“No hay un descenso claro”: López Obrador reconoció que la epidemia no cede en CDMX en la Nueva Normalidad

El presidente de México aseguró que de ser necesario y en caso de un rebrote del COVID-19 en alguna de las regiones del país, se ratificaría sobre la reapertura

03 de Junio de 2020 desde Campeche. Video: Gobierno de México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que de ser necesario y en caso de un rebrote del COVID-19 en alguna de las regiones del país, se ratificaría sobre la reapertura. Además, dijo, el Valle de México y Tabasco siguen siendo focos rojos de la pandemia, pues no hay un descenso claro en los índices de personas con Covid-19.

“Se está observando lo que se sucede y se va a cuidar la salud del pueblo, no vamos a actuar con rigidez, sino de manera flexible, es decir, si se necesita, rectificamos en alguna región, si vemos que hay rebrotes ahí llamamos, también no lo vamos a hacer nunca de manera autoritaria, a que nos ayude la gente quedándose en casa, que nos protejamos , que nos cuidemos”, indicó el mandatario mexicano.

López Obrador explicó que se debe de tomar en cuenta que la pandemia no tiene un efecto igual en todas las regiones del país, pero de acuerdo a las proyecciones se está yendo hacia la Nueva Normalidad, aunque señaló que en el Valle de México y en Tabasco el coronavirus no cede.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

"Si se van cumpliendo los pronósticos de los médicos, de los especialistas, de los matemáticos que hacen las proyecciones, continúa el proceso hacia la nueva normalidad con el semáforo, tomando en consideración que no es uniforme el efecto de la pandemia.

Sin embargo , vamos hacia Tabasco y ahora todavía no cede, en la misma Ciudad de México todavía no hay un descenso claro", afirmó el presidente.

López Obrador llamó a la población a quedarse en casa porque la pandemia de COVID-19 sigue avanzando en el país a pesar de que las autoridades anunciaron esta semana el inicio de la “nueva normalidad”.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

“Volver a llamar a que nos quedemos en casa si no tenemos ninguna actividad esencial, si no es indispensable hay que quedarnos en nuestras casas. Salgamos para lo indispensable, no nos confiemos”, expresó en una conferencia de prensa en Campeche, en su tercer día de giras por el sureste del país tras retomar sus viajes.

México vivió el martes la jornada con más contagios hasta la fecha, al sumar 3.891 casos nuevos y alcanzar los 97.325 desde el inicio de la pandemia, y 470 fallecidos para un total de 10.637 decesos acumulados.

“Es una pandemia muy dañina, que afecta mucho. Duele que se pierdan vidas humanas. Vamos a cuidarnos, que se mantenga lo de la sana distancia. Mientras no tengamos vacuna, hay que cuidarnos”, dijo López Obrador, que hace semanas que asegura haber “domado” la pandemia.

Tras dos meses de cierre económico, el Gobierno federal anunció el lunes pasado el comienzo de la “nueva normalidad” en el país con base en un plan de reactivación por fases basado en un semáforo e instó a las autoridades estatales a concretar cada una su propio plan de reapertura.

Foto: Cortesía de Presidencia de México.
Foto: Cortesía de Presidencia de México.

“Se está haciendo (la reapertura) con mucho cuidado, no se está abriendo toda la actividad productiva ni la recreación, estamos poco a poco reiniciando la actividad económica social de nuestro país y vamos a ir observando el comportamiento de la pandemia, no se va a dejar de tomar en cuenta la salud del pueblo, eso es lo primero, el no arriesgar la vida de la gente”, explicó.

López Obrador rechazó haber mandando mensajes confusos a la población y atribuyó el aumento de la movilidad al “cansancio” de la población tras dos meses de confinamiento.

“Creo que es natural el cansancio, es una cuestión entendible porque son muchos días. No todos tenemos casas amplias, no todos tenemos asegurado un salario. Eso hay que tomarlo en cuenta. Sin embargo, hay que cuidarnos”, aseguró.

El mandatario se mostró especialmente preocupado por el avance de la pandemia en Ciudad de México, foco rojo en el país, y por el rebrote en el sureño estado de Tabasco, su tierra natal.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

A finales de abril, el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell, quien comanda la batalla contra el coronavirus en México, pronosticó que la pandemia dejaría 8.000 muertos en el país, pero ahora cree que podría llegar a los 30.000 decesos.

Aunque las autoridades han recomendado desde finales de marzo quedarse en casa a la población, el confinamiento no está siendo obligatorio para no afectar a los millones de personas que dependen del comercio informal.

De igual forma, el jefe del Ejecutivo afirmó que su gobierno estará pendiente de la evolución de la infección en diversos estados del país para no poner en riesgo a la población con la reactivación gradual de la economía.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

López Obrador llamó a la población a seguir cuidando a los adultos mayores y emprender una campaña para el cuidado de la salud.

Ello, ya que de acuerdo con datos sanitarios, son los males como la diabetes y la hipertensión los que mayor letalidad ha mostrado frente al coronavirus.

“Aunque ya van muchos días es seguir cuidándolos, lo que más nos ha afectado son las enfermedades crónicas”, mencionó el presidente López Obrador.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

López Obrador reconoció cooperación con EEUU en la operación “Agave Azul” que golpeó las finanzas del CJNG

“Es poner orden”: López Obrador aclaró que los recortes de austeridad no afectarán a burócratas, víctimas, ni apoyos sociales

“Eso nos ha afectado mucho”: López Obrador reconoció la gravedad de la narcoguerra en Guanajuato


MAS NOTICIAS