Adiós Premium: Pemex prevé dejar de producir combustible a finales de 2020

De acuerdo con los registros de la Subsecretaría de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía (Sener), más de 5,000,000 de vehículos utilizan este tipo de combustible en el país

Vista general de la refinería de Salamanca de la petrolera estatal Pemex (Foto: REUTERS)
Vista general de la refinería de Salamanca de la petrolera estatal Pemex (Foto: REUTERS)

A partir del próximo mes de agosto, Petróleos Mexicanos (Pemex) prevé dejar de producir gasolina Premium en todas sus refinerías: Madero, Cadereyta, Minatitlán, Salamanca y Salina Cruz.

La gasolina que consuman los mexicanos a partir de entonces será de importación, pues según las últimas previsiones del Programa Operativo Anual de Pemex (POA), el Sistema Nacional de Refinación ya no cuenta con la capacidad para producirla.

De acuerdo con los registros de la Subsecretaría de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía (Sener), consultados por El Universal, más de 5,000,000 de vehículos utilizan este tipo de combustible en el país.

Pemex Transformación Industrial (TRI) tiene planeado importar 103,000 barriles diarios de Premium tipo Ultra Bajo Contenido de Azufre (UBA) a un precio anual de USD 88.29 por barril y 3,000 barriles más de Premium con más azufre a un precio de USD 83.32.

Las compras externas se calculan en 3,420 millones de dólares, es decir, 68,104.8 millones de pesos.

Entre diciembre de 2018 y enero de 2019 Pemex registró una caída de 67% en la producción de este combustible. Los registros de la empresa mostraron que en enero de 2019 produjo en promedio 314 barriles al día de gasolina Premium, cuando la demanda era de 97,982 barriles diarios.

El brutal saqueo a Pemex

Imagen de archivo de camiones cisterna de la petrolera estatal mexicana Pemex, en la refinería Cadereyta (Foto: REUTERS/Daniel Becerril
Imagen de archivo de camiones cisterna de la petrolera estatal mexicana Pemex, en la refinería Cadereyta (Foto: REUTERS/Daniel Becerril

La dimensión del saqueo en Pemex es tan grande que millones de barriles de gasolina, diesel, turbosina y hasta Metil-Terbutil-Eter (MTBE-oxigenante que se mezcla con las gasolinas), no llegan a su destino y el principal motivo es el robo de hidrocarburos.

El llamado huachicoleo o robo de combustible es uno de los principales problemas que enfrenta México, ya que la importación de los petrolíferos, incluso aquellas que son adquiridas de Estados Unidos y enviados a través de poliductos da muestra de un saqueo en el país de esa índole.

De acuerdo con el diario El Universal, de 6,978 fichas de registro de producto inyectado a poliductos para ser enviados, 1,024 fueron clasificados como desviados.

Según Pemex, el desvío de petrolíferos entre junio y octubre de 2019 es de 13 millones 861,681 barriles. Además, una bitácora de Petróleos Mexicanos refleja los desvíos del producto durante la primera mitad de 2019.

 Plataforma Ku Maloob Zaap operada por la petrolera Pemex en el noreste de la zona de exploración y producción de la estatal en la bahía de Campeche (Fotos: REUTERS/Víctor Ruiz García)
Plataforma Ku Maloob Zaap operada por la petrolera Pemex en el noreste de la zona de exploración y producción de la estatal en la bahía de Campeche (Fotos: REUTERS/Víctor Ruiz García)

Por ejemplo, la bitácora detalló que en junio pasado, fueron colocados 109,40 barriles de gasolina premium para su envío en el poliducto Tuxpan-Poza-Rica-Azcapotzalco; sin embargo, no se recibió nada.

El 7 de junio del mismo año, se colocaron alrededor de 108,626 barriles, también de premium, pero tampoco se entregó nada, ese tipo de gasolina es la de mayor desvío, ya que su precio está por encima de la Magna.

De junio a octubre de 2019, el desvío de ese combustible fue de 3 millones 855,937 barriles. Luego le sigue el diesel, producto que se coloca en el segundo sitio como el más desviado, al sumar un millón 997 mil 138 barriles en la segunda mitad del año pasado.

Durante julio fue colocado un embarque de 45 mil barriles en el poliducto de Tuxpan-Poza Rica pero nunca arribó.

El diesel UBA es el tercer producto con ese problema, pues el año pasado desaparecieron más de un millón de barriles.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: