(Captura de pantalla: Grupo Fórmula)
(Captura de pantalla: Grupo Fórmula)

Luego de darse a conocer el caso de Brenda “N”, una mujer que fue enviada en agosto de 2018 a la cárcel distrital varonil de Calera, en Zacatecas, y que fue víctima de abuso sexual por un custodio, se ha difundido un video donde denunció sus temores, así como su intención de cambiarse de penal femenil.

Las imágenes son de la audiencia de la imputada, realizada el 14 de septiembre de 2018, tras un mes de estancia en Calera. Ahí, le dijo a la juez Esmeralda Castro su preocupación de permanecer en dicho penal:

“Sí quiero estar en mejores condiciones. Aquí estoy muy bien, me encuentro muy bien, me han tratado muy bien, la verdad. No tengo ninguna queja, pero sí tengo un poco de miedo”, declaró Brenda, luego de ser violada en seis ocasiones.

De acuerdo con las recomendación de la Comisión de Derechos Humanos de Zacatecas, en ese momento Brenda estaba amenazada por el comandante de la prisión; aún no había denunciado las agresiones sexuales.

Ocho de cada diez mujeres reclusas sufren tortura sexual según el Inegi (Foto: especial)
Ocho de cada diez mujeres reclusas sufren tortura sexual según el Inegi (Foto: especial)

“Sé que no es el lugar ideal para mí. Pero como no tengo ningún tipo de familia ni nada que me apoye, en esa cuestión de saber lo que es allá (penal femenil de Cieneguillas). Por eso necesito información”, se puede escuchar a Brenda en el video conseguido por Imagen Televisión.

Ante los señalamientos y la voz entre quebrada de la imputada, la juez reconoció que la estructura del penal de Calera no era conveniente para ella.

El lugar donde usted se encuentra no es idóneo, Brenda, porque ahorita tiene poco tiempo, pero no sabemos de qué manera concluya su proceso. Las áreas están diseñadas prácticamente para los masculinos”.

A lo que Brenda respondió: “Sí, tengo miedo, la verdad. Tengo miedo. A lo mejor por las pláticas que dicen”.

La mujer pasó 27 días en un penal varonil (Foto: archivo)
La mujer pasó 27 días en un penal varonil (Foto: archivo)

Inicialmente las autoridades del gobierno de Zacatecas acusaron a la juez de tardarse 21 días en trasladar a Brenda al penal femenil de Cieneguillas, Zacatecas; sin embargo, Esmeralda Castro lo ordenó ese mismo día:

“Hay personal suficiente de custodia para cuidarte (en Cieneguillas) porque ese es uno de tus derechos, cuidar y proteger su integridad física.

Aunque tenga calidad en este momento de imputada, usted tiene derechos y deben respetarse. Entonces ¿está de acuerdo ya en el traslado?”, le preguntó la juez a Brenda, quien contestó que “Sí”.

Según la Comisión de los Derechos Humanos de Zacatecas fue hasta el 19 de septiembre, 5 días después de su traslado, que Brenda denunció las violaciones y amenazas que sufrió en Calera.

El custodio fue cesado de su cargo (Foto: Especial)
El custodio fue cesado de su cargo (Foto: Especial)

El presidente del Tribunal de Justicia de Zacatecas, Arturo Nahle, negó que la jueza Esmeralda Castro haya sido la responsable de que Brenda fuera internada en el penal de Calera, donde fue abusada sexualmente por un custodio.

“Todos los ceresos en Zacatecas son mixtos, el único cereso femenil que hay en el estado es el de la capital. La autoridad penitenciaria no se manda sola. La juez solamente decretó la prisión preventiva y hasta tres semanas después el defensor pidió el traslado a un penal distinto y la jueza dio la autorización y el mismo día se hizo el traslado”, señaló Arturo Nahle, presidente del Tribunal Superior de Justicia de Zacatecas.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: