Paso a paso: así reclutaba Sandra Vaca mujeres para dar servicios sexuales a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre en el PRI

Sandra Vaca, quien era diputada del PRI en el Congreso de la Ciudad de México, se encuentra prófuga de la justicia

Sandra Vaca y Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Así operaba la red de prostitución en el PRI-DF (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)
Sandra Vaca y Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Así operaba la red de prostitución en el PRI-DF (Foto arte: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)

El 2 de abril de 2014, un reportaje cimbró con fuerza a la política mexicana, luego de que se revelara que dentro del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del entonces Distrito Federal (hoy Ciudad de México, CDMX), existía una red de prostitución que daba servicio su dirigente, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

Una investigación periodística del equipo de reporteros de Carmen Aristegui en Noticias MVS, puso al descubierto que varias mujeres que trabajaban en el PRI-DF se encargaban de reclutar a jóvenes entre 18 y 32 años para trabajar en las oficinas partidistas. Las elegidas recibían su pago en efectivo a cambio de moverse con discreción, usar faldas cortas y, sobre todo, atender los deseos del Jefe.

Una de las encargadas del reclutamiento era Sandra Esther Vaca Cortés, quien en esos momentos era la secretaria particular de Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. También participaban Claudia Priscila Martínez González y Adriana Rodríguez, quienes “trabajaban” en el PRI.

Gracias a que una reportera se infiltró en las oficinas , fue que se pudo conocer, de primera mano, todo el proceso de selección.

(Foto: Twitter/BasoraRene)
(Foto: Twitter/BasoraRene)

De acuerdo con el reportaje, para atrapar a las jóvenes en la red de prostitución, el equipo de Cuauhtémoc Gutiérrez publicaba anuncios que ofrecían “trabajo en una oficina gubernamental”.

Este era el texto del anuncio publicado en el servicio clasificado de El Universal:

“Solicito personal femenino,(que) labore en oficinas gubernamentales, (entre) 18-32 años, disponibilidad de horario. (sueldo entre) $8,000 (Y) $14,000 mensuales. Citas (al): 6280-15-44, 55-2785-34-06. (con) Adriana Rodríguez”.

Una vez que las mujeres interesadas acudían a la dirección ubicada en Puente de Alvarado, se percataban que el edificio pertenecía al PRI-DF. Ya dentro, Adriana Rodríguez les tomaba los datos de las chicas, entre ellos, talla y peso ya que al líder priista, “no le gustan con sobrepeso”. Cuando alguna de ellas faltaba o subía de peso, era despedida.

Las elegidas esperan a otra coordinadora quien las entrevista por separado. Se trata de Claudia Priscila Martínez, una mujer bajita, de cabello largo, oscuro y maquillaje recargado. Ella les explicaba en qué consistía el “trabajo”:

Priscila explicaba que era para laborar directamente con el presidente del PRI-DF, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre a quien -decían- “hay que estarlo asistiendo” ofreciéndole agua, café o refresco “lo que a él se le ofrezca”, labores secretariales, así como “ser sociable, amable y sonreirle todo el tiempo”.

Así era el proceso de reclutamiento de mujeres que integraban la red de prostitución que operaba en el PRI-DF para dar servicio a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre (Infografía: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)
Así era el proceso de reclutamiento de mujeres que integraban la red de prostitución que operaba en el PRI-DF para dar servicio a Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre (Infografía: Jovani Pérez Silva/ Infobae México)

“Se le habla de tú, se le saluda de beso en la mejilla como si fuera tu amigo de hace años”, aclaraba Priscila a la candidata.

La mujer -quien estaba registrada en la nómina del PRI DF con el puesto de Auxiliar Administrativo y un sueldo es de 11 mil 282 pesos mensuales-, explicaba que una vez a la semana, máximo dos, había que cubrir eventos en la noche, sin avisarles con tiempo de anticipación.

“Los eventos son de carácter social. Puede ser que lo acompañen a un restaurante, a bailar, puede ser que sea en su casa, ahora sí que donde él decida”, advertía Priscila y resaltaba que una vez en el evento “también tenían que estar sociables” con el jefe.

