El sombrío panorama de las maquiladoras en Ciudad Juárez ante el COVID-19

Las empresas estadounidenses y europeas se han aprovechado de la mano de obra barata en el país

Susana Prieto, abogada y activista, aconseja y ayuda a trabajadores de maquiladoras en Ciudad Juárez durante la pandemia de COVID-19 (Foto: Reuters/Jose Luis Gonzalez)
Susana Prieto, abogada y activista, aconseja y ayuda a trabajadores de maquiladoras en Ciudad Juárez durante la pandemia de COVID-19 (Foto: Reuters/Jose Luis Gonzalez)

Maquiladoras en Ciudad Juárez, Chihuahua, se resisten a cerrar sus puertas a pesar de que el Gobierno de México decretara suspendidas todas las actividades no esenciales el 31 de marzo debido a la pandemia por COVID-19. Las empresas estadounidenses, ubicadas cerca de la frontera entre ambos países, operan en una de las zonas con mayor contagio por coronavirus.

En Ciudad Juárez, la ciudad con mayor población del estado de Chihuahua y la octava en el país de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), hay 320 maquiladoras que emplean a aproximadamente 300,000 personas. Mientras que varias han acatado a las órdenes del gobierno federal, otras todavía no han interrumpido operaciones.

Electrolux, maquiladora de capital estadounidense, era una de ellas. Esta semana anunció la suspensión y el cierre de la fábrica. Una de sus empleadas, Gregoria, de 54 años, falleció la semana pasada, reportó El País. Después del contexto irregular de su funeral, sin protección ni respuesta de las autoridades de Salud del estado, en redes sociales ya se conoce su caso: a través de Facebook se piden oraciones para Gregoria, con su foto, y toda su familia.

Este lunes, cientos de obreros protestaron afuera de diferentes maquiladoras para demandar la suspensión de operaciones y el pago de su salario. Las empresas, estadounidenses y europeas, se han aprovechado de la mano de obra barata en el país. Debido a la cercanía, la materia prima viene de Estados Unidos y el producto final regresa a Estados Unidos de manera rápida y fácil. El pago es de aproximadamente 215 pesos mexicanos por una jornada: tres turnos de ocho horas cada uno para no interrumpir la producción.

Mujeres utilizan cubrebocas afuera de un hospital de Ciudad Juárez debido a la crisis sanitaria por coronavirus (Foto: Reuters/Jose Luis Gonzalez)
Mujeres utilizan cubrebocas afuera de un hospital de Ciudad Juárez debido a la crisis sanitaria por coronavirus (Foto: Reuters/Jose Luis Gonzalez)

En Ciudad Juárez tampoco se respetan los principios básicos de los sindicatos: los empleados no conocen sus derechos laborales ni los más básicos, y cuando piden que se cierren las maquiladoras o deciden quedarse en casa, son amenazados con ser despedidos.

¡No firmen la renuncia voluntaria! Ya la Secretaría de Trabajo dijo que mientras se extienda la emergencia nacional sus despidos serán nulos. Se viene una recesión muy fuerte, ¡aseguren lo que es suyo! ¡No firmen solo para llevarse el cheque que les ponen a la vista! ¡No sean pendejos, no hagan caso a Recursos Humanos, nadie tiene un documento que dice que se permite la actividad en la empresa. Es fácil dominarles a ustedes, pero créanme, si la empresa les presenta un documento como ese se va al bote (cárcel). Ese papel no existe”, gritó una abogada laborista afuera de Edumex, donde 6,000 empleados fabrican piezas para electrodomésticos.

Susana Prieto, abogada activista de Ciudad Juárez, recorre las empresas grabando vídeos y compartiéndolos en redes sociales, donde su objetivo es enseñar y ayudar a los trabajadores a que legalmente demanden por sus derechos. “¡Organícense, abran un grupo de WhatsApp, usen los teléfonos para lo que sirven!”, les dice.

Las maquiladoras son el trabajo de entrada para varias generaciones en la ciudad fronteriza: saben que está ahí, que lo tendrán, y que ahí se quedarán. La inmovilidad social, gracias a la pandemia por COVID-19, se hará más fuerte.

Susana Prieto afuera de las instalaciones de la maquiladora Edumex en una protesta para demandar derechos laborales y el pago de salarios a trabajadores durante la pandemia en México (Foto: Reuters/Jose Luis Gonzalez)
Susana Prieto afuera de las instalaciones de la maquiladora Edumex en una protesta para demandar derechos laborales y el pago de salarios a trabajadores durante la pandemia en México (Foto: Reuters/Jose Luis Gonzalez)

“En México se hereda en buena medida la condición de origen. Y los que la superan no llegan muy lejos en la escalera social. Si naciste en el lado equivocado de la escalera, un choque epidémico como este solo incrementará la inmovilidad social”, aseguró a El País Roberto Vélez, director ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

Vélez reconoce que en México existen cinco pisos para dividir a la población por estratos socioeconómicos. El 40% de la población se mantiene en los primeros dos escalones. Sólo dos o tres personas de cada 100 alcanzarán el nivel más alto, lo cual significa una clase media. "El accidente de cuna es el que determina tu destino, y no el esfuerzo”, afirmó.

Empleados de la maquiladora Electrocomponentes de México protestaron afuera de las instalaciones este lunes porque la empresa ha cerrado por una semana y decidió pagar a los trabajadores el 50% del salario. Y mientras que no se sabe con exactitud cuántos empleados contagiados de coronavirus hay en la empresa, un empleado que decidió mantenerse anónimo dijo a El País que probablemente dos o tres personas pero que sí hay más con síntomas similares, además de declarar que en las empresas hay corrupción y “abusan de la ignorancia de la gente”.

El Consejo Nacional de Maquiladoras, Index, reportó que el 70% están cerradas en Ciudad Juárez, y por lo tanto han seguido las órdenes del gobierno federal. Index representa a las empresas y expone sus dificultades. Y mientras que no existe una fecha de reapertura para las operaciones, que dependen de los Estados Unidos, aseguran que se están preparando con todos los protocolos acatados por las autoridades de salud: sana distancia, uso de cubrebocas, guantes, lavado frecuente de manos, entre otros.

Empleados de Electrocomponentes de México durante una protesta afuera de sus instalaciones en Ciudad Juárez, Chihuahua (Foto: Reuters/Jose Luis Gonzalez/File Photo)
Empleados de Electrocomponentes de México durante una protesta afuera de sus instalaciones en Ciudad Juárez, Chihuahua (Foto: Reuters/Jose Luis Gonzalez/File Photo)

El Gobierno de México ordenó la suspensión de actividades no esenciales hasta el 31 de mayo, sin embargo, las maquiladoras en Ciudad Juárez ejemplifican que no existen o no están siendo aplicadas las medidas para garantizar la orden. “¿Y qué hace el Gobierno? Decía que miraba por los pobres, pues aquí tiene a los pobres, es un crimen lo que están haciendo con ellos”, cuestionó Prieto.

Durante la protesta afuera de las instalaciones de Electrocomponentes de México los trabajadores exigían el 100% de su salario en grandes concentraciones. Varios tosían. Si la empresa hubiera abierto la mayoría estaría trabajando, no manifestando.

Refiriéndose al caso de Gregoria, Fabiola Luna, gerente de una maquiladora y miembro del consejo nacional de Index, afirma que “esas situaciones se van a presentar y la industria trata de contribuir, pero ¿cómo hacemos con los pacientes asintomáticos? Hay cosas que no se pueden controlar ni prevenir”. El País también reportó que “ninguna de las empresas mencionadas en el reportaje ha querido hacer comentarios al respecto de la crisis”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: