En México sí hay racismo, aunque no lo queramos ver: Blessing Chukwu, la primera afrodescenciente en Miss México

El objetivo principal de la concursante de 23 años es dar visibilidad a la comunidad afromexicana


Entrevista Blessing Chukwu, primera concursante afromexicana en un Miss México


Blessing Chukwu, 23 años. Nació en Nigeria. Su abuela materna es mexicana. Antes de cumplir cuatro años empezó a vivir en Tepic, en el estado mexicano de Nayarit (cerca de un millón y medio de habitantes). Y ahora es la primera consursante de ascendencia afroamericana en el certamen Miss México.

Y bastante alejado de lo que comunmente se piensa de estos concursos, el objetivo e impulso de Blessing va más allá de ganar un título y una corona: ella busca visibilizar a la comunidad afromexicana en México.

No lo dice al azar. Las comunidades afromexicanas del país han sido invisibilizadas, e incluso se han quedado sin un lugar en la historia nacional, siendo que su existencia se remonta a la llegada de los españoles al continente americano.

Por hacer una idea, fue apenas hasta 2015 que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) incorporó a su Encuesta Intercensal una pregunta más para identificar a la población negra, afromexicana o afrodescendiente. Se trata de la primera vez en la historia reciente de México, que el Estado reconoce la población mexicana es multiétnica, más allá de la diversidad de los pueblos indígenas.

Blessing Chukwu (Instragram: @itsblessch)
Blessing Chukwu (Instragram: @itsblessch)

Los resultados de ese estudio revelaron que en México existen un millón 381 mil 853 personas que se reconocen como afrodescendientes y representan 1.2% de la población total del país.

No obstante, a Blessing la han atacado apuntando a que, por su afrodescendencia, no representa a la población mexicana.

“En la etapa estatal (Miss Nayarit) sufrí mucha discriminación, sobretodo en redes sociales (...) en mis fotos siempre me hacían saber que no era la favorita. Empezaron diciendo que yo no hablaba español; luego, ‘ella no puede ser porque ni siquiera nació en Nayarit’; ‘no representa la belleza nayarita y mucho menos la mexicana", señaló la joven, en un perfecto español –contrario a lo que le reclaman– con un acento mexicano que habla como si de su lengua madre se tratara.

Esta lamentable experiencia de Blessing retrata lo que en 2019 Oxfam México señaló en su estudio llamado: “Por mi raza hablará la desigualdad”, al indicar que la discriminación étnico-racial en el país se remontan a las relaciones históricas de poder y dominación sobre los pueblos indígenas y afrodescendientes, junto a la legitimación subjetiva en el racismo, “en la creencia errónea de que esta dominación se justifica por la presencia de rasgos esenciales, biológicos, genéticos, o culturales, que colocan a los grupos dominados en situación de inferioridad en relación a los grupos dominantes”.

Blessing Chukwu (Instragram: @itsblessch)
Blessing Chukwu (Instragram: @itsblessch)

Sí han habido momentos en los que me han llegado a dicriminar, pero nunca me afectó porque es un tema en el que he estado trabajando desde niña, simplemente he ignorado ese tipo de comentarios. A veces las personas no se ponen a pensar en el impacto que van a tener sus comentarios", lamenta resignada la joven nayarita.

Entonces contó a Infobae México cómo uno de esos tristes episodios lo vivió en el certamen estatal, que por azares del destino, ahora está representando. Y es que en la recta final del evento le preguntaron “qué le representaba ser mexicana”. Entonces quienes apoyaban a otras concursantes lo vieron como el momento idóneo para agredirla por ese lado.

“Lo primero que hicieron fue empezar a decir ‘buuuh’, pero gritando: 'ella no puede responder eso porque ella no es mexicana", recordó la participante.

Ese momento fue decisivo para que Blessing no ganara el título. Quedó como primera finalista, en segundo lugar. Aún así, faltando un mes para el concurso nacional –que fue pospuesto para marzo de 2021 por la pandemia del COVID-19– le ofrecieron ser quien representara a Nayarit en Miss México 2020. Ella aceptó sin pensarlo.

(@itsblessch)
(@itsblessch)

El ser mexicano va más allá de si naciste aquí o de tener los rasgos que se piensan son propios de mexicanos; es el amor por tu país, por sus raíces y por las cosas que haces para que tu país sea un lugar mejor”

Esta no es la primera vez que esta chica nacida en Nigeria representa a Nayarit en una competencia. Desde que ella cumplió 12 años, se inició como atleta profesional, y se desempeñó como seleccionada estatal y nacional. “Aunque no nací en Nayarit, desde pequeña sentí el amor por mi estado y pues aquí está mi vida”.

¿Consideras que México es un país racista?

Sí, aunque no lo queramos ver. No solo con los comentarios a quienes las personas consideran diferentes a ellos, sino también al criticar a alguien que ves en la calle o hacer menos a alguien por su situación socioeconómica, eso ya es racismo”.

Aún así, Blessing resalta las cosas buenas de su país: “yo amo a la gente porque en los momentos más difíciles siempre nos apoyamos. Eso es algo muy bueno de México”.

(@itsblessch)
(@itsblessch)

Chukwu ha recibido comentarios de muchas personas, de todo el país e incluso del extranjero, que le aplauden la manera en la que visibiliza a la comunidad afrodescendiente y le dicen que se identifican con ella.

Y aunque evidentemente ganar Miss México 2020 y representar al país en el siguiente Miss Mundo le entusiasma muchísimo, su verdadero objetivo ya lo está viendo cumplirse.

“Independientemente de lo que pase, yo sé que ta estoy logrando la idea que tenía desde un principio: el que se tomara en cuenta a las otras culturas. Que en México se dieran cuenta de que hay una gran diversidad en este país”.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: