Cayeron “Juanito” y “Buches” de la Unión Tepito; estarían vinculados con descuartizamiento de dos niños mazahuas

El caso de Alan y Héctor conmocionó a la capital del país, pues el cártel capitalino dejaba claro su nivel de violencia en el centro de la república

El hijo del Gaznate y el buches operarían para la Unión Tepito; cayeron con droga (Video: Twitter@c4jimenez)

Agentes capitalinos detuvieron a cuatro presuntos integrantes de la Unión Tepito, entre ellos Juan Manuel “N” y el Buches, quienes estarían relacionados con el descuartizamiento de dos niños mazahuas, asesinados en octubre del año pasado.

De acuerdo con reportes de seguridad, el Juanito es hijo de Omar Sánchez Oropeza, El Gaznate, asesinado en 2018 como parte de la guerra contra la Anti-Unión. El Gaznate era uno de los principales operadores de José Alberto Maldonado López, El Betito, líder de la Unión Tepito,

Presuntamente, el hijo del Gaznate y el Buches estarían vinculados con la facción del cártel capitalino que está involucrada en las indagatorias por el secuestro, asesinato y descuartizamiento de Alan y Héctor, dos menores de 12 y 14 años de edad, respectivamente, quienes se dedicaban al comercio informal en el Centro Histórico de la capital mexicana.

El aseguramiento se habría dado en las calles República de Argentina, República de Perú y República de Colombia, del primer cuadro de la Ciudad de México en la alcaldía Cuauhtémoc. Los cuatro sujetos están ubicados como golpeadores, extorsionadores y narcomenudistas.

En Cuba 86 fueron hallados rastros de sangre y ropa, pues presuntamente fue el sitio donde asesinaron a Héctor y Alan (Foto: Twitter@c4jimenez)
En Cuba 86 fueron hallados rastros de sangre y ropa, pues presuntamente fue el sitio donde asesinaron a Héctor y Alan (Foto: Twitter@c4jimenez)

Fueron identificados como Israel, Elías Alfredo, Cristian Alexis, además del citado Juanito. Tras una revisión les localizaron 89 empaques pequeños de marihuana, 99 envoltorios de cocaína, así como 100 bolsitas de cocaína, dinero en efectivo y una motocicleta. Todo lo decomisado junto con las personas fueron trasladados a instalaciones del Ministerio Público, donde un juez determinará su situación jurídica.

El caso de los niños descuartizados

Entre las 23:30 horas del domingo 1 de noviembre y los primeros minutos del día lunes 2, Baltazar “N” fue el encargado de llevarse los restos de Alan y Héctor. Apenas había doblado la esquina sobre República de Chile, tras salir de Cuba 86, y estaba por llegar a Belisario Domínguez. Llevaba los cuerpos desmembrados en bolsas negras que a su vez estaban en cajas de plástico, acomodados en un “diablito”.

Pero al querer sortear el borde una banqueta descompuesta, empujó la carretilla con fuerza y tiró la carga, regando el contenido en la vía peatonal a escasos metros de un policía, según se aprecia en videos difundidos del momento. Este operador de La Unión volvió a Cuba 86 y comunicó a Édgar Zúñiga que fuera a recoger “la basura”.

El Zúñiga llegó y comenzó a levantar las bolsas, entonces se acercaron los oficiales para tratar de ayudarlo, pero se percataron que se desprendía un olor muy fuerte, difícil de respirar. Luego notaron que entre la carga sobresalían extremidades. Arrestaron al individuo, quien dijo ser un indigente y adicto y que solo fue a recoger las bolsas a cambio de dos grapas de cocaína, sin saber de qué se trataba. Tras investigar sus datos en la Fiscalía, se supo que era de la Unión Tepito.

Los amigos Héctor (14 años) y Alan (12 de edad) habrían sido torturados, asesinados y su cuerpos hechos pedazos en este lugar (Foto: Archivo)
Los amigos Héctor (14 años) y Alan (12 de edad) habrían sido torturados, asesinados y su cuerpos hechos pedazos en este lugar (Foto: Archivo)

Para el 4 de noviembre, los familiares identificaron los restos que pertenecían a los adolescentes desaparecidos. Fue hasta el 5 de noviembre que las autoridades capitalinas arrestaron a Baltazar “N”, luego de haberle seguido la pista mediante cámaras de videovigilancia en la zona.

Este sujeto se encontraba en República de Cuba 86, donde fueron hallados restos de sangre y prendas pertenecientes a Alan y Héctor. Por la tarde de ese jueves también fue arrestado José David, El Chayan, superior del Zúñiga y Baltazar.

Toda esa semana corrieron varias hipótesis sobre el móvil del asesinato. Versiones de prensa reportaron que los padres de los menores se habrían negado a pagar el “derecho de piso”, cobrado por los criminales a quienes ejercen el comercio informal en el primer cuadro de la capital. Finalmente pasaron tres meses para que se otorgaran nuevas órdenes de registro en la vecindad de Cuba 86, aparentemente, porque seguía siendo usado como oficina del narco local.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: