De cuando el gobierno mexicano espió a Carlos Fuentes: su apoyo al movimiento de 1968 lo puso en la mira

Al autor de “Aura”, la Dirección Federal de Seguridad le siguió los pasos en diversos escenarios

 Carlos Fuentes fue espiado a finales de los años 60 (EFE)
Carlos Fuentes fue espiado a finales de los años 60 (EFE)

Apoyar el movimiento de 1968 puso en la mira del gobierno mexicano al escritor Carlos Fuentes, según quedó evidenciado en un expediente desclasificado del Archivo General de la Nación (AGN).

El periódico El Universal tuvo acceso a dicho documento resguardado en la caja 69 del AGN.

En las 184 páginas que conforman el expediente sobre el autor de Aura se encuentran reproducciones de cartas de apoyo de personajes como Gabriel García Márquez y Julio Cortázar, quienes junto a Fuentes, Octavio Paz, Mario Vargas Llosa, Juan Goytisolo y Norman Mailer, le pedían al gobierno la liberación de José Revueltas.

Y es que la Dirección Federal de Seguridad (DFS), antecesora del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), le siguió los pasos al escritor en sus visitas a presos políticos en Lecumbérri (la antigua prisión que hoy resguarda el AGN), en su participación en un mitin en Ciudad Universitaria -donde el autor habló sobre el mayo francés e incluso los agentes de la DFS recordaron el apoyo que el escritor dio a la Revolución Cubana.

Carlos Fuentes apoyó el movimiento del 68 y se manifestó contra la detención de José Revueltas (Cuartoscuro)
Carlos Fuentes apoyó el movimiento del 68 y se manifestó contra la detención de José Revueltas (Cuartoscuro)

En uno de los reportes, fechado el 3 de marzo de 1969, se detalló la participación de Fuentes en un mitin en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) en Ciudad Universitaria.

Cinco meses después de la matanza de Tlatelolco (la violenta represión del gobierno contra estudiantes, el 2 de octubre de 1968), Fuentes tenía planeado ofrecer una conferencia en la FCPyS, pero las autoridades se negaron, así que el escritor entró a una de las aulas y durante diez minutos se refirió al conflicto estudiantil de mayo de 1968 en París.

“También habló sobre el movimiento estudiantil mexicano, expresando que no ha terminado y que debe de proseguir. Posteriormente se trasladó a la explanada central de Ciudad Universitaria, donde volvió a dirigir la palabra a 200 estudiantes que lo seguían. Lanzó ataques al gobierno, especialmente a Alfonso Corona del Rosal y a los generales Marcelino García Barragán y Raúl Mendiola”, se lee en el documento.

El mismo expediente consignó la visita que Fuentes hizo, el 18 de febrero de 1969, a Rodolfo Echeverría Martínez, integrante del Partido Comunista Mexicano (PCM) y preso político a raíz del movimiento estudiantil del año anterior.

Fuentes además fue espiado por su relación con Cuba (EFE)
Fuentes además fue espiado por su relación con Cuba (EFE)

Otro hecho al que se hizo referencia fue el apoyo que en 1960 Fuentes dio a la Revolución Cubana y se recordó cómo el autor visitó ese país para observar la transformación con el nuevo régimen político.

De su relación con Cuba, gracias al expediente se sabe que los agentes de la DFS incluso llegaron a interceptar paquetes enviados a la Embajada en México para que se les colocaran timbres postales y se distribuyera propaganda a favor del régimen de Fidel Castro.

La correspondencia había sido dirigida a personalidades entre las que se encontraba Carlos Fuentes.

El espionaje del gobierno

Fuentes no fue el único personaje al que la DFS le siguió los pasos. Apenas la semana pasada El Universal dio a conocer que también la actriz, cantante y escritora Irma Serrano, conocida como “La Tigresa”, estuvo en la mira del gobierno.

A Irma Serrano también le siguieron los pasos  (Foto: Cuartoscuro)
A Irma Serrano también le siguieron los pasos (Foto: Cuartoscuro)

A Serrano le siguieron los pasos por sus obras de teatro, los ataques en su contra por promover “la pornografía y el vicio” y su participación en el conflicto de la ANDA en los años 70.

Figuras como Xavier López “Chabelo”, Juan Gabriel, María Félix, Ignacio López Tarso, Silvia Pinal e incluso los escritores Gabriel García Márquez, Octavio Paz, Elena Poniatowska y Carlos Monsiváis también fueron espiados.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Tras los pasos de “La Tigresa”: Irma Serrano fue espiada por el gobierno mexicano en los años 70

También a “Chabelo”: el gobierno mexicano lo espió en la década de los 70

Ellos son los escritores, periodistas, actores y hasta políticos espiados por el gobierno mexicano