Raúl Salinas de Gortari: el oscuro personaje que inauguró el sobrenombre del “hermano incómodo” en la política mexicana

Hasta la aparición de los videos de Pío López Obrador, el hermano del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, monopolizaba el término

(Foto: Archivo)
(Foto: Archivo)

Uno de los mayores símbolos de corrupción durante el gobierno que prometió “llevar a México al Primer Mundo” fue precisamente el hermano del ex presidente: Raúl Salinas de Gortari.

Raúl es el hermano mayor de Carlos Salinas de Gortari, y se ganó el sobrenombre de El Hermano Incómodo en 1994, cuando la revista Proceso publicó por primera vez el recuento de las andanzas, negocios, tráfico de influencias y riquezas ilícitas en las que estaba involucrado.

Durante el gobierno de Miguel de la Madrid, Raúl Salinas fue gerente del Sistema de Distribuidoras Conasupo, S.A. de C.V. (Diconsa), donde ocurrió el primer escándalo que marcó su trayectoria. En 1986, tras el accidente de Chernobyl, Diconsa compró leche contaminada que provenía de una bodega.

La llegada del lácteo a México provocó protestas en el país, ya que supuestamente hizo que algunos niños enfermaran de cáncer.

Sin embargo, el mayor escándalo que protagonizó su familia fue en 1994, cuando fue acusado de ser el autor intelectual del homicidio de su cuñado, José Francisco Ruiz Massieu, quien fue asesinado afuera de un hotel ubicado en avenida Paseo de la Reforma.

El priista Ernesto Zedillo lo encarceló y mandó a Carlos Salinas de Gortari al exilio. Por ambas acusaciones, Raúl fue recluido en el penal de Almoloya, pero salió libre en 2005.

El 13 de febrero de 2009 se transmitió en el programa de radio MVS Noticias una entrevista que días antes la periodista Carmen Aristegui realizó al ex presidente Miguel de la Madrid para un libro que ella estaba escribiendo: Transición (Grijalbo). En la conversación, De la Madrid no dudó en señalar diversos delitos y actos de corrupción por parte de Raúl Salinas de Gortari y acusó al ex mandatario Carlos Salinas de Gortari de favorecer a su familia y permitirles la realización de diversos delitos:

-Usted creía que Salinas era estudioso, inteligente, honesto, buen muchacho. Y resultó que cometió errores muy serios. El peor, la corrupción.

-Sí y sobre todo la corrupción de su hermano. Conseguía contratos del gobierno, se comunicaba con los narcotraficantes…

–¿Con quiénes?

-No sé exactamente, los que le dieron el dinero para llevárselo a Suiza.

–Acuérdese que un grupo de empresarios reconocieron una parte de ese dinero.

-Por complicidad.

-¿Era dinero del narco?

-Es posible, sí.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Durante los 12 años de gobiernos panistas, Raúl Salinas fue liberado y exonerado de cuatro de los cinco delitos que pesaban en su contra: homicidio, peculado, defraudación fiscal y lavado de dinero, al mismo tiempo que su hermano, el expresidente, “normalizó” su vida pública, publicó libros, se convirtió en socialité y se autonombró protagonista del “debate de las ideas”.

También cabe resaltar otra de las historias más controvertidas de la familia Salinas: cuando eran niños, Carlos y Raúl, en compañía de un amigo de ambos, dispararon con un rifle calibre 22 a una empleada doméstica que servía a la familia Salinas de Gortari. La historia se supo gracias a una nota de primera plana publicada en el diario Excélsior el 18 de diciembre de 1951. La empleada era de origen indígena.

Raúl Salinas de Gortari regresó a la conversación pública a partir de la aparición de un nuevo “hermano incómodo”. Y es que Pío López Obrador apareció el jueves en videos comprometedores recibiendo dinero en 2015 para fines electorales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: