave y la muerte, aún no sabemos hasta qué punto nos protege de infectarnos y transmitir el virus a los demás. Cuanto más permitamos que el virus de propague, mayores serán las probabilidades de que sufra mutaciones”, agregó.

(Foto: EFE/Manuel López/Archivo)
(Foto: EFE/Manuel López/Archivo)

Tercera ola de COVID-19 en México

La tercera ola del coronavirus ya llegó a México. Así lo explicó este martes en conferencia de prensa el subsecretario de salud, Hugo López Gatell, quien anunció que esta fase comenzó en realidad hace cuatro semanas.

“La primera ola empezó cuando inició la epidemia, en febrero del 2020; la segunda ola epidémica empezó en octubre del 2020 y llegó en un punto máximo en enero del 2021, después se redujo durante seis meses consecutivos, y la tercera ola epidémica tiene cuatro semanas que empezó el incremento acelerado de casos”, explicó.

No obstante, a pesar del incremento acelerado de casos que México ha registrado en las últimas semanas, el epidemiólogo aclaró que las hospitalizaciones y defunciones presentan una reducción superior al 75%, lo que representa, dijo, un “efecto positivo de la vacunación”.

Ante este escenario, López-Gatell subrayó en la importancia de continuar con la jornada de inmunización en el país.

SEGUIR LEYENDO: