Señalamientos, sospechas e impunidad: la compleja historia Arturo Montiel, el “padrino” de Peña Nieto acusado de golpear al hijo de Lupita D’Alessio

El exgobernador del Estado de México, fue acusado por César D’Alessio, hijo de la cantante Lupita D’Alessio, de golpearlo brutalmente y amenazarlo de muerte

Imagen de archivo (FOTO: Moisés Pablo/CUARTOSCURO)
Imagen de archivo (FOTO: Moisés Pablo/CUARTOSCURO)

Luego de permanecer años alejado de la esfera pública, el nombre del priista Arturo Montiel Rojas, reapareció este miércoles en medio de la polémica debido a que, César D’Alessio, hijo de la cantante Lupita D’Alessio, acusó al ex gobernador del Estado de México de golpearlo hasta sangrarle la cara e incluso lo reponsabilizó por lo que pudiera ocurrirle a él o a su novia.

Mediante su cuenta de Instagram, César D’Alessio hizo públicas las agresiones que recibió por parte del político mexiquense y de su hijo, así como del equipo de seguridad, después de ofrecer un show musical.

“Me agarraron a golpes, el señor Arturo Montiel del PRI me sacó de su casa. Éste es mi estado, me abrió la cabeza. Pido justicia”, inició desde sus historias de Instagram.

Aseguró que fue golpeado sin ningún motivo después de una presentación musical de casi cinco horas en la casa del ex gobernador, en donde también hicieron varios tocamientos a su pareja.

Fotos: @cesardalesio/IG (capturas de pantalla)
Fotos: @cesardalesio/IG (capturas de pantalla)

Vengo saliendo de un evento, temo por mi vida, pensé que me iba a morir. El señor Arturo Montiel del PRI me contrató para tres horas, hice cinco horas de evento. Me sacó a golpes su hijo, estoy con mi novia que trabaja conmigo. No existió ningún motivo por el cual me tuvieran que agarrar a golpes. Encerraron a mi novia en un coche para poder agarrarme a golpes. El señor Arturo Montiel es un corrupto y un hijo de la chingada”, continuó en una de las diferentes transmisiones que hizo a través de sus redes sociales.

D’Alessio aseguró que teme por su vida y mostró su cara lesionada.

“Nos están amenazando de muerte, nos están diciendo que nos vayamos de aquí. Si nos pasa algo, si nos morimos, es culpa del señor Arturo Montiel... él me hizo esto, el señor Arturo Montiel me partió la madre, el señor Arturo Montiel y su familia me hicieron esto. Me siento amenazado”, añadió.

La figura de Arturo Montiel Rojas, actualmente de 77 años de edad, siempre ha estado rodeada de escándalos, pero sobre todo, de corrupción e impunidad.

La última vez que se le vio fue en julio del año pasado, cuando asistió a un evento privado al lado de su actual esposa, Karla Cortés y de su sobrino, el ex presidente Enrique Peña Nieto, acompañado por su novia Tania Ruiz.

A Arturo Montiel y Enrique Peña Nieto no sólo los une la política, sino la sangre familiar, pese a que, durante mucho tiempo, el propio Peña lo negó para después admitir que sí existía una relación “aunque muy lejana”. Y es que doña Efigenia Montiel, bisabuela del ex presidente, fue la prima-hermana de Gregorio Víctor Montiel Monroy, padre de Arturo Montiel Rojas.

Impunidad y corrupción, las características del gobierno de Arturo Montiel

Imagen de archivo. de Izquierda a derecha: Arturo Montiel, Roberto Madrazo y Enrique Peña Nieto. (FOTO: Noé Marure/CUARTOSCURO)
Imagen de archivo. de Izquierda a derecha: Arturo Montiel, Roberto Madrazo y Enrique Peña Nieto. (FOTO: Noé Marure/CUARTOSCURO)

Arturo Montiel nació el 15 de octubre de 1943 y es licenciado en Administración de Empresas y Contaduría Pública por la Universidad Nacional Autónoma de México. Militante del PRI de toda la vida, fue electo gobernador del Estado de México para el periodo de 1999 al año 2005.

Su administración estuvo marcada por señalamientos de corrupción, impunidad, excesos y abusos. Una Fiscalía Especial realizó una investigación por los delitos de peculado, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias, concluyó que “no encontró elementos para ejercer acción penal en su contra”.

El 18 de agosto del año 2000, un violento enfrentamiento entre grupos antagonistas de la organización Antorcha Campesina que se disputaban un predio en Chimalhuacán, dejó un saldo de varios muertos. Se culpó de los hechos a Guadalupe Buendía Torres alias “La Loba”, quien , se dijo, controlaba el territorio de Chimalhuacán desde 1985.

Tan sólo un año después se destapó un gran escándalo. Luego de una denuncia interpuesta por la oposición, la entonces Procuraduría General de la República (hoy FGR) anunció la desarticulación de una red de espionaje que operaba desde 1994 e involucraba al entonces gobernador Arturo Montiel.

El portal Animal Político reveló que archivos secretos del gobierno de Estados Unidos, desclasificados en respuesta a solicitudes de información interpuesta por el Archivo de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en ingles), detallaban que las células de inteligencia que operaban en el Estado de México constaban de 200 empleados, contratados como policías, monitoreaban e investigaban las actividades de “políticos, empresarios, y líderes sociales, que se opongan o critiquen a la administración de gobernador Arturo Montiel Rojas”.

Imagen de archivo (FOTO: Germán Romero/CUARTOSCURO)
Imagen de archivo (FOTO: Germán Romero/CUARTOSCURO)

Además, según los archivos, la información recabada por estas redes de espionaje fue frecuentemente “usada contra la oposición política, vendida a criminales o narcotraficantes para secuestros o chantajes y usada para solicitar sobornos en prevención de la filtración de información vergonzosa”.

Aunque hubo siete personas detenidas, ocho años después, un juez federal los absolvió del delito de intervención de comunicaciones privadas y con ello se dio por terminado el caso de la red de espionaje a cargo de Montiel Rojas.

También en 2001, el gobierno de Vicente Fox anunció la construcción de un nuevo aeropuerto para la Ciudad de México, en terrenos de Texcoco, lo cual fue apoyado por el gobernador mexiquense, Arturo Montiel, quien después se supo, tenía intereses particulares en el nuevo aeropuerto.

El gobierno federal emitió un acuerdo expropiatorio que afectaba a 4,000 familias de San Salvador-Atenco, Texcoco y Chimalhuacán, en su mayoría, pequeños propietarios que explotaba las tierras para la agricultura.

Fue entonces que inició una batalla legal y en las calles que dejaron fuertes enfrentamientos con la policía. El 11 de julio de 2002 se registró el más duro de los encontronazos.

Un grupo de ejidatarios de San Salvador Atenco marchaba, con machetes y palos en mano, por la carretera de Tepexpan-Pirámides rumbo hacia San Juan Teotihuacán, donde se había convocado una manifestación en contra del gobernador Arturo Montiel. Pero entonces, un convoy de 400 policías del municipio de Acolman les cortó el paso. El enfrentamiento dejó un muerto, decenas de heridos y varios detenidos.

En respuesta, un grupo de ejidatarios quemó tres patrullas en la entrada del poblado de Acuexcomac, mientras que otro grupo incendió otros dos vehículos sobre la carretera federal Texcoco-Lechería.

Protestas de ejidatarios de Atenco por el proyecto del aeropuerto de Texcoco, en 2001. (foto: especial)
Protestas de ejidatarios de Atenco por el proyecto del aeropuerto de Texcoco, en 2001. (foto: especial)

El 1 de agosto de 2002, la Presidencia anunció que comenzaría los trámites para dejar sin efecto los decretos. Como resultado, el Gobierno federal decidió cancelar sus planes. La revocación hizo que Montiel perdiera negocios millonarios.

Durante su mandato se realizó una compleja ingeniería financiera para triangular el financiamiento ilegal hacia su partido y ayudar a políticos priistas en distintas entidades para obtener el triunfo.

Montiel Rojas fue el creador de la “Fuerza Mexiquense” mediante la cual, sus operadores electorales se desplazaron a diversas entidades como Yucatán, Veracruz, Michoacán, Tamaulipas, Coahuila o Hidalgo.

Al término de su gobierno, Arturo Montiel (perteneciente al poderoso Grupo Atlacomulco) anunció que buscaría la candidatura a la Presidencia de la República. Pero en octubre de 2005, Televisa reveló las numerosas y lujosas propiedades de Montiel y los negocios millonarios de sus hijos Juan Pablo y Arturo, lo que obligó al mexiquense a renunciar a sus aspiraciones presidenciales y dejar el camino libre al tabasqueño Roberto Madrazo.

Se le acusó de haber malversado cientos de millones de dólares utilizando su cargo. Se le adjudicó la propiedad de un Castillo en Francia y propiedades por millones en Estados Unidos y en México.

Imagen de archivo (FOTO: ARTEMIO GUERRA BAZ / CUARTOSCURO)
Imagen de archivo (FOTO: ARTEMIO GUERRA BAZ / CUARTOSCURO)

El 25 y 28 de octubre de 2005 se presentó ante la PGR una denuncia contra Montiel por uso indebido de atribuciones, peculado, enriquecimiento ilícito, operaciones con recursos de procedencia ilícita, lavado de dinero y delincuencia organizada.

El 23 de marzo de 2006 (con Enrique Peña Nieto como gobernador del Estado de México), por acuerdo del Procurador de Justicia mexiquense, se creó la fiscalía especial para investigar el caso.

La investigación de la procuraduría mexiquense fue bajo los cargos de supuesto enriquecimiento ilícito, peculado y tráfico de influencia y los documentos revelaban que Arturo Montiel Rojas tenía una fortuna estimada de entre 105 y 110 millones de pesos.

La averiguación señaló que el patrimonio de Montiel se redujo en 30 millones de pesos durante su mandato, sin precisar cómo.

Finalmente, 8 meses después, el 27 de noviembre de ese mismo año, la Fiscalía señaló que tras el análisis de más de 160 propiedades, la Procuraduría determinó que “no encontró elementos para ejercer acción penal en su contra”, por lo que Arturo Montiel Rojas fue exonerado.

Una historia de amor sin un final feliz

Maude Versini y Arturo Montiel (Foto: AFP)
Maude Versini y Arturo Montiel (Foto: AFP)

En junio de 2002, Arturo Montiel se casó con la francesa Maude Versini, cinco días después de haberse divorciado de Paula Yáñez Villegas. Un mes antes, el Congreso local modificó el Código Civil para que, al siguiente día de un divorcio por común acuerdo, cualquier persona pudiera contraer nuevas nupcias.

Cinco años después y tras procrear tres hijos, la pareja se divorció el 29 de noviembre de 2007, en medio de un turbulento proceso y se acordó la custodia a la madre con domicilio principal en París. Su padre los vería durante las vacaciones. Y así fue hasta diciembre de 2011, cuando Montiel, retuvo a los niños con el argumento de supuesto maltrato de la madre. Tras más de un año de lucha legal, finalmente, Versini ganó la custodia de los niños, quienes viven en Francia.

En enero de 2011, en una entrevista concedida al semanario Proceso, Maude Versini aseguró que uno de los motivos de su separación de Montiel, fue el alcoholismo del ex gobernador, el cual empeoró tras destaparse su inexplicable fortuna. Y es que de acuerdo con Versini, Montiel entró en una profunda depresión por lo que solía beber alcohol mezclado con antidepresivos.

Y detalló que en julio de 2011, Montiel se llevó a sus tres hijos pequeños de vacaciones en Miami, pero fue detenido el 29 de julio por la policía debido a que presentaba “una conducta irregular y haber provocado la alteración del orden” debido a que se encontraba alcoholizado. De acuerdo a Versini, los abogados de Montiel pagaron una fianza (sin precisar monto) para recobrar su libertad. Y aseguró que Montiel contrató a una empresa suiza cuya especialidad es borrar toda huella de documentos en internet.

El divorcio puso en la mira, una vez más, la inexplicable fortuna del tío del ex presidente Enrique peña Nieto. Y es que la defensa legal de la francesa exigía 20 millones de euros (equivalentes a más de 300 millones de pesos) por consumar la separación.

Imagen de archivo (FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO)
Imagen de archivo (FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO)

Formalmente, además de la pensión alimenticia para los tres hijos menores de la pareja, Montiel y Versini se disputaron bienes comprados en común durante su matrimonio y que según documentos ministeriales, sumarían unos 38 millones de pesos.

Esos 38 millones eran sólo una tercera parte de la fortuna de Montiel, según la Secretaría de la Contraloría del Estado de México y lo que consta en pruebas ministeriales recabadas en 2006.

Según la averiguación previa TOL/DR/I/1434/05, antes de casarse con Versini, Montiel Rojas ya poseía una finca en Atlacomulco valuada en 70 millones de pesos; una casa con un valor de cuatro millones de pesos en Tonatico y la casa de Valle de Bravo en el fraccionamiento El Santuario (de 6 millones de pesos), donde Maude y Montiel se casaron el 23 de junio de 2002. Todas se encuentran en el Estado de México.

Durante el matrimonio con Maude, Montiel utilizó el efectivo que tenía para comprar bienes inmuebles, como el del fraccionamiento de San Carlos, en Metepec, con un valor comercial de cinco millones de pesos; un departamento en el Bosque de Boulogne, en París, con un costo de 17 millones de pesos, comprado a través de una empresa inmobiliaria propiedad de Montiel y Versini, y un departamento de 240 metros cuadrados en Careyes, Jalisco, con valor de unos 6 millones de pesos.

Tras determinarse la exoneración del ex gobernador, la oposición señaló que había indicios y documentación suficientes para reabrir una investigación en contra del ex mandatario estatal, esto no sucedió.

Tras su divorcio con Maude Vesini, el priista se casó con la periodista Norma Meraz, de quien también se divorció y en mayo de 2016 contrajo nupcias con la joven michoacana Karla Cortés Treviño.

El rumor de su muerte

Imagen de archivo (FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO)
Imagen de archivo (FOTO: MOISÉS PABLO /CUARTOSCURO)

En junio 2017 corrió la versión de que Arturo Montiel Rojas había ingresado a emergencias en un hospital privado de la Ciudad de México, por un grave problema cardiovascular. Días después, el 30 de junio, se dijo que el exgobernador del Estado de México había fallecido.

Fue el entonces secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, quien salió a desmentir el deceso, a través de su cuenta de Twitter. Familiares y personajes cercanos al ex gobernador mexiquense hablaron ante medios de comunicación para desmentir el fallecimiento. Admitieron que había tenido problemas de salud, pero aseguraron que se recuperaba favorablemente.

Una de sus últimas apariciones públicas fue en eventos proselitistas de Alfredo del Mazo Maza, durante su campaña para gobernador del Estado de México.

MÁS DE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR