AFP 163
AFP 163

"Florence Cassez está libre, pero no es inocente", aseguró la jueza en una entrevista con el Grupo Imagen Multimedia y señaló que fue liberada debido a las agravantes en su proceso que violentaron sus derechos fundamentales.

Sánchez, ministra de la Suprema Corte de Justicia mexicana, rechazó las críticas por el fallo y negó que esta liberación "dé pauta para que salgan muchos secuestradores", ya que no se trató sobre la inocencia o culpabilidad de la señalada.

"Creo que es un poco difícil de traducir nuestra función al lenguaje cotidiano de la gente; pero en lo personal, estoy satisfecha por la resolución que se tomó. Nosotros, los jueces constitucionales, no nos regimos por una opinión mayoritaria del público ni de la sociedad, tenemos que cumplir una obligación constitucional", destacó.

La jueza enumeró los errores cometidos durante el proceso contra la ciudadana francesa, acusada de participar de una red de secuestradores: "No se respetó el principio de presunción de inocencia y el derecho fundamental al debido proceso, no se le dio la asistencia consular oportuna, entre otras cosas. Además de haber sido puesta a disposición muchas horas después de que fue detenida".

De acuerdo con su opinión, el montaje de los medios de comunicación provocó que los testimonios fueran cambiando conforme el proceso avanzaba, lo que la sociedad desconoce.

"Tengo constancias, las declaraciones, el expediente en donde no se llamaron a muchísimas personas que se debieron llamar. (…) La gente no sabe qué viene en ese expediente y yo sí. Tengo casi un año estudiándolo y metiéndome a profundidad", insistió.