El Chapo Guzmán ahora va a la escuela: es por negocio, dicen analistas

De alguna u otra forma la presencia del fundador del Cártel de Sinaloa se ha hechos sentir en su estado natal a pesar de que cumple en EEUU una sentencia de cadena perpetua

Las iniciales de Guzmán Loera están ahora hasta en los útiles escolares (Foto: Steve Allen)
Las iniciales de Guzmán Loera están ahora hasta en los útiles escolares (Foto: Steve Allen)

Primero fueron despensas, luego tortas a familiares de personas hospitalizadas y hace unos días billetes en cajeros automáticos con las iniciales JGL, de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, ahora, en colonias marginadas de Culiacán aparecieron paquetes de útiles escolares presuntamente enviados por el narcotraficante, actualmente preso en Estados Unidos y sentenciado a cadena perpetua.

Presuntos sicarios repartieron el fin de semana paquetes de útiles escolares a niños de escasos recursos rotulados con las iniciales “JGL”. La entrega, que se realizó principalmente en las colonias Bicentenario y Las Coloradas, incluía plumones, colores, colores, cuadernos y tijeras, entre otros.

Los desconocidos, que circulaban en una camioneta blanca de redilas, según señalaron habitantes de las colonias, también regalaron despensas y dinero en efectivo.

Emisarios de Alejandrina Guzmán repartiendo despensas en Jalisco (Foto: Facebook/El Chapo Guzmán)
Emisarios de Alejandrina Guzmán repartiendo despensas en Jalisco (Foto: Facebook/El Chapo Guzmán)

Se ha señalado que los apoyos a personas de escasos recursos se entregan bajo las órdenes de los hijos de Guzmán Loera “Los Chapitos”, como sucedió en el caso de las despensas en Jalisco enviadas por Gisselle Guzmán, para tratar de mantener viva la imagen de su padre.

Sin embargo, detrás de esas entregas, analistas consideran que existe un propósito un poco menos noble y es el hecho de que ahora el Chapo Guzmán es marca registrada y se ha convertido en un negocio para sus hijos y algunas de sus ex esposas.

“Se vuelve un factor comercial y en la medida que mantengan vigente su imagen como ‘El Robin Hood’, no va a cambiar su sentencia en Estados Unidos, pero sí tiene un valor como marca comercial que está registrada ante el IMPI”, expresó a Infobae México, Alexei Chevez, consultor en temas de seguridad.

Un segundo punto, aseguró es que manteniendo viva su imagen, la familia y la organización criminal tratan de intentar contrarrestar en la opinión pública para generar compasión hacia su padre y al mismo tiempo hacer quedar al gobierno mexicano como el villano que no ayudó al Chapo.

Los paquetes escolares entregados en Culiacán (Foto: Cortesía)
Los paquetes escolares entregados en Culiacán (Foto: Cortesía)

Para Gerardo Rodríguez Sánchez Lara, coordinador del Diplomado Internacional de "Estudios Estratégicos y Gobernanza Global organizado por la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), que inicia el 13 de octubre, también existen dos aristas en este tema:

La primera es que el Cártel de Sinaloa debe mantener su escudo social para mantener a las bases que los apoyan para la distribución de drogas y protección en casos de operativos policiacos.

“Y por otro lado es un marketing político criminal , para demostrar que siguen vigentes y que siguen teniendo bases sociales frente la embestia del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y sobre todo para demostrar que tienen apoyo popular frenta al liderazgo claro que tiene Ismael Mayo Zambada que es el líder del Cártel de Sinaloa”, señaló.

Para Carolina Sampó, se hace uso del nombre y la imagen tanto de Guzmán Loera como de la organización criminal para proyectar poder más allá dee su territorio.

“El Chapo es una marca registrada que tiene alcance más allá de México, imágenes que se hacen conocidas en toda América Latina, también lo que están haciendo es marcar el territorio frente al Estado y a otros cárteles. Por un lado está esta construcción permanente de legitimidad para conseguir un poder que hasta puede tener alcance politico y evita que el Estado recupere espacios”, señaló la investigadora de la Universidad Nacional de la Plata, en Argentina.

“La idea de poner al Chapo como marca tiene que ver con la figura carismátca a veces endiosada de un tipo inteligente”, agregó.

El alias del narcotráfico es una marca registrada, como consta en la Base Mundial de Datos sobre Marcas donde existen 27 registros para “El Chapo” en países como Dinamarca, Francia, Filipinas y Estados Unidos, pero de entre todos, destacan cuatro en México de los que la titular es su hija Alejandrina Gisselle Guzmán Salazar, quien lanzó la línea de ropa y accesorios Chapo 701.

Uno de los registros, con el número 1205098, incluye el permiso para juegos y juguetes, artículos de gimnasia y deporte, así como adornos para árboles de Navidad. Un tercero, con el número de serie 1219281 se refiere a artículos de oficina.

Los registros otorgados a la hija de Guzmán Loera
Los registros otorgados a la hija de Guzmán Loera

A pesar de que el trámite para la obtención del registro de marca lo habrían realizado la primera y la última esposa de “El Chapo”: Alejandrina Salazar y Emma Coronel Aispuro a partir de 2016, la información se dio a conocer en 2016, donde se reveló que las beneficiarias no era ellas sino Gissele.

De acuerdo con la información, las dos mujeres presentaron 24 peticiones para registrar el apodo y nombre de Guzmán Loera, pero sólo fueron autorizadas cuatro y su vigencia concluye en 2020.

Las solicitudes del registro comenzaron ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), originalmente con otras dos marcas, “El Chapo Guzmán” y “Joaquín El Chapo Guzmán”, que fueron rechazadas por la Dirección Divisional de Marcas del IMPI debido a que estos nombres hacen referencia al narcotraficante, de acuerdo con el artículo cuarto de la Ley de la Protección Industrial, que de manera textual el artículo señala:

No se otorgará patente, registro o autorización, ni se dará publicidad en la Gaceta, a ninguna de las figuras o instituciones jurídicas que regula esta Ley, cuando sus contenidos o forma sean contrarios al orden público, a la moral y a las buenas costumbres o contravengan cualquier disposición legal.

Aunque el apoderado legal de Alejandrina Guzmán y de María Alejandrina Salazar, José Antonio Magaña Jiménez, aseguró en su momentos que los nombres tienen significados diferentes y que los usos destinados de la marca no tienen vínculo alguno con el narcotraficante, pese al uso común de los nombres, la combinación de ellos (Joaquín, Chapo y Guzmán) “desprende la idea de una persona en particular”, la del narcotraficante.

Emma Coronel es una de las personas que puede explotar el nombre del narcotraficante (Foto: REUTERS/Brendan McDermid)
Emma Coronel es una de las personas que puede explotar el nombre del narcotraficante (Foto: REUTERS/Brendan McDermid)

En 2019, mientras Guzmán Loera esperaba su sentencia en Estados Unidos, uno de los abogados del Chapo, Michael Lambert, aseguró que el fundador del Cártel de Sinaloa dio los derechos de propiedad intelectual de su nombre a Emma Coronel para que lanzara una marca de ropa. Sus asesores legales ayudarían a la modelo a manejar esta nueva marca, cuyos accesorios estarán disponibles tanto en México como en EEUU.

Sin embargo, hasta ahora se desconoce qué pasó con el nuevo negocio que emprendería la ex reina de belleza.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: