Radiografía del narco en redes sociales: para qué y cómo usan Facebook, Twitter y YouTube

Un informe reveló qué redes y publicaciones hacen los cárteles en redes sociales; van desde cartas de amor hasta ejecuciones y enfrentamientos en vivo

(Fotoarte: Infobae México)
(Fotoarte: Infobae México)

En 2015, Joaquín el “Chapo” Guzmán escribió su cuenta de Twitter: “Una vez me preguntaron porque me gustó la vida fácil y contesté, nada es fácil, porque si fuera fácil cualquiera sería narcotraficante’'. Un relato tan breve tuvo cerca de 11,000 favoritos y 4,900 retweets en aquel entonces, una pequeña y efímera muestra del alcance del crimen organizado dentro de las redes sociales.

Desde entonces, el espacio virtual se ha convertido en una plataforma con vacíos legales para exponer poder, intimidar rivales, reclutar nuevos miembros y enaltecer los logros de cada organización.

Varios cárteles de droga en México deben parte de su supervivencia a la aceptabilidad social, pues construyen “confianza y legitimidad entre el crimen organizado y las comunidades en las que operan”, en este caso, la digital.

Nilda M. García, quién publicó el informe “The Darkside of Social Media: the Case of the Mexican Drug War”, analizó la forma en que algunos grupos del crimen organizado utilizaron las plataformas digitales para extender los tentáculos de su poder hacia nuevos horizontes.

Grupos como Los Zetas, el Cártel de Sinaloa o los Caballeros Templarios, ha hecho uso de la exposición que brindan las redes para desarrollar una guerra psicológica. Actualmente, “su presencia en línea es similar a su presencia física porque en ambos planos, su principal estrategia operativa, bajo la cual llevan a cabo sus negocios, es intimidar a sus enemigos e instigar el miedo en la población”, aseguró el informe.

Las campañas digitales han sido utilizadas por los cárteles mexicanos (Foto: Especial)
Las campañas digitales han sido utilizadas por los cárteles mexicanos (Foto: Especial)

El director de la División de Seguridad de la Universidad de las Américas Puebla (Udalp), Mario Arroyo, explicó a Infobae México que la regulación de las redes sociales es un tema pendiente que “no opera en la censura que propusieron en el Senado, más bien tendrían que ordenar una reeducación digital” que enseñe medidas de seguridad e higiene.

Las redes sociales, aseguró, al no ser un espacio regulado o con jurisdicción, permiten la ampliación del perímetro físico del crimen organizado, quienes ven un terreno fértil en el espacio digital.

Además, aseguró que en México, el uso extensivo del recursos de propaganda en redes sociales genera “un conflicto asimétrico que por el lado del gobierno tiene reglas que cumplir y del otro lado no hay reglas. Obviamente quienes hacen uso de los medios digitales sin reglas son los más beneficiados”

De acuerdo con el análisis publicado por la Alianza para Combatir el Crimen en Línea (ACCO, por sus siglas en inglés), los grupos del crimen organizado han generado contenido para plataformas como Facebook, YouTube y Twitter de la siguiente manera:

CÁRTEL DE SINALOA

(Foto: Infobae México/Jovani Silva)
(Foto: Infobae México/Jovani Silva)

Hablar de “El Chapo” Guzmán y el Cártel de Sinaloa en Twitter es también considerar el complicado entramado de nodos que componen su red, los cuales no se limitan al capo mexicano, si no que incluyen a otros personajes de la organización que publican desde cartas de amos hasta ejecuciones.

El contenido en esta red social se puede clasificar en 10 secciones. En primer lugar están los “narcotuits” que representan un 25% de las publicaciones. En ellos se puede encontrar frases como “misión cumplida”, siguiendo pedidos” o “se completó”, generalmente acompañadas de fotos o videos donde sostienen orgullosamente armas de grueso calibre. Algunos de estos videos fueron realizados desde bases de la Fuerza Aérea Mexicana, lo que podría sugerir una estrecha relación con instituciones de seguridad.

Sin embargo, sus publicaciones más estudiadas son aquellas que hablan sobre los lujos que obtienen con dinero ilícito, las cuales ocupan un 15% del contenido, seguido de los mensajes amenazantes que comprenden un 11% del total.

Otro 10% de sus publicaciones hace referencia a la propaganda altruista como los apoyos que ofrecen a comunidades ubicadas en sus territorios, mientras que otro 8% responde a cambios que se estén realizando dentro de la organización.

Los post en redes sociales también funcionan como comunicación directa entre los miembros en un 8% y solo 6% muestra el lado más humano de los narcotraficantes con cartas de amor, filosofía, respeto, orgullo y lealtad a su cártel.

El contenido en YouTube difiere del publicado en Twitter. En este caso el 28% son narconews, aunque la gran mayoría eran noticieros televisivos nacionales o regionales sacados del “Blog del Narco”. Otro 20 % son miembros del cártel brindando detalles operativos y otro porcentaje igual se utiliza para informar sobre misiones y operaciones, al igual que en Twitter.

En esta plataforma, además, publican “narcocorridos”, los cuales han jugado un papel clave en lo que se conoce como la narcocultura mexicana y representa el 19%, seguido de 11% del contenido que está enfocado en torturas, asesinatos y ejecuciones, generalmente con el objetivo de intimidar a sus rivales. Las amenazas a otros cárteles se presentan en un 8%, las batallas y tiroteos en vivo en un 6% y un último 4% responde a los esfuerzos y entrevistas hechas por el mismo cártel.

LOS ZETAS

 El cártel fue ampliando su abanico delictivo hasta alcanzar más de 24 modalidades,(Ilustración: Infobae México/Jovani Pérez Silva)
El cártel fue ampliando su abanico delictivo hasta alcanzar más de 24 modalidades,(Ilustración: Infobae México/Jovani Pérez Silva)

Desde su origen Los Zetas han violado varias de las reglas tradicionales que siguieron cárteles como el de Sinaloa, Tijuana y los Beltrán Leyva. Antes de que existiera el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) eran ellos los principales enemigos de la organización sinaloense.

Con el tiempo, el cártel fue ampliando su abanico delictivo hasta alcanzar más de 24 modalidades, entre las que se encuentran a la extorsión, el asesinato a sueldo, los secuestros, tráfico de personas, contrabando, robo de petróleo, lavado de dinero, prostitución y la trata de órganos.

En cuanto a las redes sociales, Los Zetas captaron atención internacional luego de la “guerra cibernética” que tuvieron con la organización Anonymous. Por lo que sus interacciones en redes sociales comenzaron a generar nuevas dinámicas.

La plataforma por excelencia de este grupo es Facebook. Pero uno de los descubrimientos más importantes de García, su forma de generar contenido en otras plataformas como Twitter era “limitada y en su mayoría sistemática”, pues en muchas ocasiones las cuentas de presuntos miembros de la organización eran efímeras, muchas de ellas utilizadas únicamente para enviar mensajes amenazantes y desparecer.

De todo su contenido en Facebook, hasta el 35% son publicaciones eran imágenes de ellos listos para cumplir alguna misión, varias de ellas con cuerpos masacrados e imágenes explícitas. Mientras que su segundo contenido más publicado, , con un 17%, son elogios a la organización y sus líderes, seguido de imágenes con montones de dinero en un 12% y un 11% de videos de “narcoraps” o “narcorridos para honrar a la organización.

Por otro lado, en YouTube su contenido se ha visto monopolizado por el terror. Constantemente transmiten clips, generalmente de noticieros, para informar sobre la captura o muerte de algún líder superior, células desmanteladas, notas sobre crímenes espantosos. Todo esto representaría cerca del 23% de las publicaciones en la plataforma.

