Bodas en tiempos de COVID-19: nueve de cada 10 parejas mexicanas se adaptan a los protocolos sanitarios

Utilizar cubrebocas, así como el uso de gel antibacterial y reducir la lista de invitados, son algunas medidas necesarias para realizar la celebración

Denisse Rodríguez y su prometido Martín García mientras posan después de una entrevista, en la ciudad de Guadalajara (Foto: EFE)
Denisse Rodríguez y su prometido Martín García mientras posan después de una entrevista, en la ciudad de Guadalajara (Foto: EFE)

Las parejas que están próximas a contraer nupcias en México ya se están mentalizando para la serie de adaptaciones que tendrán sus ceremonias y fiestas como medida de seguridad sanitaria ante la pandemia de coronavirus (COVID-19)

Así lo reveló este jueves el reporte “2020: Bodas durante la COVID-19”, una encuesta a 14,356 parejas de 15 países, cuyas bodas estaban o están previstas para celebrarse entre septiembre y enero de 2021.

Si bien en cada país hay diferentes normas y protocolos por el SARS-CoV-2 durante este tipo de eventos sociales, algunas medidas ya son casi universales.

Entre ellos, el uso obligatorio de cubrebocas, dispensadores de geles antibacteriales en todas las zonas, ajustar la lista de invitados, optar por locaciones al aire libre, redistribuir los espacios para poder mantener la sana distancia o adaptar el tipo de animación.

Varias parejas tuvieron que esperar a que el semáforo epidemiológico pasara a "amarillo" para poder casarse (Foto: Cuartoscuro)
Varias parejas tuvieron que esperar a que el semáforo epidemiológico pasara a "amarillo" para poder casarse (Foto: Cuartoscuro)

De acuerdo con el estudio, nueve de cada 10 parejas mexicanas próximas a casarse incorporan de forma proactiva una combinación de dichas medidas y precauciones. El dato está por encima del promedio de los 15 países estudiados (83%) y solo es superado por Canadá (97%) y Estados Unidos (94%).

Otro dato a destacar es que, aprovechando la era digital, el 49% de las parejas en el país aseguraron que aumentarán la comunicación con sus invitados vía remota para anticipar y resolver sus dudas.

Pero también hay quienes añadirán medidas más creativas; por ejemplo, que los invitados lleven pulseras de colores para indicar qué tan cómodos se sienten al interactuar con otras personas.

Asimismo, cada vez se acorta más la brecha entre las parejas que deciden aplazar la fecha de la boda y las que optan por mantenerla acatando las medidas recomendadas.

El sector de organización de eventos sociales es uno de los que más ha sufrido durante la contingencia (Foto: Pixabay)
El sector de organización de eventos sociales es uno de los que más ha sufrido durante la contingencia (Foto: Pixabay)

En este sentido, las parejas mexicanas encuestadas en septiembre y cuyas bodas están previstas antes de enero de 2021, el 35 % dijo que, por el momento, mantendrá la fecha.

Mientras que en los demás países latinoamericanos sigue siendo mayoritaria la decisión de posponer, comportamiento que podría deberse a que la pandemia irrumpió más tarde que en Europa y a que en algunos de estos países las medidas de aislamiento se extendieron durante más meses.

Según el portal especializado Bodas.com.mx, el sector nupcial está preocupado por los eventos que han trascendido en las últimas semanas y en los que se obviaron los aforos permitidos, las normativas y los protocolos sanitarios.

Bodas que causaron brotes

De los contagiados algunos era asintomáticos, una persona de avanzada edad pero no se reportaron enfermos graves (Foto: Instagram/mandotorrea)
De los contagiados algunos era asintomáticos, una persona de avanzada edad pero no se reportaron enfermos graves (Foto: Instagram/mandotorrea)

La celebración de reuniones sociales sin las medidas sanitarias frente a la pandemia de el COVID-19 desataron las críticas en México tras difundirse que una boda terminó con decenas de contagios entre los asistentes.

El pasado 3 de octubre, en la ciudad de Mexicali, capital del estado de Baja California, unas 200 personas acudieron a la boda del actor de telenovelas Armando Torrea y Laura Pérez, hija de un empresario reconocido de la región.

Durante la boda, no se siguieron las normas sanitarias como la aplicación de gel desinfectante en la entrada o el uso del cubrebocas por parte de los invitados y al final, alrededor de 100 de los asistentes se contagiaron del coronavirus SARS-CoV-2.

Asimismo, el pasado 10 de octubre en la zona residencial de Torreón, Coahuila, se realizó una boda a la que asistieron 700 invitados. Provocó que al menos 90 personas se enferman.

Por si fuera poco, los organizadores de la fiesta no alertaron a las autoridades sobre la realización del evento y no se respetaron las medidas sanitarias para prevenir la COVID-19.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Coronavirus en México: Chihuahua es el primer estado en regresar a semáforo rojo

La UNAM extendió la suspensión de actividades presenciales hasta el 2021

Robo de autos en México: con tendencia a la baja por la pandemia de COVID, estos son los modelos más buscados por delincuentes

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos