Descubrieron en el corazón de CDMX restos del Palacio de Axayácatl, pieza clave para entender los sucesos decisivos de la caída de Tenochtitlán

Debajo del edificio de Monte de Piedad se encontraron los vestigios, además de una casa construida por orden de Hernán Cortés

Proceso de excavación y limpieza de un piso de lajas del periodo Virreinal Temprano (Foto: INAH)
Proceso de excavación y limpieza de un piso de lajas del periodo Virreinal Temprano (Foto: INAH)

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó que debajo de las instalaciones del Monte de Piedad encontraron restos del Palacio de Axayácatl y de una casa de Hernán Cortés.

El grupo de arqueólogos es encabezado por Raúl Barrera Rodríguez y José María García Guerrero, responsable y colaborador, del Programa de Arqueología Urbana (PAU).

Los arqueólogos explicaron en un comunicado de prensa que excavaron 12 pozos de sondeo (de 2 metros por lado y 1.50 m de profundidad) en torno al patio principal del Nacional Monte de Piedad, donde se efectuaban obras para reforzar las columnas que lo delimitan y soportan el primer nivel del edificio.

En el subsuelo del Nacional Monte de Piedad se encuentran los restos del Palacio de Axayácatl (Foto: INAH)
En el subsuelo del Nacional Monte de Piedad se encuentran los restos del Palacio de Axayácatl (Foto: INAH)

Los especialista ubicaron restos de una habitación hecha con sillares de basalto y tezontle (5 por 4 metros), “cuyo desplante partía de un piso de lajas de basalto. Análisis posteriores les permitieron concluir que fue la morada de Hernán Cortés, tras la caída de México-Tenochtitlán, en 1521”.

Debajo de dicha casa, a tres metros de profundidad, también hallaron restos de otro piso de lajas de basalto que correspondían a la época prehispánica y según las características, los expertos concluyeron que fue parte de un espacio abierto del antiguo Palacio de Axayácatl, que podría ser el patio.

Raúl Barrera Rodríguez y José María García Guerrero enfatizaron que los vestigios corresponden a materiales reutilizados de las casas de Axayácatl que, al igual que otras estructuras del Recinto Sagrado de Tenochtitlán, fueron destruidas por los españoles, casi hasta sus cimientos.

Sillar con tocado de plumas reutilizado como parte del sistema constructivo de la casa de Hernán Cortés(Foto: INAH)
Sillar con tocado de plumas reutilizado como parte del sistema constructivo de la casa de Hernán Cortés(Foto: INAH)

En la estructura encontraron empotradas dos sillares prehispánicos en altorrelieve que representan a una serpiente emplumada (Quetzalcóatl) y un tocado de plumas, los cuales pertenecieron a un panel del Palacio de Axayácatl.

Cabe señalar que el INAH ha trabajado en el subsuelo del área que conforma las instalaciones del Nacional Monte de Piedad desde hace dos décadas y son diversos los hallazgos que han realizado.

Raúl Barrera, arqueólogo e investigador de la Dirección de Salvamento arqueológico del INAH, comentó que existen testimonios de materiales que resultan elocuentes por su escasez, y en el caso de los recientes descubrimientos, indican una destrucción de los edificios principales de Tenochtitlán.

Esquina sureste del cuarto virreinal con dos sillares empotrados que representan a la serpiente emplumada “Quetzalcóatl” y un tocado de plumas. (Foto: INAH)
Esquina sureste del cuarto virreinal con dos sillares empotrados que representan a la serpiente emplumada “Quetzalcóatl” y un tocado de plumas. (Foto: INAH)

“Pese a la humildad de estos testigos, esos pisos prehispánicos fueron los mismos por los que deambularon los invasores españoles y sus aliados a su llegada a Tenochtitlan, el 8 de noviembre de 1519. Moctezuma II les permitió alojarse en las casas viejas que habían pertenecido a su padre y, al poco tiempo, las convirtieron en su cuartel”.

Después de la caída de México-Tenochtitlán, los mexicas que sobrevivieron fueron obligados a destruir templos y palacios, material con lo que realizaron nuevas edificaciones, por ejemplo, como fue el caso de las Casas de Hernán Cortés, y que después fue sede del primer cabildo de la Nueva España, en 1525. Dicho sitio fue vendido al Sacro Monte de Piedad en 1836.

MÁS SOBRE OTROS TEMA:

Juez ordenó proteger y priorizar proyecto del INAH por encima del aeropuerto de Santa Lucía

Investigadores pidieron al Gobierno Federal excluir al INAH del recorte presupuestal del 75%; los dejaría al borde del parálisis

Trabajadores, académicos e investigadores del INAH se sumaron a reclamos por el recorte presupuestal

Cinco razones por las que el recorte al INAH sería un golpe devastador

MAS NOTICIAS