La directora del Metro de la CDMX, Florencia Serranía, había aceptado su “obsolescencia” basada en su creación de más de 50 años

Pese a no tener titular en la Subdirección General de Mantenimiento, señaló que ella asumía también ese cargo