“Él vive solo totalmente. No tiene novia, esposa, hijos, nada”, enfatizaba.

Una vez que ganaba confianza, les advertía que entre las actividades a realizar, era tener sexo con Gutiérrez de la Torre.

La mayoría de niñas se maneja con amplio criterio, amplio criterio significa estar con él íntimamente (...) todo es dentro de horarios de trabajo, puede ser dentro de la oficina. Es discreción absoluta porque obviamente cuida su imagen (...) El estar con él no es diario ni a cada rato.. todo lo manejamos nosotras: Sandra (Vaca) que es la coordinadora, está con ustedes todo el tiempo y si estoy yo (Priscila) pues también yo”, advertía.

“Ahorita son varias niñas las que están con él más las que van a entrar ahorita y constantemente estoy llevando niñas. Él nos dice a nosotras ‘pásame a tal’, entonces yo te paso. Entras, besuqueo, cachondeo luego luego. Se manejan dos tipos de relación que es oral y vaginal. Oral es sin protección, vaginal es con protección. Él ahí tiene todo. Terminando pasas a su baño, tiene enjuague bucal , pasta dental, todo lo de higiene. Te peinas, te arreglas, sales y él ya está en su escritorio. Entonces ya es así de ¿se te ofrece algo?”, explicaba.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

El reportaje explicaba que el harem del líder priista se encontraba detrás de un par de cuartos siempre cerrados y antes de pasar con él, las chicas nuevas son presentadas con Sandra Vaca, “el principal enlace de Gutiérrez de la Torre” y quien despachaba en una oficina ubicada entre la del priista y los cuartos. Sandra elegía quién tendría relaciones sexuales con el jefe, un hombre robusto y de cabeza pequeña.

El reportaje termina narrando cómo es que una de las jóvenes es llamada por Sandra para entrevistarse con Gutiérrez de la Torre.

“Se demora 12 minutos, cuando regresa sale con los labios despintados. La joven se deja caer como un bulto en el sillón. Está pálida y se lleva las manos a la cabeza con desagrado. Pasó la prueba, ingresó a la red de prostitución” concluye la pieza periodística que fue difundida originalmente en radio.

La revelación causó un terremoto político, y aunque llevó a Cuauhtémoc de la Torre a presentar su renuncia como dirigente del PRI capitalino, no se procedió legalmente contra él ni contra alguna de las reclutadoras.

Fue hasta septiembre de 2020 cuando la Fiscalía de la CDMX reabrió el caso contra Gutiérrez de la Torre, acusado de trata de personas.

“El caso Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre no está cerrado, ampliaremos la investigación”, enfatizó la fiscal, Ernestina Godoy.

Pese a ello, Sandra Vaca fue nombrada diputada suplente por el PRI en el Congreso de la Ciudad de México y en diciembre del año pasado, hizo su pre-registro por la coalición Va por México, formada por PRI, PAN y PRD, para ser candidata a una diputación federal en los comicios del próximo 6 de junio. Este martes 16 de marzo se dio a conocer que Sandra Vaca Cortés renunció a su curul en el Congreso capitalino.

El pasado 9 de marzo, un juez penal del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, giró una orden de aprehensión contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, Sandra Esther Vaca Cortés, Claudia Priscila Martínez, Adriana Rodríguez, y contra el exsecretario de finanzas del partido, Roberto Zamorano, por los delitos de trata de personas y asociación delictuosa.

Dos días después, el 11 de marzo, la fiscal capitalina, Ernestina Godoy, informó que Adriana Rodríguez fue detenida el 10 de marzo y fue llevada al penal femenil de Santa Martha Acatitla, acusada de trata de personas y asociación delictuosa.

Los demás acusados se encuentran prófugos de la justicia.

Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre era hijo de Rafael Gutiérrez, apodado como el Rey de la Basura, pues lideraba a la Unión de Pepenadores. Tras la muerte de su padre en 1987 por asesinato, Cuauhtémoc heredó el apodo de su padre. También es hijo de Guillermina de la Torre, conocida como La Zarina de la basura.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA