“Necesitamos el crecimiento económico sin dañar el medio ambiente”: López Obrador insistió en que planta cervecera de Constellation Brands no se construirá en Mexicali

El mandatario propuso que reubicaran la construcción de la planta en el sureste del país, pues en esa zona no hay escasez de agua. "Ahí sí damos permiso", expresó

(Foto: Victor Medina/Reuters)
(Foto: Victor Medina/Reuters)

Uno de los temas que más polémica ha ocasionado en el norte del país durante la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador es la construcción de una planta cervecera, en Mexicali, Baja California, por parte de la empresa Constellation Brands, la cual ha insistido en su instalación a pesar de su cancelación a través de una consulta popular, confirmó el mandatario.

“Necesitamos el crecimiento económico, pero sin dañar el medio ambiente. No podemos seguir derrochando y quedándonos con la herencia de las generaciones futuras”, comentó durante la conferencia de prensa matutina de este 12 de agosto.

El titular del Ejecutivo federal igualmente mencionó que los representantes de la transnacional estadounidense han intentado “darle la vuelta” a la consulta popular que se llevó a cabo para echar abajo el proyecto y continuar con su construcción en ese territorio.

“Ya quedó de manifiesto no puede construirse en Mexicali porque así lo decidió la gente y en la democracia, el pueblo manda. No se van a otorgar permisos del gobierno federal para que opere la planta”, puntualizó López Obrador, quien detalló que habló con los directivos para que buscaran otras opciones, pues en la zona donde se instalaría la planta hay escasez de agua.

También señaló que el 70% del agua del país está en el sureste del país e hizo referencia a las áreas aledañas a los ríos Grijalva, Papaloapan y Usumacinta, como territorios en donde se podría instalar la planta: “Ahí sí damos permiso, porque hay agua, pero en el desierto no podemos hacer eso”.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

Igualmente aprovechó esta oportunidad para quejarse de los aerogeneradores en la zona de la Rumorosa, pues desde su perspectiva “contaminan el paisaje, que es bellísimo (...) me daba un coraje (verlos)”, expresó López Obrador.

Cabe recordar que en abril, la empresa estadounidense aceptó buscar una nueva ubicación para la planta cervecera de USD 1,400 millones que construía en el norte de México, tras ser rechazada en una polémica consulta pública.

La cervecera optó por la vía de la conciliación en lugar de los tribunales para resolver la disputa sobre la paralización de la obra, explicó el mandatario en aquel entonces, cuando también se reunió con directivos de la compañía.

Después de las negociaciones, López Obrador dijo que quedó “muy satisfecho por la actitud de los directivos de esta empresa cervecera” y celebró que la compañía no acudirá a los tribunales para denunciar la suspensión de sus obras, que ya llevaban un 65% de avance.

(Foto: Victor Medina/Reuters)
(Foto: Victor Medina/Reuters)

“Había dos posibilidades, una, la denuncia jurídica y acudir a los tribunales, y la otra, la vía de la conciliación. Somos libres y ellos aceptaron la vía de la conciliación y del acuerdo. Ese es un primer paso positivo”, expresó el mandatario.

“Ellos dieron sus puntos de vista, nosotros también, y estamos ya en camino a buscar un acuerdo”, dijo López Obrador, quien destacó que los directivos de Constellation Brands “fueron muy respetuosos” y “aceptaron la vía de la conciliación”.

En una votación impulsada por el gobierno mexicano, el 76.1% de las personas que participaron en la consulta realizada el 21 y 22 de marzo votaron en contra de la planta por considerar que dejaría sin agua a Mexicali, municipio en donde se construía.

La consulta, impulsada por las autoridades, fue polémica bebido a que tan sólo participaron 36,781 personas de un padrón electoral de casi 800,000 ciudadanos.

Tras conocerse el resultado de la consulta, el mandatario dijo que se respetaría la decisión de la gente, además de afirmar que había habido corrupción en la entrega de permisos para la construcción de la planta.

Desde entonces, la empresa, que importa la cerveza Corona y el resto de marcas del Grupo Modelo a Estados Unidos, dijo estar abierta a dialogar con el gobierno mexicano aun cuando su planta estaba planeada para arrancar operaciones en 2021.

MÁS SOBRE ESTE TEMA

López Obrador reveló que Constellation Brands aceptó reubicar su planta cervecera

“Había corrupción, influyentismo”: López Obrador justificó la cancelación de la planta cervecera en Mexicali

Critica Financial Times al gobierno de López Obrador: cancelación de planta de Constellation Brands es un “duro golpe” a la confianza

MAS NOTICIAS