Los jets privados, clave del Cártel de Sinaloa para mover droga por EEUU

Los viajes en aviones privados ofrecen ciertas ventajas aprovechadas por el cártel para mover droga y dinero por ese territorio, según testimonios en un juicio contra una operadora del grupo delictivo

Los jets privados en Estados Unidos dan ventajas a sus usuarios, como el abordar con medidas de seguridad más relajadas, lo que fue aprovechado por el Cártel de Sinaloa, según testigos en un juicio (Foto: Archivo)
Los jets privados en Estados Unidos dan ventajas a sus usuarios, como el abordar con medidas de seguridad más relajadas, lo que fue aprovechado por el Cártel de Sinaloa, según testigos en un juicio (Foto: Archivo)

Viajar en jets privados tiene comodidades que el Cártel de Sinaloa aprovechó para mover grandes cantidades de droga y dinero por territorio estadounidense.

Los viajeros que tienen la posibilidad de usar estas aeronaves privadas se exponen a pocas revisiones de equipaje, en ocasiones no es necesario un proceso de identificación riguroso y suben a su jet en espacios más privados que el resto de los pasajeros.

Estas son ventajas para un pasajero común y corriente pero a la hora de luchar con el tráfico de drogas se vuelven vulnerabilidades a la seguridad de las terminales aéreas.

El Cártel de Sinaloa usó jets privados para mover por territorio estadounidense cocaína y metanfetaminas en los equipajes de sus operadores en aquel país, de acuerdo con un reporte de la cadena Univisión.

Joaquín "El Chapo" Guzmán fundó el Cártel de Sinaloa y ahora está preso en Estados Unidos (Foto: Archivo/Reuters)
Joaquín "El Chapo" Guzmán fundó el Cártel de Sinaloa y ahora está preso en Estados Unidos (Foto: Archivo/Reuters)

“Quienes tienen la suerte de viajar con ese estilo (…) pueden pasar y no hay revisión, ni TSA (oficiales de la Administración para la Seguridad en el Transporte). Simplemente vas, te subes a tu avión y te vas. No hay nada, ni nadie ahí para revisarte”, dijo Ryan Gorman, un agente de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI por sus siglas en inglés) en Orlado, FLorida, en su testimonio en juicio contra una de las operadoras del Cártel de Sinaloa, Katharine Matthews, citado por Univisión.

Matthews se asoció con un hombre que se hacía pasar por empresario para mover en al menos tres jets privados drogas desde ciudades como Nueva York, Atlanta y Miami. Se hacían pasar como viajeros con posibilidades económicas con acceso a este estilo de vida.

De acuerdo con las investigaciones de los fiscales, ambos lograron mover toneladas de cocaína y más de 100 kilogramos de marihuana.

“Si mi organización tiene acceso a un avión eso tiene un gran beneficio. Seremos capaces de cargar ese avión casi a nuestro propio placer y discreción en un excelente lugar, en un entorno más privado, en aeropuertos privados más pequeños. Una vez que esté cargado se podrá transportar (la carga) a 400 o 500 millas por hora por el aire”, detalló el oficial del HSI.

Los viajes en aviones privados permiten a los pasajeros evitar filas y revisiones menos detalladas, de acuerdo con testimonios en EEUU (Foto: Archivo)
Los viajes en aviones privados permiten a los pasajeros evitar filas y revisiones menos detalladas, de acuerdo con testimonios en EEUU (Foto: Archivo)

Las aeronaves como éstas sólo llegan a ser revisadas si se activa una investigación, dijo el oficial. En ocasiones se logra dar un golpe cuando los jets bajan a cargar combustible.

Si las naves logran entregar su mercancía emprenden el regreso cargados ahora de dinero.

En Estados Unidos hay unos 3,000 aeropuertos operados por privados, se tienen registrados unos 200,000 jets y aeronaves de tamaño pequeño, de acuerdo con la Asociación de Pilotos y Dueños de Aeronaves. Se ubican principalmente en California Texas y Florida.

En los aeropuertos privados no hay perros para detectar drogas a menos que se haga una solicitud, de acuerdo con el testimonio del oficial en el juicio a Katharine Matthews, citado por Univisión.

La presencia de perros policía en vuelos privados en EEUU se realiza a petición, dijo testigo (Foto: Archivo)
La presencia de perros policía en vuelos privados en EEUU se realiza a petición, dijo testigo (Foto: Archivo)

“No, a menos que nos avisen y nos presentemos”, respondió el oficial. “Eso es un gran beneficio (para los traficantes). Ninguna agencia policial te está mirando”, agregó.

En otras terminales aéreas tampoco hay detectores de metales, ni se pide identificación, de acuerdo con testigos en el juicio.

En territorio mexicano volar en jet privado también tiene sus ventajas, pues a diferencia de los vuelos de líneas comerciales típicos, el pasajero no debe llegar con horas de anticipación,tan sólo bastan 15 minutos. Los precios van desde los 3,000 a 25,000 dólares según el destino y las horas de vuelo, de acuerdo con un reporte de El Financiero.

En México, los capos de la droga también mueven sus mercancías por aire. Para hacerlo, anuncian empleos en bolsas de trabajo como pilotos para empresarios.

“Empresario solicita: 4 pilotos y copilotos. Al piloto se le paga 180 mil dólares por vuelo. Al copiloto 120 mil dólares por vuelo. Contratación inmediata. Son viajes a Venezuela y/o Panamá, están allá nada más una hora, el mismo día van y regresan. Solamente llevan dos o tres personas familiares de quien contrata. Regresan con carga. Salen de Monterrey, Celaya, Tabasco, Toluca. Se les paga el vuelo de donde estén, a Monterrey”, se lee en el anuncio compartido a Infobae México por un piloto.

Los narcotraficantes ofrecen por un solo vuelo un salario de hasta USD 180,000 (unos 4 millones de pesos).

La suma contrasta con lo que un piloto joven de una aerolínea comercial percibe al mes: 18,000 pesos, es decir, 222 veces menos que lo prometido por la delincuencia organizada, según pudo constatar Infobae México.

En México, Amado Carrillo Fuentes fue apodado como “El Señor de los Cielos” porque logró hacerse de una flotilla de aviones para mover grandes cantidades de droga por aire.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: