Narcosoplones: dónde están ahora el “Vicentillo” y el “Rey” Zambada, los compadres del “Chapo” que lo hundieron para salvarse

Durante el juicio del siglo se rompieron amistades, sociedades y hasta lazos familiares, con tal de reducir las penas ante la Justicia de Estados Unidos

Vicente Zambada Niebla, Jesús el "Rey" Zambada y Joaquín el "Chapo" Guzmán
Vicente Zambada Niebla, Jesús el "Rey" Zambada y Joaquín el "Chapo" Guzmán

El llamado “juicio del siglo”, celebrado hace dos años en Estados Unidos, fue una avalancha de testimonios y evidencias presentadas contra el capo mexicano, Joaquín el “Chapo” Guzmán.

En la mayor de las causas por narcotráfico hubo testigos cooperantes peligrosos que hoy podrían estar en libertad como la familia Zambada: Vicente Zambada Niebla, el “Vicentillo”, hijo del líder del Cártel de Sinaloa, Ismael Zambada García, a quien su testimonio le permitió reducir su pena, y su tío, Jesús el “Rey” Zambada, quien desde 2020 ya no está en custodia de Estados Unidos.

La dinastía Zambada que testificó contra el Chapo, hoy podría estar en libertad
La dinastía Zambada que testificó contra el Chapo, hoy podría estar en libertad

La recompensa del Vicentillo

El hijo mayor del “Jefe de jefes” de la organización sinaloense intentó —según documenta el semanario Ríodoce— dejar atrás la vida del narcotráfico en un par de ocasiones, lo que lo llevó a mudarse a España y Canadá; sin embargo por razones de seguridad siempre regresaba a México.

En 2009, se acercó a la DEA para dejar el cártel y colaborar con los estadounidenses. Ese año lo atraparon en la Ciudad de México y en 2010 fue extraditado a EEUU. A finales de 2011, el “Vicentillo” ya estaba colaborando con la fiscalía.

En el juicio contra el “Chapo”, este capo habló sobre la guerra que libró el Cártel de Sinaloa y los Beltrán Leyva, las rutas, los envíos, incautaciones, la corrupción a funcionarios y el liderazgo absoluto de su padre.

Vicente Zambada Niebla, alias el Vicentillo, fue extraditado a los Estados Unidos en 2011 (Foto: PGR/CUARTOSCURO)
Vicente Zambada Niebla, alias el Vicentillo, fue extraditado a los Estados Unidos en 2011 (Foto: PGR/CUARTOSCURO)

La pena por los delitos de Zambada Niebla —importación y distribución de droga— podrían haber sido castigados hasta con dos cadenas perpetuas; sin embargo, por su colaboración y conducta un juez le dictó solamente 15 años de prisión, de los cuales se descontarían diez que ha estado en las cárceles de México y Estados Unidos.

Para quien podría haber sido el heredero del “Mayo” Zambada, los años vividos en prisión son una sentencia generosa, apunta Miguel Ángel Vega de Ríodoce.

El año pasado, a través de un puñado de documentos judiciales, el “Mayo” pidió que se le otorgara su “libertad por compasión”.

En el expediente Zambada Niebla justifica su petición asegurando que el coronavirus se expande rápidamente dentro de los sistemas penitenciarios de Estados Unidos. Hasta la fecha, se desconoce si la petición fue atendida.

Una vez en libertad, se le ha sugerido al capo que no regrese a México. Por su propia seguridad tendrá que vivir en Estados Unidos, donde se le asignará un nuevo nombre, casa, número de seguro social, un salario mensual aproximado de USD 60 mil y seguridad. Sólo mantendrá contacto con personas que él decida.

Jesús el “Rey” Zambada

Al centro, vestido de camisa azul a cuadros y pantalón de mezclilla, el "Rey" Zambada el día de su detención (Foto: Archivo)
Al centro, vestido de camisa azul a cuadros y pantalón de mezclilla, el "Rey" Zambada el día de su detención (Foto: Archivo)

Desde el año pasado, la ficha del narco mexicano, Jesús el “Rey” Zambada, en poder de la Oficina Federal de Prisión de Estados Unidos, fue etiquetada con la frase “ya no bajo custodia del BOP”.

Esto conlleva varias posibilidades en cuanto al futuro del “Rey”. Primero, que puede ya estar libre o a punto de abandonar la prisión y pasar a una casa intermedia, que se conoce como “correcciones de la comunidad”.

Asimismo, puede ser que el hermano del “Mayo” ha pasado a formar parte del programa de testigos protegidos, desde donde pueden ser llamado a declarar en nuevos casos, situación donde su libertad es monitoreada o provisional.

Tras la captura de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), acusado de nexos con el Cártel de Sinaloa, en Estados Unidos, se produjo la versión de que el “Rey” Zambada podría ser uno de los testigos en el juicio.

La tirada del gobierno estadounidense es carear al capo con el ex jefe de la policía, luego que éste señalara durante el juicio a Joaquín el “Chapo” Guzmán que a García Luna se le entregaron maletines con varios millones de dólares en efectivo para proteger los intereses de la organización criminal.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

El régimen de Ortega ordenó la detención del ex ministro de Educación Humberto Belli

La dictadura sandinista también se ha dispuesto la captura del empresario Gerardo Baltodano, mientras las casas de ambos, ex directivos investigados de Funides, han sido este jueves allanadas

¿Habrá más infecciones sexuales cuando termine la pandemia?

La resistencia a la protección sexual atraviesa el género, la edad y la orientación sexual. Qué ocurrirá en los tiempos post pandémicos

Dos personajes de “Élite” hablaron con Teleshow de la nueva temporada de la exitosa serie española

Itzan Escamilla y Carla Díaz contaron detalles de lo que sucede en Las Encinas, en esta cuarta entrega que se estrena hoy en Netflix

La oposición venezolana iniciará una gira internacional para consolidar apoyos en la negociación con el régimen de Maduro

La delegación estará encabezada por Gerardo Blyde e iniciará las visitas en EEUU “para sostener reuniones de alto nivel con la Administración Joe Biden y senadores tanto demócratas como republicanos”

Los peligrosos argumentos que usó el régimen chino para detener al editor y a cuatro directivos del diario Apple Daily

Beijing argumentó que encontraron más de 30 artículos publicados que pedían a otros países imponer sanciones a China. Uno de los mayores sindicatos de la isla expresó su temor de que las autoridades puedan “etiquetar el trabajo periodístico como un acto delictivo e incluso convertir una sala de redacción en la escena de un crimen”
MAS NOTICIAS