″¡Está llorando, sigue vivo!”: conmoción en Puebla por caso de bebé que declararon muerto por error y mandaron a la morgue

Personal del Hospital General de Zona (HGZ) No. 20, de La Margarita informó que no tenía signos vitales, presuntamente estuvo por horas en un frigorífico de la morgue, donde su padre lo encontró vivo

Foto: Azteca Noticias - captura de pantalla.
Foto: Azteca Noticias - captura de pantalla.

Una gran conmoción ha causado en Puebla el descubrimiento de un recién nacido prematuro que fue declarado muerto y horas después su padre y personal de la funeraria se dieron cuenta que estaba vivo, se movía y lloraba.

La madrugada del pasado 21 de octubre, la madre del menor acudió al Hospital General de Zona (HGZ) No. 20, de La Margarita, fue atendida de un parto prematuro y el bebé nació con 23 semanas de gestación (poco más de cinco meses).

Personal médico informó a los padres que el bebé había fallecido y les entregaron los papeles respectivos y la familia decidió contratar los servicios funerarios para el proceso, mientras tanto presuntamente el bebé habría sido enviado a la morgue donde permanecería en un frigorífico por seis horas.

Miguel Ángel Flores, Dueño de Funeraria Flores, declaró a la televisora Telediario cómo se percataron de lo ocurrido.

“Se percató el chofer que estaba vivo el bebé, pero le digo que falleció a las 4 y desde las 4 a las 10 , seis horas estuvo en refrigeración el bebé”, confirmó Flores que fue testigo del hecho.

Cuando llegamos nosotros a retirar el cuerpo, nos percatamos que empieza a llorar y a moverse, la trabajadora social hasta se molesta hasta de que le dijimos que estaba vivo porque dice `qué es lo que pasa, no estén de mentirosos` o cosas así, entonces le dijimos al papá que se acercara y él también vio que estaba llorando, entonces bajan a la doctora también que es la que hizo el certificado de defunción, ya viendo el certificado de defunción el bebé presenta vida”, añadió Miguel Ángel Flores.

En un video difundido por el periodista Javier López Díaz, se puede observar al bebé envuelto en una sabana y emitiendo sonidos. La voz del papá se escucha advirtiendo que el menor aún esta llorando.

Aquí estoy yo; soy tu papito (...) resiste, mi amor”, dice el hombre mientras lo graba con un teléfono móvil.

infobae-image

Por su parte la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) emitió un comunicado donde señalan lo ocurrido en el Hospital General de Zona (HGZ) No. 20, de La Margarita, en la Ciudad de Puebla.

De acuerdo con una tarjeta informativa, se indicó que la institución inició una investigación para deslindar responsabilidades y a la par, se garantizó el servicio médico necesario para el neonato, cuyo estado de salud no es favorable debido a que es prematuro.

“Se aplicaron los protocolos del recién nacido prematuro extremo, pero no presentó signos vitales, por lo que se certificó el fallecimiento.  Fue trasladado al área de mortuorio”, se señaló en el comunicado.

“Al entregar el cuerpo al familiar, el personal médico y de la funeraria se percataron que el bebé estaba vivo. De inmediato recibió atención médica de soporte, y fue trasladado a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del HGZ No. 20”.

El pequeño quedó con una cicatriz de 15 cm en su cabeza Foto: Impresión de pantalla Canal 13 puebla
El pequeño quedó con una cicatriz de 15 cm en su cabeza Foto: Impresión de pantalla Canal 13 puebla

No es la primera vez, un bebé resultó con herida de 15 cm en la cabeza

Otro caso ocurrido a mediados de agosto en este mismo hospital, fue dado a conocer por el Canal 13 local, después de que médicos provocaron una herida de 15 centímetros en la cabeza durante el nacimiento.

Al padre le indicaron que el menor tenía una herida de aproximadamente 5 centímetros en la cabeza, sin embargo al verlo se dio cuenta que en realidad era de 15 cm., su madre no pudo verlo de inmediato ya que fue positiva a Covid-19.

En una tarjeta informativa, el hospital nuevamente reconoció lo ocurrido y dijo que se trató de “una lesión accidental en la piel”.

Otro bebé murió en una operación ahí mismo

El fallecimiento repentino de un bebé de dos meses de edad consternó a la familia Salinas Pérez.

Adrián Salinas, padre del bebé, contó a Telediario que su hijo nació el 21 de mayo de manera prematura en el Hospital General de Zona 20 La Margarita, y, por protocolos del hospital ante la contingencia por coronavirus, fue trasladado al área de cuidados intensivos donde su salud se mostraba favorable.

Tan sólo en este año se han reportado a los medios tres incidentes con recién nacidos en el Hospital de La Margarita Foto: (Google)
Tan sólo en este año se han reportado a los medios tres incidentes con recién nacidos en el Hospital de La Margarita Foto: (Google)

Según contó Adrián, su bebé estaba evolucionando satisfactoriamente y solo faltaban 15 días, o menos, de ser dado de alta. Sin embargo, tras una revisión de un oftalmólogo, descubrieron que el menor presentaba retinopatía en sus dos ojos y requería una cirugía menor para corregir el problema.

La cirugía fue programada el 22 de julio a las 16:00 horas, aquel día la pediatra a cargo del área y un cardiólogo evaluaron su salud y constataron que se sano, y sin ningún problema cardiaco.

No obstante, los médicos adelantaron sorpesivamente el procedimiento y a las 15:00 horas, una jefa de enfermeras y dos camilleros bajaron al bebé a la sala de operaciones, sin embargo, Adrián señaló que ningún pediatra los acompañó a pesar de que por protocolo debe estar presente. Le informaron que su bebé había fallecido pero no podían decirle con exactitud qué había pasado o la causa de muerte.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

Milagro: un bebé nació muerto y revivió con el calor de su madre

Fue a la morgue a despedirse y encontró que su hija estaba viva: la historia desconocida detrás del caso que conmocionó al país

“Quedate con ella porque no pasa la noche”: la nueva vida de la beba que llegó a pesar 380 gramos