(Foto: Saúl López/Cuartoscuro)
(Foto: Saúl López/Cuartoscuro)

La crisis de agua en el mundo empeora año con año, por lo que la probabilidad de que el planeta llegue al “Día Cero”, en el que el líquido vital se agote, es cada vez mayor.

El caso particular de México es preocupante. El país es uno de los que tiene más estrés hídrico; este término se refiera al porcentaje que un territorio consume del total de agua de la que tiene disponible en un año.

Una de las principales razones por las que se agota este recurso es el crecimiento de la población, informó el medio El Financiero.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Según el Instituto de Recursos Mundiales (WRI por sus siglas en ingles), México se ubica en el lugar 24 de 164 países analizados que presentan este problema, por lo que está catalogado en un nivel alto.

En promedio, al año en el país se consume entre 40 y 80% de las reservas de agua. Entre más lo hace, más se acerca a la posibilidad de agotar el elemento.

El organismo también ha clasificado a los estados en categorías del 1 al 5 (la calificación más grave), dependiendo de la cantidad de agua que consumen. Baja California Sur es el estado con el mayor estrés hídrico de todo el país, por lo que fue acreedor de la puntuación máxima.

(Foto: SAÚL LÓPEZ / CUARTOSCURO)
(Foto: SAÚL LÓPEZ / CUARTOSCURO)

En segundo lugar se encuentra Guanajuato con 4.94, en tercero Ciudad de México con 4,9. Los siguientes estados calificados fueron:

Aguascalientes 4,81

Estado de México 4,76

Querétaro 4,71

Hidalgo 4,63

Chihuahua 4,64

Zacatecas 4,63

Sonora 4,6

Nuevo León 4,44

Morelos 4,33

Jalisco 4,22

Tamaulipas 4,11

Colima 3,74

Tlaxcala 3,36

Baja California 3,28

Michoacán 3,28

San Luis Potosí 3,23

Coahuila 3,15

Puebla 3,05

Durango 3,02

Nayarit 2,93

Yucatán 2,49

Quintana Roo 1,95

Guerrero 1,82

Veracruz 1,65

Campeche 1,47

Oaxaca 1,22

Chiapas 0,84

Tabasco 0,08

Cómo enfrentar al estrés hídrico en México

La República Mexicana, a pesar de ser un territorio con relativa abundancia de agua, sufre de un problema por el agotamiento de este líquido. Por lo menos ocho de las 13 regiones hidrológicas del país se enfrentan a grados de presión altos o muy altos, según Gabriela Morales, gerente de Gestión Hídrica y Resiliencia Urbana del Instituto de Recursos Mundiales.

Esto debido a que aunque se han invertido recursos en la infraestructura hídrica del país, México se ha olvidado del cuidado a la ecología, por lo que la experta aconseja destinar financiamiento a recursos naturales.

“Aunque la incorporación de la infraestructura natural es tan sólo una de las alternativas posibles en el marco de un reto por demás complejo, es sin duda alguna indispensable para transitar hacia una visión sistémica e integrada en torno a la seguridad y la resiliencia hídrica de las ciudades", explicó Morales en la página web del organismo.

(Foto: Pixabay)
(Foto: Pixabay)

“Los servicios ambientales pueden proporcionar una función similar a una infraestructura más flexible, como cuencas sanas que purifican el agua o manglares que protegen la costa de tormentas extremas. La infraestructura natural también ayuda a mantener la infraestructura gris: los bosques aguas arriba ayudan a prevenir la erosión del suelo que de otro modo ensuciaría los embalses, limitando el espacio disponible para el agua y obstaculizando las turbinas hidroeléctricas”, agregó el especialista Todd Gartner, director del programa Cities4Forest e Iniciativa de Infraestructura Natural.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS