Datos biométricos: qué son y para qué quiere el Senado crear un padrón con ellos

El martes se aprobó el dictamen de la minuta que reforma la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, con el que se busca crear un Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil

La huella digital, el reconocimiento facial, la retina, el iris, la geometría de la mano o de los dedos, la estructura de las venas de la mano son algunos datos biométricos. EFE/Focke Strangmann/Archivo
La huella digital, el reconocimiento facial, la retina, el iris, la geometría de la mano o de los dedos, la estructura de las venas de la mano son algunos datos biométricos. EFE/Focke Strangmann/Archivo

El martes se dio a conocer que la comisión de Estudios Legislativos del Senado aprobó la creación de un padrón a nivel nacional de usuarios de celulares, que incluye que dicho registro sea obligatorio y contenga los datos biométricos de las personas, con lo que el dictamen avance al Pleno de la Cámara Alta.

Por medio de una reunión a distancia de forma “relámpago”, sin participaciones de senadores, la Comisión de Estudios Legislativos aprobó el dictamen de la minuta que reforma la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión para crear el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, luego de una polémica reunión la semana pasada donde se había estancado el tema.

Con el visto bueno de esta comisión y de la de Comunicaciones y Transportes, el dictamen se discutirá en los próximos días en el Pleno, donde se espera sea avalado, a pesar de las preocupaciones y críticas de expertos en el tema y de los partidos de oposición.

Ante esto, algunas figuras públicas y políticos se expresaron en contra de la creación del padrón.

Un ejemplo de esto es la senadora por el Partido Acción Nacional, Lilly Téllez, quien por medio de su cuenta de Twitter dijo que el gobierno exigirá el registro de la huella dactilar y del iris de las personas para autorizar la compra y el uso de los celulares, sin embargo, refutó, lo que busca el gobierno es el acceso a los datos biométricos de la población para controlarla.


Quien también dejó ver su descontento respecto al tema, fue Víctor Trujillo, quien da vida al payaso Brozo, pues compartió un hilo de publicaciones del perfil de la Red en Defensa de los Derechos Digitales, en donde dan una explicación del por qué es riesgoso que se cree el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

Se ha puntualizado que el objetivo principal de la reforma es el de frenar los delitos de extorsión y secuestros que, en muchos casos, se cometen desde los centros penitenciarios, a través de teléfonos celulares que ingresan de forma clandestina a las prisiones.

La información contenida en el Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, que va desde el número de línea telefónica móvil; la fecha y hora de la activación de la línea telefónica móvil adquirida con la tarjeta SIM; el nombre completo, su nacionalidad; el número de identificación oficial con fotografía y Clave Única de Registro de Población (CURP) del titular de la línea, será confidencial y reservada, en los términos de las leyes en materia de transparencia y protección de datos personales.

Cabe señalar que en 2008, durante el gobierno del expresidente Felipe Calderón, hubo un programa muy similar llamado Registro Nacional de Usuarios de Telecomunicaciones (RENAUT), el cual fue calificado como fallido.

Pero, ¿Qué son los datos biométricos?

Las líneas que forman la huella dactilar de las personas, el iris de sus ojos, las facciones de su rostro, el tono de voz, la firma y el ADN son características que ningún otro individuo tiene y se conocen como datos biométricos. La biometría se auxilia de las matemáticas y de la estadística para emplear los rasgos físicos o conductuales como una forma de verificar la identidad de las personas. Son cualquier tipo de dato que esté asociado a una persona vinculado o derivado de alguna característica física o de personalidad de un individuo.

Las huellas dactilares son datos biométricos, al igual que el registro del iris de los ojos e incluso la firma de cada persona.
Las huellas dactilares son datos biométricos, al igual que el registro del iris de los ojos e incluso la firma de cada persona.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) explica en el documento “Guía para el Tratamiento de Datos Biométricos” que estos “son las propiedades físicas, fisiológicas, de comportamiento o rasgos de la personalidad, atribuibles a una sola persona y que son medibles”.

También explica que entre los datos biométricos que refieren a características físicas y fisiológicas se encuentran la huella digital, el rostro (reconocimiento facial), la retina, el iris, la geometría de la mano o de los dedos, la estructura de las venas de la mano, la forma de las orejas, la piel o textura de la superficie dérmica, el ADN, la composición química del olor corporal y el patrón vascular, pulsación cardíaca, entre otros.

Hay otros datos biométricos que refieren a las características del comportamiento y los rasgos de la personalidad se encuentran la firma autógrafa, la escritura, la voz, la forma de oprimir un teclado y la forma de caminar, entre otros.

En el documento se puntualiza que que a pesar de que los datos biométricos son relativamente efectivos para distinguir a los individuos, éstos tienen distintos grados de estabilidad, por ejemplo, las huellas dactilares y el iris tienden a mantenerse estables a través del tiempo y son difíciles de alterar, mientras que el rostro puede modificarse con el tiempo y disimularse mediante el uso de cosméticos, disfraces, cirugías y hasta con posturas y muecas.

SEGUIR LEYENDO: