Las otras víctimas: cerca de 2,000 menores han sido asesinados durante la pandemia en México

REDIM urgió visibilizar a las niñas y niños del país; señalan que el contexto del COVID-19 debe tratarse como una sindemia

(Foto: EFE/ Abraham Pineda Jácome)
(Foto: EFE/ Abraham Pineda Jácome)

La pandemia del COVID-19 en México, que hasta el momento ha cobrado 131,031 vidas y suma 1,493,569 casos confirmados acumulados, ha repercutido gravemente en otras crisis que el país ya arrastraba antes de su azote. Una de ellas es la violencia en contra de las niñas y niños del país.

Cifras oficiales arrojan que en comparación a 2019, en 2020 se registró un preocupante aumento en varios delitos en contra de menores de edad: un 27.7% en trata de personas; 21% el de rapto y 17.7% en el de feminicidio. Así, de enero a octubre de 2020, unas 10,198 personas de entre 0 y 17 años fueron víctimas de lesiones; 1,971 de homicidio; 1,426 de corrupción de menores; 221 de trata de personas; 163 de extorsión; 93 de feminicidio; 92 de rapto y 68 de secuestro.

Las mujeres fueron las más afectadas. Mientras que en 2019, ocurrieron en promedio 8 feminicidios al mes contra niñas y adolescentes, de enero a septiembre de 2020 se registraron alrededor de 10: 86 mujeres de 0 a 17 años, la cifra más elevada para ese rango de edad desde 2015.

(Foto: REUTERS / Go Nakamura )
(Foto: REUTERS / Go Nakamura )

“El impacto de la Pandemia del COVID-19 en la garantía de derechos de la infancia en México tendrá un efecto dominó que aún es difícil dimensionar”, advirtió la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), señalando que el problema es de tal gravedad que incluso el enfoque de atención de la pandemia de COVID-19 debe abordarse como una sindemia, es decir, la suma de dos o más epidemias.

“La idea equivocada de que el virus no afectaba a la niñez y adolescencia, o lo hacía en menor medida, generó que durante la pandemia del COVID-19, el gobierno federal fuera omiso en la atención de la niñez y adolescencia, cuya protección tendió a disminuir, incluso presupuestalmente”, denunció la organización en su balance anual del 2020, donde recordaron que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado de atención a los Estados para ampliar los esfuerzos en la prevención del contagio especialmente en niñas y niños pequeños.

REDIM también advirtió que la emergencia sanitaria ha invisibilizado –más de lo que ya estaba– a la niñez a nivel nacional, cuyo abandono, advierten, tendrá consecuencias a corto, mediano y largo plazo que pueden ser devastadoras: se pronostica un aumento de entre el 10% y 50% de la mortalidad infantil global; un aumento en la desnutrición aguda; una crisis alimentaria infantil; un incremento de la pobreza; niñez trabajadora.

(FOTO: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO.COM)
(FOTO: ROGELIO MORALES /CUARTOSCURO.COM)

Otra preocupación que durante los meses pasados a hecho mucho eco a nivel global es la mayor vulnerabilidad y exposición de los menores al maltrato familiar debido a la situación de confinamiento por la epidemia. Es decir, la violencia en un entorno donde son los mismos padres quienes maltratan a sus hijos63% de las niñas y niños han experimentado disciplina violenta en México–, se agudizó en el último año.

Prueba de ello son las cifras registradas desde que inició el confinamiento: las discusiones y tensiones en el hogar han aumentado un 34.2%, mientras que en los primeros 10 meses del año pasado se registraron 586,834 llamadas de emergencia relacionadas con incidentes de violencia familiar.

El aumento en los niveles de estrés, la inseguridad económica-alimentaria, y el confinamiento a causa del COVID-19 han elevado los niveles de violencia en México, y urge reforzar la protección de la infancia y adolescencia ante esta situación. Niñas, niños y adolescentes se encuentran en una situación de vulneración de derechos en medio de esta pandemia, cuya magnitud del problema se ha multiplicado por el confinamiento, y para el que es urgente que el Estado mexicano dé una respuesta”, urgió la organización.

(Foto: EFE/Carlos López)
(Foto: EFE/Carlos López)

Otra estadística alarmante es la de los menores desaparecidos. La Comisión Nacional de Búsqueda reportó, del 1 de enero al 10 de diciembre de 2020, 3,225 niñas, niños y adolescentes desaparecidas. Se halló al 69.4% de esos casos; las otras 988 personas de 0 a 17 años siguen sin ser localizadas.

“En medio de la pandemia se anunciaron nuevos recortes presupuestales que afectan la garantía del derecho a la salud de niñas, niños y adolescentes, en al menos 16 programas”, recuerdaron desde REDIM respecto al tema de la eliminación de fideicomisos. “El gobierno federal decidió renunciar a sus obligaciones legales con la niñez”.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: