México podría compartir la responsabilidad de efectos secundarios adversos de la vacuna contra el COVID-19

“El peor escenario para el país es que nuestros vecinos tengan una campaña de vacunación cuatro meses antes”, dijo el portavoz de la cancillería

La funcionaria espera que las primeras dosis que llegarán a México serán de las tres farmacéuticas con las que se firmaron convenios (Foto: EFE)
La funcionaria espera que las primeras dosis que llegarán a México serán de las tres farmacéuticas con las que se firmaron convenios (Foto: EFE)

México podría compartir algunas responsabilidades derivadas de efectos secundarios adversos de vacunas contra el COVID-19 utilizadas en el país, pero negociará ese tema una vez que los laboratorios hayan terminado de desarrollarlas, dijo el martes la cancillería.

A medida que los ensayos de docenas de vacunas avanzan en una carrera contra el tiempo por el antídoto para frenar la enfermedad que ha contagiado a más de 40 millones de personas en todo el mundo, empiezan a surgir cuestionamientos sobre quién pagará los platos rotos si algo sale mal con alguna de ellas.

Hace unos días, México firmó convenios de precompra de vacunas con la farmacéutica británica AstraZeneca, la estadounidense Pfizer y la china CanSino Biologics que, junto con las dosis que proveerá COVAX, podrán inmunizar a la gran mayoría de los 126 millones de mexicanos.

México está preparado para negociar cláusulas sobre posible responsabilidad civil en casos de efectos secundarios no deseados de vacunas, tanto con laboratorios como con la iniciativa mundial de vacunas COVAX, respaldada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo el martes el portavoz de la cancillería, Arturo Rocha.

“El objetivo tanto en COVAX, como en los demás tratos bilaterales con laboratorios, será alcanzar un equilibrio en cuanto a la posible responsabilidad civil”, dijo a Reuters, añadiendo que los riesgos tienen que distribuirse.

A COVAX se han adherido más de 150 países -entre ellos México- con miras a asegurar una distribución equitativa de las futuras dosis de vacunas contra el coronavirus.

México estimó que podría iniciar la vacunación en abril de 2021. (Foto: EFE)
México estimó que podría iniciar la vacunación en abril de 2021. (Foto: EFE)

Martha Delgado, subsecretaria de Asuntos Multilaterales a cargo de la campaña internacional de México en busca de acuerdos para vacunas, dijo en un reciente entrevista con Reuters que la segunda mayor economía de América Latina no necesitaría de un fondo para amparar posibles daños por la aplicación de inyecciones en el país.

“Si surge esa contingencia, se pueden obtener esos fondos del erario”, dijo Delgado, añadiendo que era demasiado pronto para saber con seguridad cómo se distribuirían las responsabilidades.

A medida que México vaya aterrizando ya sus acuerdos y sus compras, puede ir también calculando el riesgo y puede ir pensando en las formas como lo va a enfrentar”, subrayó.

Las negociaciones sobre responsabilidad se harían en una etapa posterior, “una vez que los laboratorios hayan concluido con el desarrollo de las vacunas candidatas y se encuentren en proceso de obtener las autorizaciones correspondientes para su uso por parte de la OMS y otras agencias sanitarias”, dijo el portavoz.

Delgado descartó que posibles efectos secundarios inesperados puedan llegar a ser graves, pues detrás de los ensayos de vacunas está la mirada de reguladores de salud en el mundo y de la OMS, añadiendo que es más riesgoso no anticiparse y perseguir acuerdos por vacunas. “¿Cuánto cuesta ese riesgo?”, preguntó.

La funcionaria espera que las primeras dosis que llegarán a México serán de las tres farmacéuticas con las que se firmaron convenios y que “han prometido las entregas más tempranas”, mientras que COVAX asegura cantidades de dosis pero no fechas. Pfizer ofreció empezar la entrega en diciembre, detalló.

 México firmó convenios de precompra de vacunas con la farmacéutica británica AstraZeneca, la estadounidense Pfizer y la china CanSino Biologics / Carlos Jasso)
México firmó convenios de precompra de vacunas con la farmacéutica británica AstraZeneca, la estadounidense Pfizer y la china CanSino Biologics / Carlos Jasso)

En agosto, México estimó que podría iniciar la vacunación en abril de 2021. Sin embargo, eso parece ya no ser suficiente ante la posibilidad de que Estados Unidos, su vecino y principal socio comercial, empiece a inocular a su población a fines de este año.

El peor escenario para México es que nuestros vecinos tengan una campaña de vacunación cuatro meses antes que nosotros, y haya un tema de fronteras cerradas porque en México no haya una campaña de vacunación”, explicó la funcionaria.

“Nosotros tenemos que ir alineando regionalmente estos procesos”, destacó Delgado. “Si pensamos que podríamos empezar a recibir vacunas en diciembre, quizás también podríamos empezar una campaña de vacunación en enero o febrero”, añadió.

A inicios de octubre, el secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, dijo que para fines de 2020 podría haber hasta 100 millones de dosis de una vacuna y para marzo o abril del próximo año, suficientes para todos los estadounidenses que la requieran.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Coronavirus en México: suman 86,893 muertes y 860,714 casos de contagio acumulados

Mapa del coronavirus en México 20 de octubre: con “signos claros de rebrote” en el país, CDMX y Nuevo León tienen más casos activos

López-Gatell explicó cómo funciona el único medicamento efectivo para tratar casos graves de COVID-19


MAS NOTICIAS

Te Recomendamos