Un asesino con piel de oveja: el feminicida de Atizapán regalaba balones a los niños y comida a familias pobres

Andrés “M” era señalado como un ciudadano ejemplar; alguien tranquilo que veía por el bienestar de su comunidad. Sin embargo, ésta era solo la máscara que ocultaba su verdadera cara

TE PUEDE INTERESAR