Le siguen con un 18% los mensajes amenazantes con videos de miembros de cárteles rivales capturados y encañonados. “El objetivo es dejar claras las consecuencias que cualquiera sufriría si interfiere con Los Zetas”, aseguró autora del informe.

Los tiroteos y enfrentamientos publicados representan el 17%, mientras los “narcoraps” alcanzan el 14% y un 11 % son comunicados, los cuales pueden ser sobre el estado actual del cártel o los planes a futuro que se tienen.

El 6% son documentales, la mayoría en inglés, sobre el cártel. En ocasiones Los Zetas se presentaban con miembros antiguos o actuales de su grupo y revelaban a detalle cómo es ser uno de ellos. Algunos cuentan su proceso de contratación, las formas en las que mantienen la disciplina, entre otras cosas.

En la siguiente clasificación se encuentran los videos de civiles que informan las operaciones del cártel, 5%, y, finalmente, entrevistas aisladas a ex miembros y llamadas de extorsión al 2%.

CABALLEROS TEMPLARIOS

Aunque se desintegraron hace tiempo, los Caballeros Templarios tuvieron mucha fuerza en redes sociales (Foto: Cuartoscuro)
Aunque se desintegraron hace tiempo, los Caballeros Templarios tuvieron mucha fuerza en redes sociales (Foto: Cuartoscuro)

Cuando las autoridades aprehendieron a Servando López “La Tuta”, los Caballeros Templarios se desarticularon en varias células, mismas que ahora se conocen como Cárteles Unidos y se enfrentan constantemente al poderoso Cártel Jalisco Nueva Generación, liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, alias “El Mencho”.

Este grupo recibió especial atención en redes sociales. En sus inicios, Antonio Olalde, “El Broly”, era uno de los más conocidos y servía como guardia personal de “La Tuta”. Además es una de las primeras figuras reconocidas de los sicarios que suben selfies y hacen alarde de las extravagancias, lujos y violencia que desatan.

Aunque su atención la atrajeron por Facebook, “La Tuta” utilizó YouTube como principal estrategia para difundir ampliamente sus mensajes. De hecho, García aseguró que “la sobreexposición de su principal líder en YouTube, indican que probablemente contribuyó al descubrimiento de su ubicación por parte de las autoridades”

En Facebook publicaban más o menos el mismo contenido que sus rivales. Los operativos proliferan en un 29%, seguido de elogios a la organización con un 23%, así como un 12% de publicaciones sobre la filosofía del cártel, 10% de imágenes de armas, dinero y drogas, 9% de amenazas a otros cárteles, 8% en temas de religión , 6% de post sobre aquellos templarios que cayeron en batalla y 3% de mensajes entre ellos.

Por otro lado, en YouTube la mayor parte del contenido, 23%, son comunicados en los que se revelan cambios estructurales, asociaciones que tenía la organización con políticos, futuras operaciones o videos sobre la guerra contra las drogas sacados de “Grillonautas” y “Blog del Narco”

Como segunda categoría están las “narconews”, noticias de medios tradicionales o internacionales sobre el cártel, seguido de un 13% de videos de batallas en vivo, tiroteos y amenaza.

Los Caballeros Templarios no solían publicar torturas, decapitaciones o ejecuciones, según el informe, mientras que los “narcocorridos” y “narcorraps” aparecen entre las publicaciones más populares con un 12% del contenido de YouTube.

Además, los mensajes que eran enviados directamente por líderes de la organización, generalmente “La Tuta” antes de su captura, ocupan el 8% de los posts, en los que reiteraban la idea de que su organización se encuentra enfocada en la protección del estado de Michoacán y sus habitantes; otro 6% refiere a los operativos y las entrevistas ocupan el 4% del contenido.

En especial, “La Tuta” disfrutó de mucha atención en YouTube, sin intenciones de tener algún tipo de anonimato. Su primera aparición fue el 24 de agosto del 2012 y desde ahí tuvo repetidas publicaciones hasta que fue detenido en 2015.

SEGUIR LEYENDO: