“Solo quiero justicia”: doña Irma rechaza los dos millones de la recompensa por haber denunciado a los presuntos asesinos de Fátima

La tía de Mario aseguró que era su deber y que aunque fuera su hijo, entregarlo era su deber, por lo cual generó admiración en redes sociales y hasta se hizo tendencia en Twitter

infobae-image

A pesar de que era su sobrino, doña Irma Reyes entregó a Mario " N" a la policía junto con su esposa Gladis Giovana "N" por el presunto asesinato de la pequeña Fátima, lo que causó admiración a miles de internautas que rápidamente la volvieron tendencia nacional en Twitter al reconocer su audaz y honesta labor para ejercer justicia.

Así fuera mi hijo (lo entregaría), soy mujer, fui violada, tiene que haber justicia, no tiene que quedar esto impune, yo no quiero lucrar, sólo quiero que se haga justicia”, señaló en una entrevista con el noticiero Telediario y destacó que era “su deber”.

Asimismo señaló que no lo hizo por la recompensa de dos millones de pesos que las autoridades habían prometido a quien diera detalles del paradero para ubicarlos y aprehenderlos.

Sin embargo detalló que se encuentra preocupada ya que no cuenta con recursos de protección y teme represalias contra ella y su pareja.

Video: Multimedios.

Fueron trasladados a la Ciudad de México

Este viernes, un juez giró órdenes de aprehensión en contra de Mario "N" y Giovana "N" por el secuestro y asesinato de Fátima Cecilia, la niña de siete años que fue sustraída de su escuela y asesinada posteriormente en la alcaldía Xochimilco, al sur de la Ciudad de México.

Los sospechosos fueron detenidos el miércoles por la tarde en el Estado de México bajo la figura de cohecho por haber intentado sobornar a policías al momento de su captura. En las próximas horas serán trasladados a prisión, ella a Santa Martha Acatitla, mientras él al Reclusorio Oriente.

El vocero de la Fiscalía capitalina, Ulises Lara, presentó el miércoles las fotografías de Gladis Giovana “N” y Mario Alberto “N”, a quienes acusan de sustracción y privación de la libertad con la finalidad de generar un daño, además de lo que la autoridad determine en agravio sexual y asesinato, con lo que alcanzarían una pena mayor de entre 80 y 120 años de prisión.

People embrace during the funeral of seven-year-old Fatima Cecilia Aldrighett, who went missing and whose body was discovered inside a plastic bag, in Mexico City, Mexico February 18, 2020. REUTERS/Edgard Garrido
People embrace during the funeral of seven-year-old Fatima Cecilia Aldrighett, who went missing and whose body was discovered inside a plastic bag, in Mexico City, Mexico February 18, 2020. REUTERS/Edgard Garrido

El cruel asesinato

Irma Reyes relató que la pareja y sus tres hijos llegaron el 15 de febrero al ejido de Tlazala, en el municipio de Isidro Fabela, ubicado en el Estado de México, en donde vive Irma y le preguntaron en dónde podían rentar un cuarto. Entonces les ofreció uno que estaba vacío desde hace 2 años y ahí se resguardaron.

Estuvieron en ese lugar hasta este miércoles cuando Irma veía la televisión y observó los rostros de Mario y Gladis Giovanna. Entonces fue a verlos, les preguntó quién mató a la niña y confesaron que abusaron sexualmente de Fátima y luego la mataron.

Al cuestionarlos si había sido por dinero, Irma dijo que Gladis aseguró que no, que Mario “quería una niña para hacerla su novia para toda la vida, quería un regalito” si no, agarraría (abusaría) a alguna de sus dos hijas.

Foto: REUTERS/Edgard Garrido
Foto: REUTERS/Edgard Garrido

Gladis le dijo que Mario le advirtió que no la dejaría entrar (a su casa) hasta que no le trajera una niña. Y entonces Gladys Giovanna sustrajo a Fátima para llevársela a su marido. Incluso, ella habría estado presente cuando ocurrió el abuso sexual porque le tenía mucho miedo.

Irma relató que al preguntarles qué más había pasado, la pareja reveló que mataron a la niña cuando vieron que estaban buscándola.

Tras las revelaciones de Gladis Giovanna y Mario, Irma Reyes los denunció y los entregó. Después llegaron los policías ministeriales y los arrestaron. Sin embargo, se encuentran detenidos por delito de cohecho en flagrancia al intentar sobornar a la policía, según narró la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ CDMX).

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

“No estaba arrepentido... el cobarde le echaba la culpa a ella”: los escabrosos planes del presunto asesino de Fátima

Mario amenazó a Gladis Giovanna con violar a sus hijas si no le conseguía a una niña: el terrible testimonio de la tía del presunto asesino

“Ella no lo haría, él es el violento”: la madre de Gladis Giovana dio sórdidos detalles de la vida en pareja de los presuntos asesinos de Fátima

“El Tortuga” y la mujer de los zapatos blancos: así eran conocidos en Tulyehualco los presuntos feminicidas del caso Fátima


MAS NOTICIAS