De Isla Aguada a Huauchinango: los Pueblos Mágicos de México con nombres más curiosos

Míticos y fascinantes lugares se localizan en diversos estados del país

Zona de manglares en Isla Aguada. (Foto: Sectur)
Zona de manglares en Isla Aguada. (Foto: Sectur)

Ubicados en diversos estados de la República Mexicana, los encantadores Pueblos Mágicos conservan un atractivo sin igual y peculiares paisajes, además de ser catalogados como símbolos de leyenda por las historias que encierran.

Incluso, hay algunos de estos míticos y fascinantes pueblitos que son identificados por la curiosidad de su nombre. Por ello, en este espacio revelaremos algunos poblados de título gracioso.

Isla Aguada

De vasta área de manglares, típicos de zonas tropicales, Isla Aguada es el sistema lagunar y ecológico costero más importante de Mesoamérica, debido a su productividad natural y biodiversidad.

Este impresionante sitio, localizado en el extremo oeste de la Península del Palmar, a 90 kilómetros de la ciudad de Campeche, forma parte del área de protección de flora y fauna, denominada “Laguna de Términos”.

Isla Aguada se ubica en Campeche. (Foto: Cuartoscuro)
Isla Aguada se ubica en Campeche. (Foto: Cuartoscuro)

Fue incorporado al programa de Pueblos Mágicos en el 2000, y se distingue por la presencia de abundantes delfines “nariz de botella”, zonas de anidación de tortugas marinas y estancia de infinidad de aves como: patos, garzas, fragatas, gaviotas, entre otras especies marinas locales y migratorias.

En este poblado se puede viajar en barco a la cercana Isla Pájaros, dar un paseo en kayak, visitar el museo de arqueología subacuática y probar los mejores platillos típicos de Campeche.

Narra la historia que cientos de piratas se refugiaban en esta isla, luego de cometer múltiples fechorías. Sin embargo, en 1762 el gobernador Bernardo Sáenz Montero, envió tropas a esta zona para rescatarla, por lo que las Fuerzas Armadas se convirtieron en los primeros habitantes de ahí.

Huauchinango es un paraíso natural. (Foto: Sectur)
Huauchinango es un paraíso natural. (Foto: Sectur)

Huauchinango

Considerado como un auténtico paraíso natural, rodeado de ríos y cascadas, este pueblito será ideal para conectarse con la naturaleza durante unos días o incluso, vivir las experiencias más extremas, pues aquí se han celebrado eventos como el Raid Adventure o el Extreme Tour.

En el sitio se podrá descender a rappel por la cascada Xopanapa, disfrutar de hermosas vistas panorámicas al realizar un recorrido en lancha por la presa de Tenango, así como nadar en impactantes cascadas.

Huauchinango tiene un inigualable aroma a Orquídeas y azaleas, las cuales son protagonistas en la Feria de las Flores de Tenango, formó parte del programa de pueblos en 2015 y se localiza en la parte noreste de Puebla.

Pueblo Mágico, Jala. (Foto: Sectur)
Pueblo Mágico, Jala. (Foto: Sectur)

Jala

El pintoresco poblado de Jala es más colonial y cuenta con gran variedad de monumentos históricos, entre los que destacan: su templo parroquial, edificado en la segunda mitad del siglo XIX y las ruinas del antiguo hospital con fachada Barroca.

Situado en la parte sur del estado de Nayarit, en esta localidad se podrá descansar y caminar por sus particulares zonas, que albergan viejas casonas, así como visitar la Basílica de Jala, joya arquitectónica mezcla de estilos romano y gótico, que fue construida con cantera color rosa, verde y amarillo, su primera piedra se colocó en abril de 1856.

Tiene además grandes atractivos para conocer y apreciar impresionantes vistas como el volcán del Ceboruco, algunos cerros y caídas de agua ubicados al norte de la cabecera municipal.

Jala fue incorporado al programa de Pueblos Mágicos en 2012, su nombre se deriva del vocablo náhuatl “Xali” que significa arena, y de la variante “Tla”, que hace referencia a “lugar donde abunda”.

Espeluznante carretera para llegar a Batopilas. (Foto: Captura/Facebook webcamsdemexico)
Espeluznante carretera para llegar a Batopilas. (Foto: Captura/Facebook webcamsdemexico)

Batopilas

Inmerso en el corazón de las Barrancas del Cobre, este pueblito ubicado en la entidad de Chihuahua es rico en yacimientos mineros. Su nombre significa “río encajonado” en Tarahumara, además de conservar una variedad de edificios con gran valor arquitectónico, como las casonas y haciendas que datan de los siglos XVIII y XIX.

Para llegar, se tendrá que tomar un espeluznante camino de terracería, vía que marca la diferencia, debido a sus innumerables curvas desde las cuales se puede apreciar el hermoso paisaje que este sitio ofrece a sus paseantes.

A pesar de estar situado en lo profundo de una de las barrancas más hondas de la Sierra Madre Occidental, llamada igual “Batopilas”, este pueblito fue nombrado como mágico en el año de 2012.

Tras el sorprendente recorrido de sierra Tarahumara, al visitar este enigmático lugar se puede conocer el centro colonial de Batopilas; el mirador de la Bufa, ubicado en la mina del mismo nombre y a 1,300 metros por encima del abismo, así como convivir con los rarámuris (comunidad indígena de México).

SEGUIR LEYENDO