Golpe a la 4T de López Obrador: el instituto para “devolverle al pueblo lo robado” está bajo sospecha de corrupción

La renuncia de Jaime Cárdenas, puso en evidencia la podredumbre que existe en el instituto. “Mis dudas y opiniones no le gustaban al presidente”, dijo en entrevista

El Indep, una de las instituciones insignia del presidente Andrés Manuel López Obrador, estaría envuelta en corrupción (Foto: Twitter@IndepOficial)
El Indep, una de las instituciones insignia del presidente Andrés Manuel López Obrador, estaría envuelta en corrupción (Foto: Twitter@IndepOficial)

El Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (Indep), la institución emblemática de la Cuarta Transformación creada por el presidente Andrés Manuel López Obrador con la promesa de “acabar con la corrupción y el saqueo de los gobiernos anteriores”, se encuentra  en medio de un escándalo de corruptelas.

Los rumores comenzaron hace tiempo, cuando Ricardo Rodríguez Vargas era titular del Indep, pero tras darse a conocer la carta de renuncia de Jaime Cárdenas enviada al mandatario, se confirmaría que dentro del Instituto, concebido para combatir “el cáncer de la corrupción” que infestó al antiguo Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), sigue creciendo sin que pueda ser aniquilado.

En el tercer apartado de la carta de Cárdenas Gracia al mandatario titulado “Combate a la corrupción”, el ahora ex funcionario dice, textual: “1. Encontramos al inicio de nuestra función probables irregularidades administrativas –procedimientos de valuación que no garantizan los principios del artículo 134 constitucional (el mayor beneficio para el Estado), mutilación de joyas, contratos favorables a las empresas y no al Indep, y conductas de servidores públicos contrarias a las normas–. En consecuencia, hemos presentado denuncias administrativas del órgano interno de control. 2. Por la manipulación de distintas piezas de joyería, hemos presentado las denuncias penales a la Fiscalía General de la República”.

Este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador tundió a quien hace algunos años, fue su abogado y representante electoral cuando era candidato a la presidencia de la República y que también se desempeñó como consejero electoral del desaparecido IFE. Aseguró que Jaime Cárdenas “no le entró” a limpiar al Indep .

Foto: Presidencia de México.
Foto: Presidencia de México.

“Limpiar, que era lo que tenía que hacer Jaime, pero no le entró. Ayer hablábamos de que para ser servidor público, sobre todo en un proceso de transformación, se requieren ganas, para todo en la vida, convicciones y arrojo y no rendirnos”, aseguró.

Durante su tradicional conferencia en Palacio Nacional, el presidente aseguró que los grandes problemas se enfrentan, “echándose para adelante”, y recalcó que a Jaime Cárdenas le dio miedo e impotencia por no saber manejar las cosas al interior del Indep.

“Ayer dije que el que ser aflige se afloja. Ni modo que enfrentemos un problema y nos dé depresión, nos inmovilicemos. ¿Imagínense con ese ánimo cómo podríamos estar enfrentando una doble crisis: la pandemia y la económica? Siempre hay que echarse para adelante, lo difícil se resuelve, lo imposible se intenta. Nada de que está muy difícil”, destacó.

Al ser cuestionado sobre si Cárdenas Gracia sintió miedo o impotencia ante el encargo de limpiar el Indep, López Obrador consideró que fueron las dos cosas.

“¿Miedo o impotencia?? las dos cosas. Estaba de buen tamaño el animal, pero esa es la lucha de David contra Goliat.. es una transformación, no es un día de campo, no son tamalitos de chipilín”, puntualizó.

Pero la respuesta de Jaime Cárdenas llegó a través de una entrevista con el periodista Ricardo Rocha en su programa Detrás de la Noticia.

Aseguró que su lealtad con López Obrador  y el gobierno federal no era ciega sino reflexiva, y que ahí fue donde comenzaron los problemas. Dijo que aunque el mandatario tenga muchas críticas contra él, lo considera como “un buen presidente”.

Y aunque aseguró que no está desilusionado con la 4T, dijo que cuando ya no estás bien en un lugar, lo mejor es irse.

“Yo creo que la expectativa mía con el presidente, con el gobierno federal, con sus colaboradores más cercanos eran que me iba a escuchar, que iba a matizar, exponer puntos de vista, desde luego que los pude hacer, lo pude exponer y ellos esperaban, seguramente de mí, una lealtad que por supuesto la realicé, fui leal con ellos, soy leal con ellos, pero mi lealtad no era ciega, mi lealtad es reflexiva, creo que ahí comenzaron los problemas”, señaló.

Todas las mañanas en tu correo: suscríbete al newsletter de Infobae México

Foto: Cuartoscuro.
Foto: Cuartoscuro.

