Abril Pérez Sagaón murió el 25 de noviembre en pleno Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer cuando dos sujetos se en motocicleta se acercaron en el carro donde viajaba ella y frente a sus hijos le dispararon dos veces en la cabeza Foto: (Facebook)
Abril Pérez Sagaón murió el 25 de noviembre en pleno Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer cuando dos sujetos se en motocicleta se acercaron en el carro donde viajaba ella y frente a sus hijos le dispararon dos veces en la cabeza Foto: (Facebook)

García sufrió violencia intrafamiliar, confirmó la hija mayor de la pareja y los hermanos de la regiomontana, asesinada el pasado lunes 25 de noviembre mientras viajaba al aeropuerto junto con sus hijos y el abogado de la familia.

El año pasado intentó ahorcarla y ella se defendió pateándolo, relataron sus allegados. Pero fue el 4 de enero cuando su vida corrió peligro como nunca antes.

Mientras Pérez Sagaón dormía, García la golpeó con un bate de béisbol.

Ella despertó pensando que estaba temblando y le había caído una loza encima, pero al darse cuenta que había sido golpeada por su esposo intentó escapar. Recibió dos golpes más con el mismo objeto y fue arrastrada hacia un armario, donde presuntamente la habría intentado degollar con un cuter.

Al escuchar los gritos, uno de sus hijos acudió a su recámara e intervino para salvarle la vida.

Los tres golpes con el bate que García le dio a Pérez Sagaón le provocaron fractura de cráneo, además quedó con profundo corte en el cuello y la barbilla.

Horas antes, Abril le había externado su decisión de separarse por el bien de ella y de sus hijos ante la violencia ejercida.

Lo que no fue bien recibido por Juan Carlos quien la acusó de tener un amante, lo que ella categóricamente negó.

Minutos después de la agresión, García escribió extraños mensajes en su cuenta de Twitter acusando a Abril de tener una amante y de haberle “robado” 26 años de su vida e intentar “matarlo”. A pesar de que fue lo contrario, según constataron las autoridades en la revisión de los hechos, por eso iniciaron un proceso legal en su contra y fue ingresado a un reclusorio, a pesar de que meses después lo dejaron libre.

Abril Pérez Sagaón estaba casada con un alto ejectuvo de la empresa de electrodomésticos Elektra y ex director de Amazon México (Foto: Especial)
Abril Pérez Sagaón estaba casada con un alto ejectuvo de la empresa de electrodomésticos Elektra y ex director de Amazon México (Foto: Especial)

Durante su separación él contrató a un detective para que siguiera a Abril a todos lados, denunció ella ante un juez de distrito, lo que él nunca negó.

La violencia también era económica a pesar de que Juan Carlos García había escalado a puestos importantes en su carrera laboral, como CEO de Amazon México y directivo de comercio electrónico de Elektra.

Su hija confirmó que Abril se veía en duras penas para pagar los constantes traslados de avión de ella y sus hijos de Monterrey a la Ciudad de México para cumplir, a como diera luga,r con todas las citas que el juzgado le imponía durante el proceso legal contra su ex esposo, todo con tal de no perder la custodia de sus hijos.

“Mi papá es un sociópata narcisista”: hija mayor de la pareja

En Twitter Ana C. quien se identificó como la hija mayor de la pareja, compartió la noticia de su asesinato y señaló como fue testigo de que su madre sufrió violencia por muchos años mientras estuvo casada con su padre a quien define como “sociópata narcisista”.

Mediante el hashtag #LaVozdeAbril, la joven ha levantado la voz por su madre, quien falleció por las heridas de bala recibidas en pleno Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En una respuesta a otro tuit, Ana Cecilia comentó que su madre llegó a perdonar a Juan Carlos, después de que el hombre estuviera en la cárcel por atentar contra su vida.

Este viernes, durante una entrevista con una radiodifusora, la hija mayor de la pareja relató el calvario de la relación entre sus padres, y la crudeza en su concepción de niña de vivir con violencia y verlo como una normalidad.

“La verdad es que vivimos una violencia familiar por muchos años de mi vida, sino es que todos los años de mi vida… Y como crecí en un ambiente familiar tóxico, a mí me costó mucho darme cuenta de que eso no era lo normal”, describió.

—¿Tú papá los violentaba a ustedes también, a ti y a tus hermanos?

—Sí, siempre estuvimos recibiendo violencia, psicológica, verbal y física.

—¿Tienes alguna mínima duda o tal vez esperanza de que en realidad el autor intelectual no sea su papá?

—Lo que yo que creo es la justicia, en la justicia por mi madre.

—¿Están recibiendo ayuda psicológica, Ana Ceci?

—No, porque todo esto nos dejó sin dinero. No tenemos los recursos.

—¿Se mudaron a Monterrey este año después de que tus papás se separaron?

—Nos mudamos porque mi mamá decidió que alejarnos lo más posible de mi papá, era lo mejor. Ella creía que podía rehacer su vida con su hijos, lo más lejos de ese hombre. Vivimos en un ambiente muy tóxico que afecta todos y cada uno de los aspectos de tu vida, yo admiré mucho a mi mamá por soportar todo y finalmente decidir el divorcio para el bien de todos. Rompimos relación con mi papá, no queremos saber nada de él.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: