De Santa Anna a Porfirio Díaz: quién es quién entre los grandes “villanos” de la historia de México

Santa Anna nació el 21 de febrero de 1794 y es considerado el culpable de que México perdiera la mitad de su territorio

Santa Anna, Porfirio Díaz, Hernán Cortés y Victoriano Huerta
(Foto: Jovani Pérez/ Especial Infobae)
Santa Anna, Porfirio Díaz, Hernán Cortés y Victoriano Huerta (Foto: Jovani Pérez/ Especial Infobae)

Antonio López de Santa Anna es un personaje histórico mexicano cuya vida no puede contarse sin mencionar el Tratado de Guadalupe Hidalgo, por el que México se vio obligado a vender la mitad de su territorio a Estados Unidos.

Es considerado como un villano por ese motivo, sin embargo, la Imaginación sociológica de C. Wright Mills sugiere que para comprender la aportación histórica de una persona sin limitarla, es necesario conocer su contexto respecto a la época y lugar donde vivió.

Con motivo del aniversario del natalicio de Santa Anna, en esta recopilación de villanos en la historia de México están reunidos los datos más importantes de Hernán Cortes, la Malinche, Victoriano Huerta y Porfirio Díaz.

Antonio López de Santa Anna y “La Malinche” son algunos personajes históricos que están rodeados de mitos (Ilustración: Jovani Pérez / Infobae)
Antonio López de Santa Anna y “La Malinche” son algunos personajes históricos que están rodeados de mitos (Ilustración: Jovani Pérez / Infobae)

SANTA ANNA

Antonio López de Santa Anna fue presidente once veces. Desde la proclamación en 1821 de la independencia de México hasta 1855 con el movimiento de los liberales, fue un personaje que representó turbulencia política en el país.

El gobierno del país estaba centralizado, por lo que mantener el orden en todo el territorio resultaba complicado, la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo significó para México la pérdida de los actuales estados de California, Arizona, Nevada, Utah, parte de Colorado, Nuevo México y Wyoming.

El fin de la intervención de Estados Unidos estuvo marcado por la firma de dicho tratado. Santa Anna fue derrocado tras perder su popularidad en 1855, pues había dictado diversos impuestos en como un intento de estabilizar la economía de las arcas públicas y también persiguió a sus opositores.

A diferencia de lo que se piensa, no fue Antonio López de Santa Anna quien firmó ese tratado, sino el entonces presidente de México, Manuel de la Peña y Peña.

Hernán Cortés  (Foto: INAH)
Hernán Cortés (Foto: INAH)

HERNÁN CORTÉS

De acuerdo con el libro Malinche de Laura Esquivel, el objetivo que había sido encargado a Hernán Cortés no era una misión de conquista sino de exploración, pero él deseaba demostrar mayor tenacidad y ambición.

Para que este explorador pudiera lograr la conquista de las culturas prehispánicas, aprovechó las divisiones culturales entre los distintos pueblos así como la debilidad militar de los pueblos mesoamericanos, quienes tampoco pudieron identificar que Cortés no era no era Quetzalcóatl.

Su principal aliada fue una mujer conocida como la Malinche, ya que ella tradujo entre el náhuatl y el español los mensajes que fueron definitivos para que los indígenas aceptaran la entrada de su ejército y eventualmente, de sus costumbres.

Malinalli mejor conocida como Malinche (Foto: INAH)
Malinalli mejor conocida como Malinche (Foto: INAH)

MALINCHE

Malinalli fue su nombre original, pero Hernán Cortés no podía pronunciarlo (entre otras palabras), fue regalada al ejército de Cortés tras su llegada cuando era una adolescente, es considerada una villana por haber sido traductora y facilitar la conquista.

Ella no tuvo ningún tipo de orientación tras el fallecimiento de su abuela, tenía la cosmovisión mexica muy aprendida y no comprendía porque los aztecas hacían sacrificios humanos para Huitzilopochtli. Tanto ella como los mexicas esperaban el regreso de Quetzalcóatl con la esperanza de que detuviera la masacre.

Sus acciones no fueron fieles a los mexicas, sin embargo, actuó bajo presión, esta mujer vio una representación del dios que esperaban, su intención era obtener la libertad deseada pero no imaginó que quitar del trono a Moctezuma significaría la caída de Tenochtitlán.

Porfirio Díaz Foto: Especial
Porfirio Díaz Foto: Especial

PORFIRIO DÍAZ

El general José de la Cruz Porfirio Díaz Mori fue un personaje de la Revolución Mexicana que se reeligió para mantener su mandato por 30 años (28 de noviembre de 1876 y el 25 de mayo de 1911) y es considerado como un villano por haber sido un dictador.

Díaz derrocó a Lerdo de Tejada con la bandera de la No Reelección, no obstante, se reeligió siete veces. También fue un opositor de Benito Juárez, pues trató de derrocar su gobierno constitucional.

Fue un presidente que admiraba el estilo de arte europeo, por lo que procuró traer ese tipo de construcciones a México, algunas de sus aportaciones fueron las primeras líneas de ferrocarril y comenzar la construcción del Palacio de Bellas Artes.

Victoriano Huerta  (Foto: INAH)
Victoriano Huerta (Foto: INAH)

VICTORIANO HUERTA

El militar es considerado como un traidor porque ordenó en 1913 los asesinatos de Francisco I. Madero y de José María Pino Suárez tras una emboscada en la que también capturó al general Felipe Ángeles.

Después de esta traición, Venustiano Carranza no aceptó su presidencia y desconoció su gobierno en el Plan de Guadalupe por lo que congregó a un grupo de revolucionarios que compartían su causa de derrocar a Huerta.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

MÁS LEIDAS AMÉRICA