“Yo exponía dudas, puntos de vista, tanto a los colaboradores cercanos al presidente como al presidente mismo, y creo que esas dudas o comentarios que yo hacía no siempre gustaban”, advirtió.

Explicó que el presidente, como los políticos distinguidos, piensan que la política es de resultados y aunque coincide, por su formación de abogado, él insistía en procedimientos administrativos y en cumplimiento de normas administrativas.

“Eso fue generando, en el plazo de estos tres meses, muchas molestias, pérdida de respaldo del presidente, que yo lamento, y fue inevitable que se diera esa salida. Varias veces el presidente cuestionó mi formación de abogado, mi carácter formalista, mi insistencia en los procedimientos”, comentó.

Cárdenas Gracia aseguró que quedó en buenos términos con el mandatario, al tiempo que reconoció el apoyo que tuvo y su generosidad.

Irregularidades en la adjudicación de las subastas y hasta “mutilación de joyas”

(Foto: Twitter @IndepOficialMex)
(Foto: Twitter @IndepOficialMex)

Lo expuesto en la carta de Cárdenas Garcia, confirmaría lo que ya había denunciado Ricardo Rodríguez, ante la Fiscalía General de la República (FGR): un grupo de funcionarios del Indep, cuyos nombres no han sido revelados, habrían robado piezas muy valiosas hechas de oro, diamantes, esmeraldas, rubí y zafiro de piezas que serían subastadas más adelante.

La periodista Fátima Monterrosa reveló en el noticiero En Punto de Televisa que, de acuerdo al documento de la denuncia, había 22 piezas con gemas que fueron “mutiladas”. Entre ellas se encontraban aretes, brazaletes, collares, y otras cosas que habrían saqueado quienes tenían la función de resguardarlas.

Antes de su renuncia, Ricardo Rodríguez habría solicitado una reinspección en la bóveda 1428 del registro de joyas por el presunto daño que identificaron en los objetos que se resguardaban en ella.

En ella habría 900 piezas, pero a 12 de ellas presuntamente les fueron sustraídas las piedras preciosas, piezas de mayor valor y oro. Como ejemplo puso un collar de oro blanco de 14 quilates que tenía 27 diamantes y zafiros y al cual le habrían quitado 7 diamantes, 7 zafiros y tres gramos de oro. En otros casos, las gemas se habrían sustituido por piedras falsas.

Desde la administración de Ricardo Rodríguez Vargas, al frente del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep) se supo de las irregularidades en el instituto. (Foto:/Presidencia)
Desde la administración de Ricardo Rodríguez Vargas, al frente del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (Indep) se supo de las irregularidades en el instituto. (Foto:/Presidencia)

Pero a decir del también periodista Salvador García Soto en su columna de El Universal, la salida de Ricardo Rodríguez, la cual se manejó como “renuncia”, en realidad fue “un cese fulminante” ordenado por el presidente, lo que -a consideración del columnista- confirma que en Palacio Nacional supieron desde entonces que se estaban cometiendo graves irregularidades y manipulaciones en las subastas y el manejo de los bienes decomisados y en propiedad del gobierno federal.

Salvador García Soto señaló que fuentes de la Presidencia de la República aseguran que López Obrador ordenó destituir a Ricardo Rodríguez cuando se enteró de esas manipulaciones cometidas en varias subastas.

Una de ellas tuvo que ver con la venta de una casa de Jardines del Pedregal en 49 millones de pesos, al empresario Alejandro del Valle, quien adquirió la propiedad junto con su hijo, ganando la subasta del inmueble que en su momento perteneció al narcotraficante Amado Carrillo “El Señor de los cielos”.

Del Valle es socio del empresario tabasqueño Carlos Cabal Peniche, quien también habría sido beneficiado por Ricardo Rodríguez con la venta, también en subasta, de un terreno de 8 mil metros cuadrados en Calkiní, Campeche, una zona selvática y de playa con un alto valor comercial, por la cual Cabal sólo pagó 8.9 millones de pesos al Indep.

Pero a decir de Jaime Cárdenas en la entrevista otorgada este miércoles, los comentarios que le hizo al presidente y a la gente cercana a él , sobre lo que sucede dentro del Indep, no fue bien recibido.

MÁS DE ESTE TEMA:

La corrupción al interior del Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado habría provocado la renuncia de Jaime Cárdenas

“Mutilación de joyas”: personal del Indep habría “desvalijado” 22 piezas preciosas de una bóveda

“No son tamales de chipilín”: López Obrador aseguró que Jaime Cárdenas “no quiso entrarle” al combate a la corrupción en el Indep

MAS NOTICIAS