En Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, se han encontrado diversas fosas clandestinas FOTO: FERNANDO CARRANZA / CUARTOSCURO
En Tlajomulco de Zúñiga, Jalisco, se han encontrado diversas fosas clandestinas FOTO: FERNANDO CARRANZA / CUARTOSCURO

Aunado al horror de encontrar cientos de fosas clandestinas se suma una verdad despiadada: la violencia y el marco de indefensión que rodea a los niños. Los cuerpos de cinco menores y siete nonatos forman parte de la larga lista de los más de 800 cadáveres que se encuentran sin identificar en la morgue el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses. Los cuales llegaron al forense en el lapso de un año y hasta el momento nadie ha ido a reclamarlos.

En la recién estrenada plataforma de Personas Fallecidas Sin Identificar o “Registro PFSI” del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) existe un listado de 812 cuerpos de personas que no han sido reclamadas desde el 19 de septiembre de 2018 al 29 de octubre pasado.

Hasta hace una semana, 602 eran hombres (74.1%), 68 mujeres (8.4%) y 142 de sexo desconocido (17.5%). El avanzado estado de descomposición o la falta de algunas de las partes han hecho imposible que éstas últimas puedan ser reconocidas, según el registro PFSI.

Las cifras más altas de los que se pudo identificar su sexo se encuentran las personas de edades de 31 y 70 años.

Lo que ha sorprendido a los encargados de este análisis es la presencia, a la fecha, de siete no natos, cinco varones y dos del sexo femenino, pero sobre todo cuatro niños y una niña, que también perdieron la vida, la gran mayoría en incidentes violentos o accidentes viales, pero nunca nadie acudió a identificarlos.

Las cifras de personas fallecidas en el registro de PFSI pueden variar frecuentemente, ya que al momento de que los cuerpos son reclamados por sus familiares, éstos se retiran del registro y dejan de ser contabilizados.

En septiembre fueron ingresados 116 cuerpos, siendo el mes que más registros no reclamados tuvo, con 14.3 %, seguido de junio, cuando se recibieron 85 personas sin reclamar.

Sube a 22 el número de cadáveres encontrados en Tlajomulco

Este viernes se informó que aumentó a 22 los cuerpos encontrados en la fosa de El Zapote, en Tlajomulco de Zúñiga. Hasta ahora, sólo han sido identificados tres de ellos, mismos que tenían carpeta de investigación ante la Fiscalía Especializada en Personas Desaparecidas.

La Fiscalía de Jalisco detalló que se trata de cinco son mujeres y 16 hombres, asimismo uno más está por determinarse su género.

Según indicó la dependencia, no se tienen pendientes en el procesamiento de bolsas por parte del Instituto Jaliscienses de Ciencias Forenses (IJCF) y no se cuentan con partes anatómicas sin relacionar.

El personal de la Fiscalía y peritos del IJCF continúan en el lugar realizando los trabajos de búsqueda de más cuerpos.

De manera extraoficial se tuvo conocimiento que la causa de muerte han sido en su mayoría, lesiones de arma punzocortante y contusión de tórax. Asimismo de acuerdo con personal de la Fiscalía Estatal que prefirió guardar el anonimato, al ser distinta la causa de muerte de las víctimas halladas en otras fosas y por la diferencia de mutilaciones, podría ser una célula o agrupación distinta la que cometió estos crímenes.

Cada persona, una historia, un pasado y una incógnita

A mediados de octubre se dio a conocer la historia de Adriana Michelle Álvarez Orozco, de 16 años, quien desapareció en 2017 y hace unas semanas fue encontrada, por casualidad, por una amiga de la familia, en el Sevicio Médico Forense (SEMEFO), de Lagos de Moreno, mientras buscaba a su hermano y sobrino, también desaparecidos. Para evitar este tipo de casos, el gobierno de Jalisco implementó la página web para la identificación de cuerpos.

El micrositio Registro de Personas Fallecidas Sin Identificar (PFSI) fungirá como una herramienta para lograr agilizar la identificación de las personas fallecidas y se encuentren en las morgues estatales bajo el estatus de no identificado.

El acceso es por la vía digital cienciasforenses.jalisco.gob.mx/registro_pfsi.php, en donde se detallan las características físicas de los cuerpos y las condiciones de su aseguramiento.

El registro se deriva del convenio del Instituto de Transparencia e Información Pública de Jalisco (ITEI) con el ejecutivo estatal, con la intención de resolver los reclamos de colectivos de búsqueda de personas desaparecidas, generados con la crisis forense de hace un año, cuando un tráiler circuló por varios municipios con más de 400 cuerpos.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: