La Condesa: origen de una de las colonias favoritas de la CDMX

La colonia Condesa fue inaugurada oficialmente en 1927, aunque el origen de su nombre se remonta al siglo XVIII

Es uno de los lugares favoritos de los capitalinos para pasear.
Es uno de los lugares favoritos de los capitalinos para pasear.

En la ciudad de México existen diversos lugares con historias que muchos de nosotros desconocemos. Algo tan simple como el nombre de aquellos sitios, es un misterio para quienes recorren sus calles incluso a diario. Pero, todo tiene un por qué, y muchas cellas, lugares, e incluso colonias, también tienen un por qué en su nombre.

La colonia Condesa, en la Ciudad de México, es una de las colonias que más se distinguen de la capital. Es un lugar con arquitectura inigualable, árboles por doquier, vida nocturna, sus bellas calles, e incluso con dos de los parques más representativos de la ciudad: el Parque México y el Parque España.

Se encuentra en la alcaldía Cuauhtémoc, y poca gente conoce el origen de su nombre. Se llama Condesa porque la zona que hoy ocupa esta colonia, alguna vez fue parte de las numerosas propiedades de una mujer noble y adinerada, la Condesa de Miravalle, un personaje sin rostro, pues hasta la fecha, no se ha encontrado un solo retrato de ella.

La Condesa de Miravalle vivió en el siglo XVIII, en la Ciudad de México. Su nombre completo era María Magdalena Catarina Dávalos de Bracamonte y Orozco, Tercera Condesa de Miravalle, y nació en la Ciudad de México la noche del 2 de junio de 1701. Fue descendiente de condes venidos de España durante el Virreinato. Fue dueña de alrededor de 70 haciendas en el estado de Michoacán, además de una mina en Nayarit y algunas otras propiedades en diferentes estados de la República.

La Colonia Condesa tuvo un hipódromo que dejó de funcionar a inicios del siglo pasado.
La Colonia Condesa tuvo un hipódromo que dejó de funcionar a inicios del siglo pasado.

La Condesa de Miravalle también heredó, de su madre, la Hacienda de Tacubaya, que incluía lo que hoy se conoce como las colonias Condesa, Tacubaya y la Roma. María Magdalena se casó con Pedro Antonio de Trebuesto y Alvarado, en 1721. Con él tuvo nueve hijos. Diez años después, quedó viuda.

Esto último puso en un lugar difícil a la mujer, pues comenzó a realizar tareas que solo hacían los hombres en aquella época. Se sabe que La Condesa de Miravalle fue una magnífica y autoritaria administradora de su riqueza, además de una gran negociante, que además dedicó mucho tiempo a hacer acuerdos para que cada uno de sus nueve hijos recibiera la herencia que les correspondía y se casaran con la persona indicada.

Las leyendas alrededor de María Magdalena son numerosas, y muchas suenan como irreales. Hay quienes aseguran que era hermosa y siempre lograba tener al hombre que quería; otros cuentan que era muy fea. También se dice que organizaba fiestas con la realeza de la Ciudad de México de entonces, que llegaban a durar semanas incluso.

La Condesa de Miravalle tenía cientos de esclavos, a los que, se cuenta, trataba peor que animales e incluso, que mató a algunos de ellos. Que fue una mujer malvada, calculadora y ambiciosa, según las versiones más amarillistas de María Magdalena.

En la colonia Condesa hay diversos lugares para divertirse, entre teatros, librerías, cafés y bares. 
FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM
En la colonia Condesa hay diversos lugares para divertirse, entre teatros, librerías, cafés y bares. FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO.COM

Tal ambición, se cuenta, la llevó a ser excomulgada por reclamar las donaciones que uno de sus tíos adinerados hizo a la Catedral de Valladolid en Michoacán. Supuestamente, tras la excomunión tuvo que retractarse. Registros de la época mencionan que, luego de que muriera, varios esclavos fueron liberados.

Otra de las leyendas que se cuenta de ella, es que tuvo como amante a un fraile de nombre Tomás Camata Estrada, su confidente y una de las pocas personas que sabían en donde estaban enterrados, exactamente, sus tesoros.

También, se sabe que en 1929 ganó un concurso de poesía, dato poco conocido de la mujer. Lo ganó en un certamen literario que celebraba, por aquel entonces, la canonización de San Juan de la Cruz.

La Condesa de Miravalle murió en 1977. Se dice que fue envenenada por el fraile que fue su amante. Tras su muerte, se cuenta que fue embalsamada y que sus restos fueron exhibidos durante 150 años en la Catedral de Tuxpan, en Veracruz. Poco a poco, los hijos de la condesa vendieron su herencia y volvieron a España. La Hacienda de Jaripeo, una de sus propiedades más preciadas, pues tenía una mina de oro, fue vendida, según se cuenta, a Miguel Hidalgo y Costilla, héroe de la Independencia de México.

Los parques México y España son de los más grandes y reconocidos de la capital.
Los parques México y España son de los más grandes y reconocidos de la capital.

Historia contemporánea

El nombre de Hipódromo Condesa se daría mucho tiempo después, pues en el lugar hubo un hipódromo que funcionó hasta 1920. En 1907 se inauguró la Plaza de Toros llamada El Toreo de la Condesa. En su época, esta fue la mayor plaza de América. En 1946 fue desmontada, y con la estructura que quedó se construyó el Toreo Cuatro Caminos, que dejó de existir en 2008.

La colonia fue fundada oficialmente en 1927, y para ser habitada se fraccionaron los terrenos que al principio respetaban el trazo delineado por el antiguo hipódromo, con su forma elíptica. Se hicieron bulevares, camellones, glorietas, fuentes y dos grandes parques: el España y el México. El nombre original de este último era General San Martín.

Siempre la han habitado personas de la clase media-alta, de ahí que la mayoría de la arquitectura del lugar sea de estilo neoclásico, ecléctico y  art decó. Incluso, 250 edificios de La Condesa se han registrado como monumentos artísticos o históricos de nuestra ciudad.

Actualmente es uno de los lugares favoritos de los habitantes de la ciudad para asistir a sus numerosas librerías, cafés, restaurantes, centros culturales, galerías de arte, bares, o incluso, para recorrer su calles llenas de magia.

SEGUIR LEYENDO: