La Haya investigará a Tomás Yarrington y Eugenio Hernández, ex gobernadores de Tamaulipas, por delitos de lesa humanidad

La denuncia fue presentada por la organización Justicia Tamaulipas desde agosto de 2018, en la modalidad de desaparición forzada

(Fotos: Cuartoscuro)
(Fotos: Cuartoscuro)

La Corte Internacional de Justicia de la Organización de Naciones Unidas (ONU), también conocida como La Haya, dio a conocer que iniciará una investigación en contra de los ex gobernadores de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores, por delitos de lesa humanidad en su modalidad de desaparición forzada.

Así lo dio a conocer el activista Giovanni Barrios Moreno, presidente de la organización Justicia Tamaulipas, quien presentó la denuncia desde agosto de 2018 y finalmente obtuvo una respuesta, a la cual describió como “histórica”, debido a que esta Corte nunca había dado entrada a una demanda en contra de ex funcionarios mexicanos por el delito de desaparición forzada.

“Hemos recibido la respuesta de la Corte Internacional, diciéndonos que sí, que han encontrado suficientes elementos para iniciar una investigación contra estos ex gobernadores, por ello se hará un análisis para que puedan ser juzgados por los delitos de lesa humanidad”, comentó en conferencia de prensa.

Barrios Moreno puntualizó que se entregaron más de 450 pruebas a La Haya con las cuales buscaron demostrar a las autoridades que los ex mandatarios eran culpables de estos delitos, además de argumentar que durante sus periodos de gobierno fueron omisos y permitieron que los grupos delictivos actuaran a cambio de sobornos.

El edificio de la Corte Penal Internacional en La Haya, Países Bajos. (Foto: Piroschka van de Wouw/Reuters)
El edificio de la Corte Penal Internacional en La Haya, Países Bajos. (Foto: Piroschka van de Wouw/Reuters)

Entre las pruebas que aportaron a la Corte Internacional con sede en Países Bajos, detalló, se encontraron 150 páginas de información que medios de comunicación reportaron durante años, así como investigaciones de la DEA acumuladas en torno a sus periodos como gobernadores.

Para este activista, el principal problema que surgió derivado de los gobiernos de Yarrington Ruvalcaba y Hernández Flores fue la desaparición forzada. Según sus análisis e investigaciones, más de 10,000 personas padecieron este problema. Incluso él fue una víctima colateral de este delito, pues su hijo fue desaparecido en el 2008.

Tomás Yarrington fue gobernador de Tamaulipas entre 1999 y 2005 como abanderado del PRI (Partido Revolucionario Institucional). Cabe recordar que la entidad fronteriza con Estados Unidos siempre ha jugado un papel estratégico en el trasiego de drogas y ha servido como una de las principales vías para su ingreso a dicho país.

En la actualidad, el ex gobernador se encuentra detenido en Estados Unidos por presunto lavado de dinero para el crimen organizado. Además, en julio de este año se dio a conocer que habría usado identificaciones falsas tanto de aquel país como de México para cometer diversos delitos.

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Yarrington está acusado, entre otras cosas, de supuestamente tener nexos con organizaciones como el Cártel del Golfo y para su brazo armado, que posteriormente formaría su propia organización criminal, Los Zetas, una de las más sanguinarias en su momento.

Tras concluir su mandato en 2005, cuando ya tenía a la entonces Procuraduría General de la República (PGR) y a diversas agencias estadounidenses, como la DEA y el FBI, sobre su pista, decidió dejar México. Las investigaciones de aquel país comenzaron en 2012 y el hombre estuvo prófugo hasta 2017, año en que fue detenido en Italia.

Por su parte, Hernández Flores, gobernador entre 2005 y 2010, fue detenido en octubre de 2017, acusado de peculado y operaciones con recursos de procedencia ilícita, por lo que fue enviado a una prisión de Ciudad Victoria, Tamaulipas.

Luego fue trasladado a otros penales y actualmente se encuentra en el Centro de Readaptación Social “Antonio Sánchez Galindo”, en el municipio de Tenango del Valle, en el Estado de México.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS