Secretaría de Relaciones Exteriores investigará a cónsul por ‘turismo de vacunas’ en Texas

La ministra Yazmín Esquivel Mossa negó que ella o su esposo se hubieran inoculado en San Antonio

Marcelo Ebrard afirmó que se investigará al cónsul (Foto: Handout via REUTERS)
Marcelo Ebrard afirmó que se investigará al cónsul (Foto: Handout via REUTERS)

Después de que se diera a conocer que dos ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) viajaron a Estados Unidos para presuntamente vacunarse contra el COVID-19, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) declaró que investigaría las acciones del cónsul de México en San Antonio (Texas, EE.UU.), Rubén Minutti Zanatta.

De acuerdo con lo reportado por el portal Sin Embargo, Minutti Zanatta habría entregado matrículas consulares a la ministra Yazmín Esquivel Mossa y su marido José María Riobóo, lo que les habría permitido vacunarse.

Esquivel Mossa negó que esto fuera el caso; no obstante, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la SRE, dio a conocer que se investigará el caso.

“Se le dio vista ayer al Órgano Interno de Control y ya esperamos a ver qué nos dicen ellos, el Órgano Interno de Control [...] Si hay [turismo de vacunas], habrá que ver qué participación tuvo el cónsul, pero eso lo va a determinar el órgano interno de control”, expresó el secretario.

Yasmín Esquivel Mossa, declaró que no se vacunó contra el COVID-19 (FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO)
Yasmín Esquivel Mossa, declaró que no se vacunó contra el COVID-19 (FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO)

Por su parte, a través de su cuenta de Twitter, la ministra explicó que ella acudió a la ciudad texana para visitar una sala de lactancia que lleva su nombre en en las oficinas del Consulado General de México en San Antonio. También negó que se hubiera vacunado y agregó que no lo ha hecho ni en Estados Unidos, ni en México.

En otro mensaje Esquivel Mossa reconoció que durante su viaje tramitó su “certificado de matrícula” al cual tiene derecho debido a que su esposo, el empresario José María Riobóo, cuenta con residencia en esa ciudad norteamericana desde hace 40 años. Pero aseguró que este no es útil para recibir la vacuna.

“En ejercicio de este derecho, nuestra representación consular en esta ciudad tuvo a bien expedir el correspondiente ‘certificado de matrícula’, mediante la cual me registró como una persona que tiene familia domiciliada en esa ciudad norteamericana [...]. Así se han entregado en San Antonio más de 115 mil en menos de 9 años. Una precisión más: La matrícula consular no sirve para obtener algún servicio de vacunación en la ciudad de San Antonio o en alguna otra ciudad. Tan es así que no estoy vacunada al día de hoy”, aseveró.

El escándalo

La periodista mexicana radicada en EEUU, Dolia Estévez, señaló que la ministra y su marido arribaron a dicha localidad, a bordo de un jet privado, el pasado 1 de febrero. El otro alto funcionario es el ministro Alberto Pérez Dayán, aunque en su caso no estableció la fecha en que lo hizo.

Esquivel Mossa reconoció que durante su viaje tramitó su “certificado de matrícula”, pero esta no le da derecho a obtener la vacuna (Foto: EFE/EPA/ETIENNE LAURENT)
Esquivel Mossa reconoció que durante su viaje tramitó su “certificado de matrícula”, pero esta no le da derecho a obtener la vacuna (Foto: EFE/EPA/ETIENNE LAURENT)

Son los primeros altos servidores públicos que se sabe han viajado a Estados Unidos con dicho fin”, señala la periodista en un artículo, indicando que el ya nombrado “turismo de vacunación” es algo que ya ha creado una enorme molestia entre las autoridades y los ciudadanos de los lugares donde esta práctica se lleva a cabo.

Además, señala Dolia, la prioridad en el plan de vacunación de San Antonio, en este momento, son personal médico y adultos mayores de 65 años, pero la ministra Esquivel tiene 57 años y el ministro Pérez Dayán 60, entonces no cumplen con los requisitos para ser inoculados ahí. Además esa localidad tampoco es que considere en su estrategia a personas que residan fuera de su territorio.

SEGUIR LEYENDO: