La burocracia impide la aplicación de leyes en materia de videojuegos

Pese a que desde el 2018, los legisladores aprobaron dos reformas para sancionar a quienes vendan juegos inapropiados a menores de edad, la Secretaría de Gobernación no he emitido los lineamientos de clasificación

El tiroteo ocurrido a finales de la semana pasada en el colegio Cervantes ubicado en Torreón, Coahuila, que terminó con la vida de una maestra de 50 años y del atacante, un niño de sólo 11 años de edad, reavivó el debate sobre la violencia a la que está expuesta la infancia en México.

En sus primeras declaraciones, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, señaló que el videojuego Natural Selection pudo haber influido al niño que disparó contra su maestra, compañeros y luego se suicidó.

El argumento de este videojuego se basa en una batalla entre aliens contra marines dentro de una atmósfera espacial, que recuerda a la propuesta por Metroid Prime. El principal atractivo de este título es la pelea por la supervivencia de los elementos basada en la estrategia de los equipos conformados por varios jugadores.

Aunque muchos de los videojuegos contienen imágenes violentas, no existe evidencia que los vinculen directamente con ese tipo de hechos, ésta sigue siendo una idea que puede provocar temor.

 El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, consideró que el videojuego Natural Selection pudo haber influido al niño que disparó contra su maestra, compañeros y luego se suicidó. REUTERS/Daniel Becerril
El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, consideró que el videojuego Natural Selection pudo haber influido al niño que disparó contra su maestra, compañeros y luego se suicidó. REUTERS/Daniel Becerril

De acuerdo con Ernesto Piedras, director general de The Competitive Intelligence Unit, en México existen alrededor de 70 millones de videojugadores “lo que enarbola la violencia no es un videojuego, son temas sociales y la disponibilidad de armas”, aseguró al diario Excelsior.

Desde mayo de 2018, los legisladores mexicanos aprobaron dos reformas legislativas: una a la ley Orgánica de la Administración Pública Federal y otra a la ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para sancionar a quienes vendan juegos inapropiados a menores de edad. Ahí entran los videojuegos.

Las reformas establecían una multa de entre 3 mil y 30 mil días de salario mínimo para quien distribuya, venda o rente videojuegos que no muestren la clasificación correspondiente en su cubierta o los vendan a menores de edad.

Asimismo, determinaron que la Secretaría de Gobernación (Segob) es la encargada de vigilar que los juegos “estén dentro de los límites del respeto a la vida privada, la paz y la moral públicas y a la dignidad personal, así como al interés superior de la niñez, y no ataquen los derechos de terceros, ni provoquen la comisión de algún delito o perturben el orden público”.

Además, se estableció que la Segob es la encargada de expedir los lineamientos que establezcan los criterios de clasificación de los videojuegos que se distribuyan y vigilar su cumplimiento.

A mitad del 2019 aún se planteaba la regularización. Se le dio un plazo de 60 días a la segob para emitir los lineamientos, pero a pesar de que ha pasado casi dos años de esta aprobación, la clasificación mexicana para los videojuegos no se ha concretado.

¿Cuál es la clasificación actual de los videojuegos?

La industria del videojuego ya cuenta con una clasificación internacional establecida por la ESRB (Entertainment Software Rating Board) que es la Junta de Clasificación para Software de Entretenimiento en Estados Unidos, la cual es utilizada en México, Estados Unidos y Canadá.

Esta clasificación data de 1994, debido a una controversia surgida por el videojuego de Mortal Kombat, la cual es conocida por su gran cantidad de sangre y violencia.

El sistema ESRB emplea letras alfabéticas para indicar a los padres de familia la etapa para la que es adecuado el videjouego.

Esta es la clasificación:

-eC (Early Childhood): Usualmente son desarrollados para niños pequeños y suelen ser de orientación educacional.

-E (Everyone): Para todas las edades. PUeden contener algo de animación, violencia fantástica o el uso de insultos suaves. También se aplica a los videojuegos de deportes.

-E 10+: Para mayores de 10 años. Las animaciones tienen más violencia leve o fantástica, insultos regulares o temas sugerentes y aquí entran famosos títulos como LEGO y Sonic Unleashed.

-T: Para adolescentes. Adecuados para personas de entre 13 años. En estos videojuegos hay más sangre, violencia moderada y temas sugestivos. En esta categoría están Street Fighter IV y Guitar Hero.

-M: (Maduro 17+) En estos videjuegos para personas de 17 años o más hay violencia, temas sexuales, insultos y horror. South Park y Resident Evil se encuentran en esta categoría.

-Ao: (Sólo adultos). Violencia intensa, sangre, temas sexuales, desnudez y lenguaje soez caracterizan a estos videojuegos.

¿Qué dice la legislación mexicana?

(Foto: Facebook GamePlanet)
(Foto: Facebook GamePlanet)

El artículo 69 Bis de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, dice a la letra:

"La Secretaría de Gobernación expedirá los lineamientos que establezcan criterios de clasificación de los videojuegos que se distribuyan, comercialicen o arrienden, por cualquier medio, y vigilará su cumplimiento.

Los distribuidores de videojuegos deberán imprimir o adherir en la portada de los videojuegos y en su publicidad la clasificación que corresponda, de acuerdo con los lineamientos a los que refiere el párrafo anterior. Los comercializadores de videojuegos deberán abstenerse de publicitar, exhibir, vender o arrendar videojuegos cuya clasificación no sea visible en los términos que señalen los lineamientos.

Los comercializadores y arrendadores de videojuegos están obligados a exigir a las personas que pretendan adquirir o arrendar videojuegos clasificados como exclusivos para adultos, que acrediten su mayoría de edad, sin lo cual no podrá realizarse la venta o renta."

Sin embargo, esto no ha ocurrido.

Actualmente, la Secretaría de Gobernación es la que regula los contenidos audiovisuales en México.

Con fundamento en los artículos 217 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, 6, fracción XVI y 34, fracciones I y IV del Reglamento Interior de la Secretaría de Gobernación, esta dependencia regula y categoriza los contenidos audiovisuales, basándose en los siguientes elementos: violencia, sexualidad, adicciones y lenguaje.

“(...) Considerando la concurrencia y grado de exposición de estos elementos, la clasificación podrá ser: “AA” contenido dirigido al público infantil; "A" contenido apto para todo el público; "B" contenido para adolescentes; “B15” contenido para adolescentes mayores de 15 años; "C" contenido no apto para personas menores de 18 años; y "D" contenido extremo y adulto”.

La Clasificación “AA” son programas dirigidos a las niñas y niños, con contenidos predominantemente positivos que tienen como fin promover el libre desarrollo armónico e integral de ese sector de la población.

La Clasificación "A" son programas aptos para todo tipo de audiencias con contenidos que buscan propiciar la integración de las familias y la convergencia de audiencias; la Clasificación "B" son programas aptos para audiencias a partir de los 12 años de edad, en los cuales pueden mostrarse escenas o diálogos con violencia, adicciones o sexualidad en un contexto informativo y siempre que se encuentren justificadas y se muestren proporcionalmente sus consecuencias negativas.

La “B15” son programas aptos para audiencias a partir de los 15 años de edad en las cuales se permite un aumento gradual en las escenas o diálogos con violencia, adicciones o sexualidad, las cuales no deben ser detalladas y deben mostrarse sus consecuencias negativas; la Clasificación "C" son programas en los cuales pueden mostrarse diálogos, imágenes o situaciones que pudieran resultar inapropiados para personas menores de 18 años, sin que puedan incluirse escenas o diálogos de violencia, adicciones y sexualidad excesivamente detalladas.

Mientras que la Clasificación "D" consiste en programación adulta, en la cual se permite contenido extremo de violencia, adicciones y sexualidad, es decir, son contenidos con elementos agravantes para el desarrollo armónico de los menores de edad, al incluir en un alto grado de exposición y detalle escenas, imágenes o diálogos con violencia extrema, contenido sexual explícito, consumo o inducción a consumo de drogas ilegales, tabaquismo y alcoholismo graves, y lenguaje soez u obsceno.

MÁS DE ESTE TEMA: