Era el 9 de diciembre de 2005, pocos minutos después de las 06:00 cuando en el noticiario 1:N (Primero Noticias) de Televisa, que conducía el periodista Carlos Loret de Mola se transmitó en vivo la supuesta captura de tres presuntos secuestradores y la liberación de tres víctimas en un operativo de elementos de la ya desaparecida Agencia de Investigación Federal (AFI) a cargo de Genaro García Luna.

En la transmisión se observa a elementos de la AFI llegar al rancho Las Chinitas, ubicado en la carretera México-Cuernavaca, iban seguidos del reportero Pablo Reinah, quien iba narrando el operativo acompañado de su camarógrafo, junto con un reportero y camarógrafo de TV Azteca, que también transmitió en vivo el supuesto operativo.

Se observa cómo los agentes fuertemente armados entran al rancho y someten a un hombre que ya estaba en el suelo boca abajo y esposado , le exigen que levante la cara y que se identifique y dice llamarse Israel Vallarta. Le preguntan cuánta gente tiene secuestrada y responde que tres. Los agentes exhiben dos armas de alto poder, supuestamente propiedad de los presuntos delincuentes.

Después Pablo Reinah va a un rincón de la casa donde se encuentra una mujer sentada en el suelo y cubierta con una manta blanca de la que de inmediato asegura que es de origen francés y comienza a interrogarla con la complacencia de los elementos de la AFI.

Israel Vallarta, novio de Florence Cassez y presunto líder de la banda de secuestradores
Israel Vallarta, novio de Florence Cassez y presunto líder de la banda de secuestradores "Los Zodicaco", en el momento de su detención (Foto: captura de pantalla)

“Yo no tuve nada que ver: No soy su esposa. ¿Qué hacía aquí? Nada, yo no sabía nada. ¿Qué hacía aquí en donde hay tres personas secuestradas? Yo no sabía. No lo sabía. ¿Qué hacía usted aquí? ¿Cómo llegó? Él es mi novio me estaba dando chance de quedarme aquí en su casa mientras tomaba un departamento”.

Luego, el reportero se dirige a interrogar al presunto secuestrador.

¿Cuál es su nombre? Israel Vallarta. A ver, platíquenos cómo es que usted urdió este secuestro. No, yo no ordené nada, a mí me ofrecieron dinero para prestar mi casa. Aquí hay tres, yo no sabía que eran tres personas. ¿Usted sabía que eran tres personas que estaban secuestradas? ¿Usted participo en el secuestro? Sí, a mí me pagaron ¿Cuánto? Lo que fuera, no tengo ni idea de cuánto, lo que me fueran a dar”.

Israel Vallarta, presunto líder de la banda de secuestradores “Los Zodiaco” se queja y uno de los agentes le pregunta que si le duele algo, que si se lastimó y el presunto secuestrador le responde que él le pegó. Después le vuelven a preguntar quién lo golpeó y él primero voltea a ver los agentes, después a la cámara y responde que nadie le hizo nada.

El reportero le pregunta si han sido tres semanas las que ha tenido a los secuestrados en ese lugar a lo que Israel Vallarta responde que no sabe exactamente desde cuando están las víctimas en ese lugar, porque desde hacía tres semanas se los habían llevado para su custodia.

Cuando el reportero de Televisa llega a donde se encuentra Florence Cassez, ya sabía que era de nacionalidad francesa (Foto: captura de pantalla)
Cuando el reportero de Televisa llega a donde se encuentra Florence Cassez, ya sabía que era de nacionalidad francesa (Foto: captura de pantalla)

Luego, Pablo Reinah va al lugar donde se encuentran las tres víctimas de secuestro. Todo esto se transmitió en vivo en 1:N.

El 15 de marzo de 2006, la periodista Yuli García habló sobre cómo descubrió el montaje televisivo de la detención de Cassez y recordó que cuando su investigación periodística fue difundida en el programa Punto de Partida, también de Televisa, el entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, aseguró que el montaje se había hecho a petición de las televisoras Televisa y TV Azteca.

Sin embargo, lo que parecía una historia policíaca transmitida en vivo se transformó en toda una farsa judicial cuando, dos meses después Florence desde la cárcel acusa a Genaro García Luna de montar la detención televisada, el funcionario federal y pieza clave en el sexenio de Felipe Calderón, reconoció que el operativo fue recreado y que las detenciones se habían hecho un día antes. Así comenzó una serie de acusaciones contra el gobierno federal por violaciones al debido proceso y omisiones en el caso.

Los agentes de la AFI tardaron cinco horas y 45 minutos en presentar a Cassez ante las autoridades, no le otorgaron contacto consular en su primera declaración como lo indica la Convención de Viena y el montaje realizado por García Luna violó su presunción de inocencia.

Se ignoró la declaración de Vallarta, quien exculpó a Cassez de participación o conocimiento de los secuestros. Además, los dichos de las víctimas, así como de las autoridades, específicamente sobre Florence cambiaron constantemente y se contradecían.

Los agentes de la AFI al momento de entrar al rancho donde supuestamente detuvieron a tres secuestradores y liberaron a tres víctimas (Foto: captura de pantalla)
Los agentes de la AFI al momento de entrar al rancho donde supuestamente detuvieron a tres secuestradores y liberaron a tres víctimas (Foto: captura de pantalla)

En abril de 2008, Cassez fue condenada a 96 años de prisión por cuatro secuestros, asociación delictuosa y posesión de armas prohibidas. Sin embargo, en marzo de 2009 la pena es reducida en apelación de la defensa a 60 años de cárcel.

El caso provocó un choque diplomático entre Francia y México, los europeos exigían la extradición de su compatriota, el gobierno de Felipe Calderón sostenía que la condena la cumpliría en tierras mexicanas.

En marzo del mismo año, el entonces presidente Calderón afirmó que Cassez no será extraditada a Francia y continuará su condena en México. Dos meses después, se presenta el testimonio de David Orozco, integrante de “Los Zodiacos”, quien hunde más a la joven tras acusarla de planear y ejecutar plagios, así como cuidar a las víctimas.

Para 2010, el gobierno de México confirma que el caso de la ciudadana francesa está concluido y es declarada culpable con base a las pruebas y evidencias presentadas. En mayo de este año, el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, solicita a Felipe Calderón que la ciudadana francesa sea entregada a ese país para que allá cumpla su condena, petición que fue denegada.

Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública en el sexenio del ex Presidente Felipe Calderón autor de montaje FOTO: TERCERO DÍAZ /Cuartoscuro
Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad Pública en el sexenio del ex Presidente Felipe Calderón autor de montaje FOTO: TERCERO DÍAZ /Cuartoscuro

En febrero de 2011, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ratifica la sentencia de Florence Cassez. Esta decisión profundiza diferencias diplomáticas entre México y Francia. Cuatro meses más tarde, el juez Primero de Distrito de Procesos Penales Federales en Nayarit, José Clemente Cervantes, ordena la liberación de varios integrantes de, la banda “Los Zodiaco”, pero no así la de Vallarta y Cassez.

Ese mismo año, la defensa de Florence Cassez se jugó su última carta al presentar un recurso de revisión ante SCJN. El ministro Juan Silva Meza cedió a la Primera Sala el caso para realizar un estudio que determine la situación legal de la francesa, fue así como esta sala se avocó a estudiar el caso y lo turnó al ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, actual presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, para la formulación del proyecto de resolución. Un año más tarde en 2012 el ministro Zaldívar Lelo de Larrea da a conocer el proyecto el dictamen y propone la liberación inmediata de la francesa por violaciones al debido proceso. No se pronunció por la inocencia o culpabilidad de la ciudadana francesa.

Entre los magistrados que votaron a favor de la liberación de Cassez se encontraba el propio Arturo Zaldívar, Olga Sánchez Cordero (actual secretaria de Gobernación) y Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena.

Para enero de 2013, sin declararla culpable o inocente, la Primera Sala de la SCJN ordenó la inmediata liberación de Cassez Crepín, al dejar sin efectos su condena de 60 años de prisión por considerar que el montaje televisivo sobre su captura vició todo el proceso penal en su contra.

MAS SOBRE ESTE TEMA: