Con ayuda del “Metro Bebé”, así se alista la Línea 1 del STC para su reapertura el 25 de enero

La marcha de la dresina es un antecedente favorable, pues su desplazamiento es sinónimo de condiciones óptimas para el servicio

Las dresinas o "Metro Bebé" han sido utilizadas para verificar el estado de las vías, túneles y estaciones de la Línea 1 a dos días de su apertura (Foto: Metro CDMX)
Las dresinas o "Metro Bebé" han sido utilizadas para verificar el estado de las vías, túneles y estaciones de la Línea 1 a dos días de su apertura (Foto: Metro CDMX)

A dos días del restablecimiento del servicio de la línea 1 del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM), se ha implementado la verificación de las vías garantizar la seguridad. Para ello, el personal ha utilizado una de las dresinas, vehículo de pequeñas dimensiones mejor conocido como “Metro Bebé”, a través del cual se ha podido comprobar el buen estado de las instalaciones.

Las dresinas, históricamente, fueron concebidas como pequeños vehículos capaces de desplazarse a través del camino ferroviario. En el caso de las observadas en las líneas del Metro de la Ciudad de México, son unidades utilizadas para transportar al personal con la encomienda de realizar trabajos nocturnos en las vías de la Red, así como herramientas. Tiene la capacidad de transportar a siete personas, incluyendo al conductor, así como una tonelada de material.

Durante la última conferencia de prensa sobre el informe de avances en el STCM, Florencia Serranía Soto, directora general de la corporación, mostró un video donde se observa el recorrido del pequeño vehículo a lo largo de los túneles y estaciones. La marcha de la dresina es un antecedente favorable, pues su desplazamiento es sinónimo de condiciones óptimas para el servicio.

En días pasados circularon una serie de imágenes de la estación Balbuena, lugar donde las aguas residuales inundaron las instalaciones. En un video grabado por un trabajador, se describe que la pasarela se encuentra totalmente anegada por “las aguas negras del cárcamo”. El nivel cubrió 12 escalones de concreto, aunque también abarcó a las escaleras mecánicas.

El panorama fue el mismo para otras estaciones como Boulevard Puerto Aéreo. Sin embargo, la presencia del líquido se debió a que los cárcamos de bombeo no funcionaron debido a la falta de energía eléctrica. Dicho sistema es el encargado de evitar la acumulación de aguas residuales en las instalaciones a través de su depósito en el drenaje.

Durante la tarde del día de ayer, el Metro informó que personal ya trabajaba en el desazolve de las estaciones afectadas. De igual forma, durante la conferencia de prensa más reciente, Serranía mostró el estado actual de los lugares que presentaron inundaciones.

Personal del STCM ya concluyó con la verificación del estado de las vías (Foto: Metro CDMX)
Personal del STCM ya concluyó con la verificación del estado de las vías (Foto: Metro CDMX)

Asimismo, las pruebas en el alumbrado y fuerza, instalaciones eléctricas, así como alimentación y tracción, tuvieron un resultado favorable. Por otro lado, también se encaminó la sanitización de las vías, así como la revisión, reparación y pruebas en los objetos ubicados a lo largo del camino.

En el video del recorrido de la dresina se observa también al personal verificando el estado de las instalaciones fijas. De igual forma estaciones como Gómez Farías, Boulevard Puerto Aéreo y Balbuena se ven completamente iluminadas y con el camino totalmente libre de aguas residuales. Con ello, y gracias al exitoso recorrido de la dresina, las pruebas con trenes vacíos podrán realizarse desde las 18:00 horas de este viernes y durante todo el fin de semana para volver a dar servicio a pasajeros el próximo lunes.

Durante las pruebas, también se estabilizarán y coordinarán los sistemas de control y pilotaje automático, el de Telemetría Metro y de comunicación Tetra entre operadores del tren y el personal ubicado en el Puesto Central de Control. De acuerdo con Serranía, dichos elementos son la base fundamental para garantizar la seguridad en los viajes.

La marcha de la dresina es un antecedente favorable, pues su desplazamiento es sinónimo de condiciones óptimas para el servicio 
(Foto: Metro CDMX)
La marcha de la dresina es un antecedente favorable, pues su desplazamiento es sinónimo de condiciones óptimas para el servicio (Foto: Metro CDMX)

A lo largo del proceso de restablecimiento, participaron cerca de 14,000 trabajadores del STCM y de la Comisión Federal de Electricidad. Aunque el 25 de enero funcionará la primera línea del sistema, aún queda pendiente el servicio de la 3 y 2, las cuales entrarán en funciones 1 y dos semanas después, respectivamente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: