Lorenzo Córdova: el árbitro de las elecciones que enfrenta a Morena y las indirectas de Segob

Los ataques contra el consejero presidente del INE y contra el propio Instituto, han sido una constante en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador

Fotos: Cuartoscuro.
Fotos: Cuartoscuro.

Desde la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República, hace más de dos años, el Instituto Nacional Electoral (INE) ha sido objeto de ataques y señalamientos, los cuales han arreciado en el actual proceso electoral, que está sumamente polarizado.

A medida de que avanzan las campañas electorales, las acusaciones contra el árbitro electoral, encabezado por su consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello, también han arreciado, al punto de que distintos actores políticos han pedido su renuncia, mientras que otros más, piden un juicio político al asegurar que, junto con el consejero electoral, Ciro Murayama, han cometido “traición a la patria”.

Esta petición ha sido realizada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) partido creado por Andrés Manuel López Obrador, al que se han sumado integrantes de la izquierda mexicana, luego de que el INE canceló 60 candidaturas a distintos puestos de elección popular, la mayoría perteneciente a Morena.

Entre estas candidaturas anuladas están la de Félix Salgado Macedonio, quien aspira a gobernar Guerrero, y sobre quien pesan al menos cinco acusaciones de abuso sexual contra mujeres. El Consejo General del INE determinó que los aspirantes no presentaron en tiempo y forma sus gastos de precampaña, tal como lo establece la Ley electoral.

Fue entonces que ocurrió una desbandada de descalificaciones, encabezadas por el propio presidente López Obrador, quien desde el inicio de su mandato, ha condenado las determinaciones del Instituto, sobre todo, las que afectan a su gobierno o a su partido político.

El último choque entre Córdova Vianello y el gobierno de López Obrador ocurrió el martes 6 de abril durante la impresión de las boletas electorales, cuando la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, expresó que “el árbitro electoral debe ser neutral o no es árbitro”. En respuesta, el Consejero presidente del INE aseguró en Twitter que coincide en que el Instituto debe ser un árbitro discreto y neutral, aunque dijo, eso no significa ser omiso e indiferente ante las violaciones a la ley, por lo que “debe ser estricto y puntual”.

¿Quién es Lorenzo Córdova?

Imagen de archivo (Foto: EFE/Mario Guzmán)
Imagen de archivo (Foto: EFE/Mario Guzmán)

Es licenciado en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y tiene un doctorado en Teoría Política por la Universidad de Turín, Italia; además de ser investigador y académico.

Ha sido docente e investigador en la Facultad de Derecho de la UNAM, así como profesor en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) y en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) sede México. Es miembro del Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt nivel 3.

Es hijo del reconocido historiador y politólogo Arnaldo Córdova, quien fuera profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.

Llegó al Instituto Nacional Electoral en diciembre de 2011 como consejero electoral, cargo que desempeñó hasta el 7 de enero de 2014. Del 8 de enero de ese mismo año al 4 de febrero, asumió la presidencia temporal del INE. El 3 de abril de 2014 fue elegido por la Cámara de Diputados como el primer consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) por un período de nueve años.

Los escándalos de Lorenzo Córdova

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova. EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo
El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova. EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo

Apenas había transcurrido un año al frente del INE, cuando Córdova Vianello enfrentó su primer escándalo. El 24 de abril de 2015, sostuvo una conversación privada que fue grabada y difundida de manera ilegal a la opinión pública, en la cual se refirió a una persona indígena, a quien calificó como chichimeco.

En la llamada entre Lorenzo Córdova y Edmundo Jacobo, secretario ejecutivo del instituto, fue reconocida por el mismo INE.

En el audio se escucha “es que desde las dramáticas reuniones con los padres de Ayotzinapa hasta esto, hay un mundo de diferencia. A ver güey, Edmundo, no mames, no te voy a mentir. Te voy a decir cómo hablaba ese cabrón, te lo voy a decir: “Yo Jefe gran nación chichimeca, vengo Guanajuato. Yo decir a ti, o diputados para nosotros o yo no permitir tus elecciones”, dijo Córdova Vianello.

“Yo no sé si sea cierto que hable así. Pero vio mucho Llanero Solitario (...). Nada más le faltó decir: ‘Yo, gran jefe Toro Sentado. Líder chichimeca.’ (...) No, no, no, de pánico. O acabamos de aquí divertidos, o acabamos en el siquiatra de aquí, cabrón”, señaló el consejero presidente del INE.

Días después, Lorenzo Córdova presentó una disculpa. Sin embargo, resaltó el contexto privado en el que se llevó a cabo dicha conversación y el carácter ilegal de su difusión en la opinión pública.

Otro escándalo en el que se vio envuelto el INE ocurrió en febrero de 2018, luego de que una investigación periodística realizada por Channel 4 News, The Observer y The New York Times, reveló que la empresa Cambridge Analytica utilizó los datos de 50 millones de usuarios de Facebook para influir en la victoria del presidente estadounidense Donald Trump en 2016. La revelación provocó que la compañía de Mark Zuckerberg perdiera 37,000 millones de dólares (USD) en un solo día.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

En México, el INE aseguró que firmó un acuerdo histórico con Facebook para darle más certeza a la elección de ese año “(...) combatiendo la difusión de las noticias falsas y, en cambio, brindando información certeza y validada que sirva a los electores”, señaló el Instituto.

Sin embargo, el diario El Universal filtró el Memorándum de Cooperación entre el INE y Facebook que estaba bajo una estricta cláusula de confidencialidad, en donde no se mencionaba ni una vez el combate a las Fake News, y en cambio le otorgaba beneficios a la red social.

El contrato constaba de siete cláusulas, de las cuales se desprendía que el único que tenía obligaciones era el INE, que debería prestarles oficinas en su edificio, darles acceso a los datos del Programa de Resultados Preliminares, y otras concesiones.

La red social, en cambio, no se comprometía a nada. La redacción decía que Facebook “tiene la intención (pero no la obligación) de hacer que algunos de sus productos de participación ciudadana estén disponibles en su plataforma en México”, pero no decía nada sobre el combate a las noticias falsas.

Córdova aseguró que no había “ningún convenio oculto”, y que el memorándum no mencionaba el combate a las fake news porque es un acuerdo “marco”.

“El convenio marco habla específicamente de generar información conjunta. Cuando se detecte que hay información que está siendo viralizada en las redes, se nos hará del conocimiento y nosotros podremos generar información cierta y validada”, aseguró.

E insistió que “quien plantee que hay un convenio oculto no es así, esos son los que se conocen como convenios marco, que se suscriben como mucha cotidianidad y que sustentan acciones conjuntas, entre ellas cierta y validada”, enfatizó.

La campaña contra el INE

Gerardo Fernández Noroña, Lorenzo Córdova y Ciro Murayama (Fotoarte: Steve Allen)
Gerardo Fernández Noroña, Lorenzo Córdova y Ciro Murayama (Fotoarte: Steve Allen)

Desde que llegó a la presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador ha arremetido constantemente contra el Instituto Nacional Electoral (INE) y su presidente Consejero, Lorenzo Córdova Vianello.

Los ha acusado de intentar censurarlo e incluso, de atentar contra la democracia, pero desde que comenzó la actual batalla por las elecciones intermedias en las que el político tabasqueño se juega la viabilidad de su proyecto político, los ataques contra la autoridad electoral han subido de tono, al grado que se ha pedido desintegrar al Instituto.

Y es que en las últimas semanas, el INE tomó dos decisiones clave de forma consecutiva que impactarán directamente las elecciones del próximo 6 de junio, las más grandes en la historia del país, donde se renovarán 15 gubernaturas, la Cámara de Diputados y casi 21,000 puestos locales.

Primero, el Consejo General del INE definió una serie de reglas para evitar que, como resultado de los comicios intermedios de este año, haya una sobrerrepresentación de partidos políticos por encima del 8% en San Lázaro, como pide la Constitución.

Este movimiento generó indignación en Morena, el partido fundado por López Obrador, ya que lo vieron como un ataque directo, ya que se han aprovechado esa sobrerrepresentación en las Cámaras para ampliar su mayoría, de por sí amplia, en el Congreso.

Pero, además, el INE también le retiró las candidaturas a dos prominentes candidatos de Morena por no haber reportado los gastos de sus precampañas: a Félix Salgado Macedonio y a Raúl Morón, ambos aspirantes a las gubernaturas de Guerrero y Michoacán, respectivamente, dos entidades clave en los comicios de este 2021. También canceló otras 58 candidaturas.

En respuesta, el Jefe del Ejecutivo Federal arremetió contra el INE, el cual -dijo- se ha convertido en el “supremo poder conservador” ya que “busca decidir quién es candidato y quién no”.

(Foto: EFE/ Twitter @FelixSalMac)
(Foto: EFE/ Twitter @FelixSalMac)

“Es extraño porque antes no lo hacían. Ahora están convertidos en el supremo poder conservador, ya deciden quién es candidato y quién no. Antes no era así, a lo mejor ya cambiaron las leyes o antes no se aplicaban y ahora si se aplican”, señaló el presidente con un dejo de ironía.

Pero días después, la andanada de ataques subió de nivel. El líder del partido en el poder (Morena), Mario Delgado, convocó a “exterminar” (sic) al actual árbitro electoral, y llevar a juicio político a Lorenzo Córdova y al consejero Ciro Murayama.

El exhorto le valió la condena de algunos de sus correligionarios, como Porfirio Muñoz Ledo, quien defendió al INE de los ataques enunciados por Mario Delgado.

“Mario Delgado, acorralado por la justicia, se vuelve enemigo vociferante del INE. Miente sobre la selección de consejeros (de Morena), que él mismo condujo en la Cámara y exige la ‘extinción’ del árbitro electoral, con amenaza de juicio político”, publicó en su cuenta de Twitter el martes 30 de marzo.

Otra voz destacada fue la de Gerardo Fernández Noroña, diputado por el Partido del Trabajo (PT), quien sólo instó a retirar de su cargo a Ciro Murayama y Lorenzo Córdova, porque -dijo- se pervirtió la postura de imparcialidad que tiene dicho instituto.

“El Instituto Nacional Electoral y particularmente Lorenzo Córdova y Ciro Murayama no son árbitros vendidos, son opositores feroces a nuestro gobierno. Y ellos tienen derecho a ser oposición, pero que lo hagan fuera del Instituto Nacional Electoral”, aseguró en el pleno de la Cámara de Diputados.

Pero ahora, Félix Salgado Macedonio encabeza un movimiento en defensa de su candidatura, a través de marchas y de un plantón a las afueras del INE (que recuerdan a las acciones realizadas por Andrés López Obrador en 2006, para “defender el voto” al asegurar que le robaron la presidencia de la República).

Desde su campamento afuera de la sede principal del INE, Salgado Macedonio advirtió que buscará realizar un juicio político contra siete de los consejeros que cancelaron su candidatura a la gubernatura de Guerrero. E incluso aseguró que el Instituto debe dejar de existir y que si el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) -a donde también ya trasladó sus protestas- no corrobora su candidatura, no aceptará la determinación.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS