El misterioso “Juancho”, el primo al que el Chapo Guzmán mandó asesinar

Su nombre apareció tanto en el juicio que se le siguió a Joaquín Guzmán Loera como a Vicente Zambada Niebla en Estados Unidos

Joaquín Guzmán Loera (Fotoarte: Steve Allen/Infobae)
Joaquín Guzmán Loera (Fotoarte: Steve Allen/Infobae)

En el caso 1:09-cr-00383 en el Estado de Illinois en contra de Vicente Zambada Niebla, hijo del cabecilla del Cártel de Sinaloa, Ismael “El Mayo” Zambada se mencionan nueve nombres de integrantes de alto nivel del Cártel de Sinaloa que estarían involucrados en el tráfico de drogas a Estados Unidos.

Uno de los menos conocidos es Juan Guzmán Rocha, primo de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera que controlaba la plaza de Culiacán, en Sinaloa, una de las más importantes para la organización criminal 

“Juancho actuaba como vendedor de drogas y coordinador logístico. A su cargo estaban las entregas de grandes cantidades de cocaína y heroína a Estados Unidos”, señala el expediente del caso contra el Vicentillo. 

El Juancho presumía su amistad con el Vicentillo (Foto: Alberto Vera)
El Juancho presumía su amistad con el Vicentillo (Foto: Alberto Vera)

El licenciado agregó que en el 2011 el Chapo ordenó asesinar Juan Guzmán Rocha, su primo y uno de sus hombres más cercanos, debido a que le mintió sobre su ubicación.

La historia de la rivalidad entre Guzmán Loera y su primo se remonta a agosto de 2001 cuando Arturo Guzmán Loera “El Pollo”, hermano del Chapo fue detenido en la capital del país y tres años después asesinado en prisión.

Arturo Guzmán Loera, había asumido la batuta del Cártel de Sinaloa, a partir de 1995, año en el que fue arrestado su hermano.

Narcotráfico en su modalidad de colaboración al fomento, producción, tráfico, y extracción de cocaína y anfetaminas del país con destino a Estados Unidos, fueron los cargos por los que fue procesado Arturo Guzmán. También se le acusó de ser autor material del narcotúnel de 60 metros construído para el tráfico de drogas en la frontera entre Tijuana y San Ysidro.

Dámaso López reveló los motivos por los que El Chapo habría mandado asesinar a su primo (Foto: Especial)
Dámaso López reveló los motivos por los que El Chapo habría mandado asesinar a su primo (Foto: Especial)

El asesinato del Pollo fue parte del inicio de la guerra entre el Cártel de Sinaloa y el Cártel de Juárez, fue toda una tragedia para la familia Guzmán. Sin embargo, uno de ellos se vio beneficiado de la caída de Arturo. Se trató del Juancho.

El primo de los Guzmán había ocupado el lugar que “El Pollo” había dejado vacante, con lo que se convirtió en uno de los integrantes más importantes de la organización criminal y en la persona de confianza de “El Chapo”, incluso al nivel que tenía Dámaso López. 

Por haberse ganado la confianza del Chapo Guzmán llegó a ser su enlace principal con el Mayo Zambada.

También logró establecer una alianza con los gemelos Pedro y Margarito Flores, los principales vendedores de la droga del cártel en Estados Unidos y quienes también fueron parte importante para que la Fiscalía organizara el caso en contra de Guzmán Loera.

El de su primo es uno de los 20 crímenes de los que se acusó a Guzmán Loera durante el juicio en EEUU (Imagen: archivo)
El de su primo es uno de los 20 crímenes de los que se acusó a Guzmán Loera durante el juicio en EEUU (Imagen: archivo)

Durante el juicio de “El Chapo” en Nueva York, Dámaso López declaró que Guzmán Loera había ordenado la muerte de su primo por haberle mentido sobre el lugar exacto en el que se encontraba, motivo por el cual el narcotraficante le perdió la confianza y ordenó su asesinato.

“Juancho” fue uno de los 20 casos de asesinatos de los cuáles el gobierno de Estados Unidos acusó a Guzmán Loera, quien ahora cumple una sentencia de cadena perpetua más 30 años adicionales en una de las prisiones más crueles de EEUU.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Qué papel juega Alfredo Guzmán, el más discreto de los hijos del “Chapo”, en el Cártel de Sinaloa

Guerra en el cártel de Sinaloa: quién es “el Ruso”, el sicario que dividió al Mayo Zambada y a los chapitos

El fantasma de Ovidio Guzmán no deja de perseguir a López Obrador ocho meses después del culiacanazo

MAS NOTICIAS