La tétrica obsesión de Andrés “N”, el feminicida serial de Atizapán, por mujeres jóvenes: conservó cabello y rostros desollados

El feminicida serial además podría haberse comido parte de sus cuerpos y habría filmado los destazamientos

TE PUEDE INTERESAR